Administrar

"Crónica de los avatares de mis cánceres y sus secuelas" (de laringe, de piel, de pulmón) y otros asuntos, y traducción de artículos de "Anotacions més o manco impertinents".

Historias bastante góticas - III. El toro

mirollull2 | 05 Marzo, 2007 10:33

El toro cojo


El <em>toro</em> cojo
El Bou cojo
S. Calatrava

No soy adivinador. Y si tuve la intención –muy pronto demostrada innecesaria- de ir al Puig de Sant Pere para calcular por dónde se podría esparcir el costillar cúbico del Bou, fue por la pura curiosidad derivada de la demostración física de la manzana ocasionalmente observada por Newton mientras miraba a las musarañas.

Quiero pensar y creer que el ingenioso arquitecto Calatrava no se esperaba lo sucedido, porque seguramente acudió a Delfos, y el oráculo le manifestó: “Permanebit, non in muro cadebit”, y se quedó satisfecho. Posiblemente, el arquitecto sólo sabía que el oráculo acertaba siempre, pero no sabía nada más. Si ahora vuelve a Delfos, a reclamar al oráculo, le responderá: “Ya te lo dije: Permanebit non, in muro cadebit”. (No había dicho: “Permanecerá, no caerá en la muralla”, sino: “No aguantará, caerá en la muralla.)

___________

Próximos artículos :
La mano del moro
El vampiro del Santísimo

Artículos anteriores:
El dragón de Coca
El jorobado de Notre Dame

comentarios

Añadir comentario
Para evitar el spam, no se permite escribir http en los comentarios.

Los comentarios son moderados para evitar spam. Esto puede hacer que tu escrito tarde un poco en ser visible.

 
Powered by Life Type - Design by BalearWeb - Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS