Administrar

"Crónica de los avatares de mis cánceres y sus secuelas" (de laringe, de piel, de pulmón) y otros asuntos, y traducción de artículos de "Anotacions més o manco impertinents".

La lengua catalana en Internet: una vivencia

mirollull2 | 23 Mayo, 2010 20:39

Es una tranquilidad. La alcaldesa Calvo prorroga seis meses el servicio de "comisarios", como dice un diario; a mí me gusta más dinamizadores de la lengua. Con una lengua dinamizada, además de normalizar las relaciones, se puede hacer una buena inmersión. En cambio, lo de "comisarios" suena muy mal, no quiero decir que por fuerza haya que pensar con la Gestapo, no importa ir tan lejos, basta recordar la vergüenza de hace cincuenta años, en que cualquier publicación en lengua catalano-mallorquina, o como se quiera decir,–aparte de que tenía que ser poética o literaria sin ninguna grieta–, debía tener las pruebas de imprenta con el sello del visto bueno de la autoridad y, en caso contrario, editor y autores terminaban en la comisaría. Además, quien escribía una lengua que no le habían enseñado tenía que buscarse la vida para que algún literato le corrigiera los errores léxicos, ortográficos y sintácticos. Ahora, ya hace años, se enseña a escribir en catalán y, venturosamente, tenemos los asesores lingüísticos que aseguran la escritura estándar. Se ha ganado en una legua publicada limpia de localismos y resabio rústico. Y no es sólo el Ayuntamiento quien promueve iniciativas y subvenciona pródigamente las actividades y entidades que tienen el objetivo de difundir, proteger y vigilar el buen uso de la lengua de Llull, Eiximenis, Vicente Ferrer, Bernat Metge (el único de esta lista nacido en lugar propiamente catalán), Ausiàs March y Joanot Martorell, Jaume Roig, Jordi de Sant Jordi, Isabel de Villena, Joan Roís de Corella y de asegurar la acertada prosodia al tiempo que la ortografía y la sintaxis. Si Roma hubiera actuado con tanta diligencia, aunque el imperio se hubiera ido al traste, el latín habría sobrevivido a la maldición babélica. He dicho que es una tranquilidad la que da la Sala, pero no sería suficiente si también el Gobierno y el Consell no fueran generosos con la OCB y entidades similares y derivados.

Una buena prueba del bien que se puede hacer con recursos públicos se refleja en el cuadro siguiente:


Creo, sin embargo, que toda la munificencia demostrada aún no es suficiente. Quedan zonas yermas donde no ha llegado tanta dedicación y tanto peculio. Lo he comprobado personalmente y he quedado desilusionado. Se podría pensar que la culpa es mía: que en lengua catalana escribo peor que en español. Aunque yo creía que era al revés, ya que incluso recibí de buen grado, hace años, que un destacado escritor y miembro de la RAE que conoce, además de otras, mis dos lenguas me dijera que escribo mejor en lengua catalana que en la española. No pienso, por tanto, que toda la culpa sea mía, a pesar de que la estadística que he sacado no es nada alentadora. Tengo dos bitácoras abiertas en Internet, una en cada lengua, y una parte de los artículos los publico primero en catalán y luego, traducidos, los cuelgo en el blog en español. Comparando artículos que tienen las dos versiones, sale esto:

Artículos: 16
Lecturas en catalán:    3.819 =   4,5%
Lecturas en español: 81.274 = 95,5%

Pero no acaba aquí la cosa. Una rúbrica, la de "Mi cáncer", debido a que tenía parientes y amigos que no conocen la lengua catalana, decidí hacerla en lengua española. La estadística sacada da las siguientes cifras:

Artículos: 124
Visitas / lecturas: 287550
Media del total de visitas / lecturas: 2338
Promedio de visitas / lecturas de los artículos de los últimos meses: 6000
Cifra más alta de visitas / lecturas en un artículo: 20916

Con estos datos puedo concluir:
·         Los catalanohablantes leen poco
·         Los catalanohablantes leen en español
·         Un escrito en lengua catalana tiene un potencial mermado de lectores
·         Un escrito en lengua española tiene un potencial de lectores 75 veces superior que un escrito en lengua catalana.


Y ahora, una historia reciente. Quería comprar un libro de una colección concreta de una editorial mallorquina; cualquier título: era para ver las medidas, el tipo de papel, la tipografía, el acabado. En dos grandes almacenes había muy pocos libros de editoriales mallorquinas, y por supuesto nada de lo que yo buscaba; en otro, pocos libros en catalán y ninguno editado en Mallorca. En dos librerías sólo cuatro libros mallorquines que daban risa. Ya lo sé, podía haber ido a tiro hecho, pero esta no era la gracia. Está claro que ya tengo el libro que quería, y pude elegir. La gracia estaba en ver si las ayudas a la OCB, las dinamizaciones, las jugosas subvenciones llegan al fomento de la cultura escrita y a la difusión de los libros. Y es triste, por no decir vergonzoso, tener pensar que el dinero no se invierte: se dilapida en farfolla y en canonjías y sinecuras. Y, por si no bastara con esto, mientras se incrementan las asignaciones a las obras pías catalanistas, el Consell y los ayuntamientos reducen las asignaciones para mantener y actualizar el fondo de las bibliotecas. Mientras tanto, como siempre, hay cuatro alocados o soñadores que desde hace medio siglo siguen con las mismas ganas o necesidad irremisible de cultivar la lengua propia. Tal vez creyendo en la utilidad de una íntima y vaporosa chifladura.

 

comentarios

  1. Eiximenis

    Me he equivocado. Eiximenis nació en Gerona y murió en Perpignan. Por tanto, de los nombrados, que pueden considerarse primeros escritores en nuestra lengua, hay 1 mallorquín, 2 catalanes y 6 valencianos.

    Pep Maria | 24/05/2010, 16:51
  2. Re: La lengua catalana en Internet: una vivencia

    Como siempre te animo a seguir escribiendo, y a utilizar el lenguaje como medio de comunicación y no como arma política.

    María | 27/05/2010, 17:25
  3. Sobre el catalán

    Como debe de haber muchas Marias que intervengan en el Blog del señor Josep, quería indicar que el anterior comentario, no es mio. Yo soy la que vive en Jerez. Además estoy en total desacuerdo con él. Lo mejor siempre es utilizar la palabra aunque esta para defender una idea política. Un abrazo.

    Maria | 27/05/2010, 18:24
  4. A Maria de Jerez

    Evidentemente, la palabra, escrita o hablada, es buena para entendernos, comunicarnos, informarnos, y para exponer y defender nuestras ideas, también las políticas. Otra cosa muy distinta es usar un idioma como arma agresiva o como arma política para imponer una determinada ideología.

    Pep Maria | 27/05/2010, 18:35
Añadir comentario
Para evitar el spam, no se permite escribir http en los comentarios.

Los comentarios son moderados para evitar spam. Esto puede hacer que tu escrito tarde un poco en ser visible.

 
Powered by Life Type - Design by BalearWeb - Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS