Administrar

"Crónica de los avatares de mis cánceres y sus secuelas" (de laringe, de piel, de pulmón) y otros asuntos, y traducción de artículos de "Anotacions més o manco impertinents".

¡Tanta sinceridad... qué impudicia!

mirollull2 | 06 Marzo, 2005 20:37

Tanta sinceritat... quina impudícia

El poeta –otro, no yo— creo que lo dijo más o menos así.

No tengo papeles a mano y no puedo confirmar el verso, pero seguramente no son muchos los que sepan de dónde sale. Probad con “Poemes a Nai” de Miquel Ángel Riera. ¿Me equivoco?

Estoy a punto de regresar de otro lugar, donde estoy pasando unos días de clarividencia. El sonido de mi voz ha sido anulado, pero su resonancia, os lo aseguro, se podrá oír.

Y será impertinente, como antes, e insolente e impúdico.

No atisbo motivo alguno de complacencia. De golpe, llegando de la UCI a la 626, he visto un titular, todavía más desesperanzador y desvergonzado que los de antes de entrar en quirófano. Había varios nombres, uno de ellos de un gañán de posesión o de aprendiz de Mefistófeles, que quieren utilizar para sustituir a la señora Cirer. ¡Como siempre, pero peor y sin la mínima vergüenza.

No se les ocurre cambiar personas para que funcione la “polis”. Eso no saben qué es. Y los ciudadanos, beé, beé, como corderitos.

Seguiré, por tanto, con mis impertinencias.

Hoy, este escrito es la traducción del que figura en “Anotacions més o manco impertinents”.

Ahora ya estoy, como ayer, algo cansado.

 
Powered by Life Type - Design by BalearWeb - Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS