Administrar

"Crónica de los avatares de mis cánceres y sus secuelas" (de laringe, de piel, de pulmón) y otros asuntos, y traducción de artículos de "Anotacions més o manco impertinents".

Año III – Último TAC semestral

mirollull2 | 23 Marzo, 2007 01:31

Desde mi último escrito del epígrafe “Mi cáncer”, han transcurrido más de tres semanas.

De ese tiempo, algo hay que contar.

He pasado una traqueítis. Un ligero resfriado continuó con la inflamación de la tráquea. Había leído que, en los laringectomizados (sin que se haya determinado la causa), disminuye la propensión a contraer un resfriado. Posiblemente es así; dos años de experiencia me inducen a confirmarlo. No obstante, también es cierto, por la comunicación directa de la tráquea con el exterior, que se incrementa el riesgo de sufrir infecciones e inflamaciones del sistema respiratorio.
La traqueítis tiene que ser tratada con antibióticos, y las inherentes secreciones mucosas y mucopurulentas, fluidificadas para facilitar su expectoración. El tratamiento me lo prescribió la médica de cabecera, pero, puesto que el mismo día por la tarde tenía consulta con el OTR, me dijo que él lo confirmara. Éste asintió. El diagnóstico le resultó muy fácil: le bastó con asomar el flexoendoscopio por el estoma. La tráquea, al estar abierta al exterior, es más vulnerable; por el contrario, así, se facilita su observación y diagnóstico. Como puede comprobarse, una cosa por la otra. ¡No todo tienen que ser inconvenientes!

Otro asunto ha sido la revisión semestral con los correspondientes TACs con contraste de cuello y tórax. En esta ocasión, por ausencia del Dr. Secades, estaba en manos de otro excelente OTR y amigo, el Dr. Bonilla. Al darle las placas y el sobre, le dije: “He abierto el sobre y he leído el informe, ya que de no ser satisfactorio habría pedido que lo rehicieran; pues no me hubiera parecido bien que, si con Secades todas las revisiones anteriores han sido satisfactorias, a ti te viniera con problemas”. Lo leyó, se levantó, y me dijo: “Esto ya lo conoces. Pasa al sillón”. Me iba a explorar el cuello por dentro y por fuera. Después de pasar el “ojo mágico” por la nariz hasta el esófago, de observar la tráquea y de palpar a conciencia toda la estructura de la zona afectada por la laringectomía, dándome a entender que todo estaba en orden y seguía el curso normal, me indicó que, a partir de ahora, el próximo TAC será dentro de un año y las revisiones normales cada cuatro meses.

En cuanto a noticia, una ciertamente esperanzadora. Las gestiones para activar un programa de atención a los laringectomizados pueden llegar a buen fin en breve. Confío en ello. El que haya tenido la suerte de ser un privilegiado en la atención y apoyo recibidos desde la detección del cáncer hasta hoy (y que lo siga siendo), me permite conocer la precariedad (física, asistencial, terapéutica, psicológica, social...) en que se encuentran muchos de los laringectomizados especialmente después de abandonar la clínica.

comentarios

  1. Ara es temps de demanar

    Ara els partits, i en especial els qui comanden al Consell i al Govern, prometen molt a les entitats i col.lectius singulars. Demanau.
    Sort a la salut, que vos va be i no deixeu d'escriure a la xarxa

    Un lector passadís | 26/03/2007, 23:00
  2. cancer is one problema

    cancer a la laringe es un gran problema

    luis alberto pereira zamorano | 02/06/2008, 21:25
Añadir comentario
Para evitar el spam, no se permite escribir http en los comentarios.

Los comentarios son moderados para evitar spam. Esto puede hacer que tu escrito tarde un poco en ser visible.

 
Powered by Life Type - Design by BalearWeb - Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS