Administrar

"Crónica de los avatares de mis cánceres y sus secuelas" (de laringe, de piel, de pulmón) y otros asuntos, y traducción de artículos de "Anotacions més o manco impertinents".

¡Tanta sinceridad... qué impudicia!

mirollull2 | 06 Marzo, 2005 20:37

Tanta sinceritat... quina impudícia

El poeta –otro, no yo— creo que lo dijo más o menos así.

No tengo papeles a mano y no puedo confirmar el verso, pero seguramente no son muchos los que sepan de dónde sale. Probad con “Poemes a Nai” de Miquel Ángel Riera. ¿Me equivoco?

Estoy a punto de regresar de otro lugar, donde estoy pasando unos días de clarividencia. El sonido de mi voz ha sido anulado, pero su resonancia, os lo aseguro, se podrá oír.

Y será impertinente, como antes, e insolente e impúdico.

No atisbo motivo alguno de complacencia. De golpe, llegando de la UCI a la 626, he visto un titular, todavía más desesperanzador y desvergonzado que los de antes de entrar en quirófano. Había varios nombres, uno de ellos de un gañán de posesión o de aprendiz de Mefistófeles, que quieren utilizar para sustituir a la señora Cirer. ¡Como siempre, pero peor y sin la mínima vergüenza.

No se les ocurre cambiar personas para que funcione la “polis”. Eso no saben qué es. Y los ciudadanos, beé, beé, como corderitos.

Seguiré, por tanto, con mis impertinencias.

Hoy, este escrito es la traducción del que figura en “Anotacions més o manco impertinents”.

Ahora ya estoy, como ayer, algo cansado.

comentarios

Añadir comentario
Para evitar el spam, no se permite escribir http en los comentarios.

Los comentarios son moderados para evitar spam. Esto puede hacer que tu escrito tarde un poco en ser visible.

 
Powered by Life Type - Design by BalearWeb - Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS