Administrar

"Crónica de los avatares de mis cánceres y sus secuelas" (de laringe, de piel, de pulmón) y otros asuntos, y traducción de artículos de "Anotacions més o manco impertinents".

Post626 - ¿Quién hablará primero, Milena o yo?

mirollull2 | 07 Enero, 2006 23:31

El año 2005, Amalia y yo, lo hemos tenido un poco movido. Mas, ¡qué diferencia, la mía, mejorando lenta pero progresivamente, desde la laringectomía!

La Noche Vieja la pasamos los dos, sin malas uvas ni uvas tontas, tranquilamente, como nos conviene alCalendario Nagase no ser ya ningunos “chavales”. Y hemos entrado en el 2006 con la esperanza de tener un cierto sosiego, aunque ambos hemos de afrontar algunos controles y remiendos.

Con Tomás, nuestro nieto, ya puedo hablar algo con mi voz baja, también llamada susurrada, ya que al recuperar totalmente la gesticulación facial y bucal, es audible y entendible; con Milena, que ya tiene dos años, lo entiende todo y se explica claramente, pero que como, igual que a mí no le es imprescindible, parece que no se decide a hablar –sólo dice algunas palabras–, hoy he pensado cuál de los dos lo hará primero. Mi hija, su madre, me dice que, por el camino que llevamos, ella hablara antes que yo. Me tendré que esforzar; a ver si, al menos, consigo igualarla.

Como veis, todo va muy bien, y se podría decir que perfectamente si no fuera porque el cuello y el hombro izquierdo todavía acusan rigidez y tensión; el edema submentoniano se ha reducido pero no desaparecido; mastico y como de todo, incluso guirlache –hecho por Amalia, que está riquísimo–, pero con un poco de atasco al tragar, el cual, al no interferir la respiración, resuelvo empujando un bocado con el siguiente o con un trago de agua (tengo algo de estenosis producida por la reubicación del esófago y posiblemente ayudada por la radioterapia); y persiste el dolor de cabeza, al que me he referido en otros escritos, que continúa intermitente y a ratos, u horas, bastante incordiante: con él me acuesto y con el me levanto... (lo de las esquinitas de la cama se quedó ya muy lejano).

Todo esto, después de lo pasado en el año 2005, lo puedo contar. Y confío que 2006 discurra mansamente como los meses-río del calendario de Nagase que, hecho por Marta Montcada en su última estancia en Japón, me ha mandado Hiromi.

comentarios

Añadir comentario
Para evitar el spam, no se permite escribir http en los comentarios.

Los comentarios son moderados para evitar spam. Esto puede hacer que tu escrito tarde un poco en ser visible.

 
Powered by Life Type - Design by BalearWeb - Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS