Administrar

"Crónica de los avatares de mis cánceres y sus secuelas" (de laringe, de piel, de pulmón) y otros asuntos, y traducción de artículos de "Anotacions més o manco impertinents".

Post626 – No es para tanto

mirollull2 | 18 Noviembre, 2005 21:01

«Algo que siempre me había parecido penoso y digno de lástima en otros –este agujero en la tráquea– sé ahora personalmente qué es y me toca vivir con él» escribí en mi artículo Mi silencio y yo de este bloc.

Ahora, meses después, he de decir que no es para tanto.

El traqueostoma, también llamado simplemente estoma –este orificio en el cuello que comunica los pulmones y los bronquios a través de la tráquea– , no es otra cosa que un medio más –quirúrgico, claro– para comunicar el funcionamiento del organismo humano con su entorno.

En contra de lo que me imaginaba, no tiene nada de repulsivo y es sencillamente un complemento de la nariz. En el reparto de funciones, después de la laringectomía, la nariz se ha quedado con el olfato y ligeras mucosidades y el estoma, con la respiración y la salida de las secreciones pulmonares.

Los días siguientes a la operación impresiona e impone bastante, con la cara y el cuello muy hinchados, el conjunto de vendaje, gasas y la cánula insertada en el quirófano. Con el estoma a la vistaEsta aparatosidad desaparece antes de salir de la clínica al pasar a usarse la cánula de plata, menos espectacular, aunque todavía algo llamativa, y que, salvo casos en que se produzca alguna complicación, en los que la llevamos sólo nos causa alguna incomodidad, el trabajo de limpiar diariamente los dos tubos –para lo que es conveniente tener dos juegos– y tantas veces como sea necesario, el tubo interior o “fiola”, y el acostumbrarse a quitarla y ponerla. Generalmente, a partir de los seis meses de la operación se deja de usar la cánula de plata. Y el estoma, mientras, por el contacto con el aire libre, se van curtiendo su borde y la pared interior de la tráquea, se queda cumpliendo su función respiratoria sin aditamentos.

Visto de cerca, y sobre todo conviviendo con él, el estoma ni impresiona ni causa rechazo visual alguno, en especial, como es mi caso, si es casi imperceptible la cicatriz que, de oreja a oreja, recorre el cuello pasando por el estoma.

Con lo escrito no quiero decir que la traqueotomía no presente inconvenientes, que no requiera cuidados especiales, que no comporte limitaciones ni pueda causar problemas, pero de todo esto escribiré otro día.

comentarios

Añadir comentario
Para evitar el spam, no se permite escribir http en los comentarios.

Los comentarios son moderados para evitar spam. Esto puede hacer que tu escrito tarde un poco en ser visible.

 
Powered by Life Type - Design by BalearWeb - Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS