Administrar

"Crónica de los avatares de mis cánceres y sus secuelas" (de laringe, de piel, de pulmón) y otros asuntos, y traducción de artículos de "Anotacions més o manco impertinents".

Odisea del Amanecer: un título poético

mirollull2 | 21 Marzo, 2011 01:12

Me gusta más Odisea del Amanecer, incluso Odisea del Alba, que Alba de la Odisea, que también he leído. Será, pienso, cuestión de traductores. Lo importante es el primor y la presteza de la denominación. Seguramente, así como la industria farmacéutica dedica atención y recursos a obtener un eficaz nombre para sus productos, la industria bélica –análoga de la industria farmacéutica– tiene un departamento, tal vez en el Pentágono, de búsqueda y planteo de denominaciones ingeniosas y convenientes para promover el provechoso uso de la alta tecnología combativa. ¿No ha sido y es, al fin y al cabo, el conflicto y la destrucción recíproca entre colectividades el motor ‘humanitario’ de la evolución de las civilizaciones terrestres y el aliento lúdico de las divinidades celestes?

No es de La Odisea

El hombre, cumbre y perfeccionamiento del acto creativo del universo, como organismo precisa de la renovación constante de sus células vitales y de la destrucción de las malignas.

La humanidad no es el conglomerado de unidades anónimas sino de entes que responden a nombres propios y que además son pensantes y sintientes, y, por ello, es de suponer, que la reunión de los individuos en comunidades no se rige por la misma ley del sistema linfático personal de depuración y, en consecuencia, no tienen que ser la diana para el uso y disfrute de los artilugios explosivos que, con tanta dedicación y lucro, han sido producidos y comercializados por industrias y Estados.

No obstante, la historia que conocemos de los asentamientos humanos en esta esferita de una pequeña galaxia del Universo no refrenda lo que estoy escribiendo. Al parecer, el funcionamiento del sistema linfático individual es aplicable al conjunto de las individualidades. Y, posiblemente, a la naturaleza terráquea, cuando no al sistema cósmico. Si no es, y hay que considerar su posibilidad, que el modelo se transmite en sentido contrario, de lo general a lo particular.

Desde la época de las flechas de sílex, que también servían para cazar venados, hasta nuestros días, lo que está pasando (sin que nos enteremos y nos preocupe) en innumerables territorios corre parejo con la forma de entretenerse en estadios y abrevaderos, y no digamos con el uso y consumo virtual de violencia, terror y muerte.

No es extraño, pues, que cada cierto tiempo, no sé si para liberarnos de la frustración de tanto horror y truculencia ficticia, para que unos cuantos estados presuman de preocupación y sensibilidad ante un sátrapa depredador (que tenga petróleo), o tal vez para dar salida a las existencias y ahuecar almacenes para estibar la constante producción armamentista, un título pase de la realidad virtual a la pura y obscena realidad. Como el de ahora: Odisea del amanecer, que, para colmo, tiene ínfulas poéticas.


Nota bene.- La mención de la industria farmacéutica no la he hecho a humo de pajas. Escribiendo el nombre de Jane Burgermeister en un buscador de Internet se encontrarán explicaciones muy significativas de la actuación de la industria farmacéutica en connivencia con altas instituciones. También leí que una trabajadora (no sé si científica) desveló que se dosifica la capacidad curativa de algunos medicamentos y a otros se les potencia su capacidad adictiva a fin de mantener su producción y consumo.

comentarios

Añadir comentario
Para evitar el spam, no se permite escribir http en los comentarios.

Los comentarios son moderados para evitar spam. Esto puede hacer que tu escrito tarde un poco en ser visible.

 
Powered by Life Type - Design by BalearWeb - Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS