Administrar

"Crónica de los avatares de mis cánceres y sus secuelas" (de laringe, de piel, de pulmón) y otros asuntos, y traducción de artículos de "Anotacions més o manco impertinents".

Santandreu y Bellas Artes

mirollull2 | 16 Diciembre, 2005 22:39

Tengo unos condiscípulos que no creo que se lleven muy bien con el Ayuntamiento de Palma.

Mosén Llabrés tengo la impresión que se va a quedar sin los dos vitrales y medio que dijo que pagaría, es un decir, la señora Cirer. Posiblemente, el canónigo se tendrá que conformar consiguiendo algún donativo para cambiar el cortinón negro por otro morado, y tenerlo colgada durante todo el año y no solamente, como era tradicional, en tiempo de Pasión.

El otro, que también podemos llamar mosén, aunque un mosén algo salido de madre, que es, sin embargo una “persona” como no hay muchas, verdaderamente excepcional –nunca he entendido qué hace dentro de una institución regida por hechiceros que han organizado un montaje impresionante con la excusa de un ajusticiado por que hacía tambalearse el poder de los mandamases políticos y religiosos de su tiempo–, Jaime Santandreu, día 14, en El Mundo / El Día de Baleares –para muchos, un diario detestable– ha publicat un article sensato y esclarecedor, titulado ”Interesos espurios en el Balaguer” sobre la disputa, comandada por el concejal Araújo, en torno al Círculo de Bellas Artes de Palma de Mallorca, del cual extrae el entrefilete siguienteCBA, nº 1258: «La batalla en el PP para quemar a Cirer no conoce fronteras: ahora llega al Casal».

Un inciso: de repente, no sé por qué, me he acordado del título de Ansel Turmeda La Disputa de l’Ase (La Disputa del Asno . ¿Una acción del subconsciente?

Bien, continúo. Ahora, el Presidente del Cículo, según la prensa, ha dado el ultimátum al concejal señor Araujo para hacer salir al Ayuntamiento, con todas sus cosas, del Casal Balaguer; y el concejal ha contestado: «Mientras que yo sea concejal el Casal Balaguer será un local municipal y que como tal debe ser gestionado como el resto de centros culturales o expositivos con el control efectivo por parte del Ayuntamiento de Palma».

Para saber quien manda de veras en este embrollo, podemos releer unas declaraciones del mismo concejal en el diario mencionado del día 15: «Lo más importante es demostrar, poniendo el dinero encima de la mesa, quién es el titular de este espacio». (Si con esto quiere decir que manda él, es tan incongruente como con otras afirmaciones que hace.)

Aún así, dando por buena la afirmación sobre el que paga, quienes de veras pagamos somos los ciudadanos, y en una pequeña parte los que llevamos incluso cerca de medio siglo de socios del CBA.

Como socio nº 1258, como ex secretario, y como ciudadano, me siento legitimado para decir que el señor Araujo es una especie de adalid o un esbirro de un dirigismo político-económico muy próximo de los postulados totalitarios.

comentarios

Añadir comentario
Para evitar el spam, no se permite escribir http en los comentarios.

Los comentarios son moderados para evitar spam. Esto puede hacer que tu escrito tarde un poco en ser visible.

 
Powered by Life Type - Design by BalearWeb - Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS