Administrar

"Crónica de los avatares de mis cánceres y sus secuelas" (de laringe, de piel, de pulmón) y otros asuntos, y traducción de artículos de "Anotacions més o manco impertinents".

Sin bandera, tú no eres Mallorca

mirollull2 | 28 Agosto, 2006 21:04

Ésta de rescatar costumbres olvidadas, es una buena idea. Desde hace años sólo se suelen ver en los balcones algunas banderas con motivo de acontecimientos deportivos.

En 1939, "Año de la Victoria" hubo un colgamiento generalizado de banderas rojas y amarillas para celebrar aquello de "la guerra ha terminado". Había alegría porque acababan las barbaridades de las dos Españas y la gente no se imaginaba que 'el salvador' se entronizara por tanto tiempo y que 68 años después revivieran las diferencias.

Yo lo vi, pero no lo recuerdo, y eso que me contaron que en el balcón del primer piso de la esquina de la calle de San Nicolás agitaba una banderita adecuada a mi altura (tenía dos años).

De unos años después,

Estampa de 1940
Estampa de 1940 con el monumento del
Cerro de los Ángeles. Getafe (Madrid)

sí, tengo memoria. En muchas casas había dos imágenes enmarcadas: la del Corazón de Jesús y la de Franco; y en algunas también una litografía del monumento del Cerro de los Ángeles (destruido en 1936). También era normal que ciertos días se llenaran las calles de banderas (muchas con la imagen del Corazón de Jesús en el centro) y de damascos. Todo aquello, sin embargo, fue desapareciendo, igual que el saludo romano al izar o arriar bandera en las escuelas y cuarteles.

Ahora, no obstante, se puede retornar al esplendor perdido y las calles, si el pueblo responde ("Mallorca eres tú y tú y tú) como merece la iniciativa, se adornaran masivamente con banderas de cuatro barras y castillo por obra y gracia de la presidenta del Consell, que, en el jardín de La Misericordia, rendirá un sentido homenaje a la bandera de Mallorca (como hizo el señor Bono en la plaza de Colón de Madrid con una desmesurada bandera de España).

Pienso que para completar la fiesta no estaría de más que, al final del acto de La Misericordia, todos los presentes, levantando el brazo con la mano extendida, coreasen al unísono y muy alto "Salve princesa, loor y riqueza".

Para acabar, un inciso. Las banderas y damascos del año 39 y siguientes, se la pagó cada uno de los que las quisieron. Hogaño, las que repartirá el Consell las pagaremos entre todos: no sé si esto es "liberté"; que es "fraternité" y "egalité", nadie puede ponerlo en duda. ¿Es también despilfarro?

comentarios

Añadir comentario
Para evitar el spam, no se permite escribir http en los comentarios.

Los comentarios son moderados para evitar spam. Esto puede hacer que tu escrito tarde un poco en ser visible.

 
Powered by Life Type - Design by BalearWeb - Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS