Administrar

"Crónica de los avatares de mis cánceres y sus secuelas" (de laringe, de piel, de pulmón) y otros asuntos, y traducción de artículos de "Anotacions més o manco impertinents".

José Luis Sampedro: impertinente

mirollull2 | 05 Diciembre, 2005 11:38

Hoy mi impertinencia es la pertinencia de hablar de un impertinente.

Por suerte, aunque no muchos, impertinentes han existido y todavía existen.

Yo deseaba conocer a dos personalmente. Los libros que tengo de ambos, están, en dos grupos, en el mismo estante.

Uno no estuvo a mi alcance, ni por el lugar ni por el idioma: Bertand Russell.

Del otro, al irme a vivir a Madrid, pensé que podría presentarse la ocasión, pero durante años no me atreví a intentarlo por creer que sería casi inaccesible.

Entretanto, un buen día, mi mujer, en una entrevista que le hicieron por una emisora de Linografíaradio a la cual tenía que acudir varias veces, oyó que coleccionaba figuras de búhos.

Dicho y hecho, realicé una linolgrafía de un búho; le escribí a la emisora diciéndole que había hecho un grabado para él y preguntándole dónde se lo podía.

Y así comenzó la amistad con el escritor, economista y subdirector del Banco Exterior de España que yo imaginaba inaccesible.

En el año 1989, al hacer una exposición de obra gráfica en Palma –hasta hoy, mi última exposición individual–, él, José Luis Sanpedro, escribió el texto del catálogo y vino a Palma con motivo de la inauguración. Puesto que venía, me pidieron que le propusiera dar una conferencia en, a la sazón, Escuela de Estudios Empresariales. Aceptó inmediatamente. Fue un acto ameno, ilustrativo y clarificador; lógicamente, con ciertas “impertinencias” relativas a la aplicación acomodaticia y usual de la economía. Y siempre he sentido no haber grabado la conferencia con el subsiguiente coloquio.

Al llegar Sampedro a Palma –yo lo había hecho unos días antes– le pregunté qué remuneración se le tenía que dar. Su respuesta fue que había venido a Palma por mí, que yo le había propuesto su conferencia, por tanto era una cuestión de amistad conmigo, y con esto se daba por satisfecho.

Desde que le conozco –aunque también antes– José Luis Sanpedro ha manifestado de palabra y por escrito su pensamiento sabio, claro e independiente –que también podríamos decir “política y socialmente incorrecto”– o sea, “impertinente”; de todo lo cual son una buena prueba sus reflexiones sobre la inflación, el mercado, la globalización, la invasión de Irak, y sobre la manera se ser y vivir todos los días con toda la dignidad posible.

Ahora, de un curso que, dentro del ciclo «El Autor y su Obra», impartió Sanpedro en la Universidad Menéndez Pelayo el verano de 2003, con las grabaciones y el trabajo de Olga Lucas, su esposa, ha salido un libro de profundo sentido vital en el que tampoco faltan las “impertinencias”. He aquí una muestra, hablando de “su tiempo”, el de antes de la guerra (la civil nuestra): «Prueba de ello es la carcajada unánime en la que estallaron ustedes ayer cuando les dije que aquél era un país tan diferente a éste que en él, cuando un ministro metía la pata dimitía. Les sorprendió, claro, porque esas cosas ya no ocurren, ¿verdad? Pues sí, esas cosas pasaban y ya no pasan ni en el nuestro ni, en menor medida, tampoco en otros países. [...] Sí, esto es ahora así y se debe, en mi opinión, a la pérdida de algo gravísimo, importantísimo que yo quisiera destacar y que se llama dignidad. Cuando no se tiene sentido de la dignidad, uno no se siente culpable.»

El libro se titula Escribir es vivir.

comentarios

  1. hablando de impertinencias
    Ojalá, todos fuesemos un poco más "impertinentes" a la hora de decir lo que realmente pensamos. Tal vez, esas cosas solo pasan cuando ya estamos de vuelta y media y hemos vivido lo suficiente (no me refiero a la edad)como para decir lo que realmente sentimos. Con el este libro que menciona (para mi al menos)José Luís Sampedro y Olga Lucas nos han regalado una parte de su vida y de sus sentimientos; algo, por cierto, dificil de encontrar en este mundo de hipocresia y de esconder nuestros sentimientos y por eso resultan maravillosas esas impertinencias. Gracias
    Maria | 02/08/2006, 13:44
Añadir comentario
Para evitar el spam, no se permite escribir http en los comentarios.

Los comentarios son moderados para evitar spam. Esto puede hacer que tu escrito tarde un poco en ser visible.

 
Powered by Life Type - Design by BalearWeb - Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS