Administrar

"Crónica de los avatares de mis cánceres y sus secuelas" (de laringe, de piel, de pulmón) y otros asuntos, y traducción de artículos de "Anotacions més o manco impertinents".

Post626 – Los pulmones al aire libre

mirollull2 | 07 Noviembre, 2005 22:28

Salí de la habitación 626 el 11 de abril, a pocos días de la entrada de la primavera. Y aunque los fríos desde finales de febrero los había pasado en la clínica y el tiempo era ya más templado, yo acusaba el frescor del aire, especialmente de sus corrientes, al respirar; y eso que llevaba el traqueostoma cubierto por una gasa y la placa de la cánula y la tráquea protegida por los ocho centímetros de su doble tubo de plata.

Ahora ya no tengo la protección de la cánula. Y la nariz y la faringe han dejado de ser, para mí, el filtro natural y el regulador de temperatura del aire de la respiración. Dicho de otra manera, tengo “los pulmones al aire libre”, o, por lo menos, “el tubo” que conecta con los bronquios.

Por ello tengo que valerme de un babero de tela transpirable que evite la entrada de polvo y de cuerpos extraños y, además, forme un receptáculo intermedio que, en alguna medida, temple y humedezca el aire a respirar. Aún así, ayer, paseando por el dique del Oeste, tuve que resguardarme por el viento que soplaba fuerte y muy fresco.

Sé que la superficie de la tráquea se irá endureciendo y curtiendo por su contacto directo con el exterior, aunque siempre requerirá, en el desenvolvimiento diario, algún modo de protección que no obstruya la respiración y no dificulte la expectoración, y también tendré que evitar ambientes polvorientos y gases irritantes; y cuidar la limpieza y buen funcionamiento de los pulmones con el uso de un nebulizador.

Pero, como no todo tienen que ser inconvenientes, para dormir no necesito ninguna protección especial. En la cama no tengo el riesgo de inhalaciones extrañas y la temperatura del aire se mantiene adecuada.

comentarios

  1. Señor

    En noviembre de 2010, fui laringectomizado. Unos meses traje un paño como babero, deje de usarlo unos años hasta que una noche se me introdujo un insecto cucaracha de unos dos y medio centímetros que me hizo sangrar mucho durante varios días. Empezaron a salir fragmentos hasta que me di cuenta que clase de insecto había entrado. He vuelto a usar pañuelo de babero o simplemente camiseta con cuello estrecho. Monto a caballo, uso un Kayak , cualquier actividad. Solamente demasiado polvo u olores irritantes me hacen toser. Hasta la fecha no he tenido mas problemas,
    Hablo con un electro laringe.
    Mi cirujano Doctor Javier Divildox.
    Agradezco su atención.

    José Gerardo Chavez E | 07/03/2016, 19:52
Añadir comentario
Para evitar el spam, no se permite escribir http en los comentarios.

Los comentarios son moderados para evitar spam. Esto puede hacer que tu escrito tarde un poco en ser visible.

 
Powered by Life Type - Design by BalearWeb - Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS