Administrar

"Crónica de los avatares de mis cánceres y sus secuelas" (de laringe, de piel, de pulmón) y otros asuntos, y traducción de artículos de "Anotacions més o manco impertinents".

Año IV - Lobectomía LSD • I

mirollull2 | 30 Mayo, 2008 23:17

Me llevaron a hacer la siesta puntualmente como estaba previsto. Sabía que en intervenciones de esta clase, en las que tiene que abrirse un costado, se necesita un tiempo para adaptar la colocación de la mesa y del paciente. Pero, después de que me pusieran una vía y me inyectaran anestesia, ya no me enteré de cómo se hacía ni de cómo quedaba sujeto. Mi aportación sólo tenía que ser de tranquilidad, confianza y de no poner obstáculos; y así fue.

Alguien –¿el Dr. Montero?–, no sé si todavía en el quirófano o ya en la UCI, me dijo que todo había ido muy bien. Estaba apacible y cómodo. Más tarde vi que llevaba vías en los dos brazos, algún que otro tubo y empecé a oír el borboteo del drenaje de la pleura. Pude toser sin ningún dolor –tenía pañuelos a mano– para que el drenaje natural del traqueoestoma diera salida a los sedimentos pulmonares y bronquiales de la intervención.

Lóbulos pulmonares=

Pasé una noche tranquila, a ratos despierto a ratos dormido, arrullado por la cadencia repetitiva de la maquinita y observando algún que otro ir y venir de las enfermeras. Desde mi posición, con el torso medio levantado, divisaba el pasillo principal con la hilera de puertas y parte del mostrador de control de la UCI.

Y así pasé dos días –lúcido y entretenido mientras iba apareciendo el dolor y la tos me producía unos buenos tirones y punzadas que se irían atenuando y que no han desaparecido aún totalmente– bajo los cuidados del doctor de guardia y de las enfermeras, principalmente de Ana y Cris, de María José, con quien hablé de mis experiencias con el cáncer y del activo blog que estoy manteniendo, y de Carmen, que, por la tarde del segundo día, en el sillón con ruedas, me subió a la habitación 623, tres números menos de la que ocupé unos cuarenta y cinco días hace poco más de tres años.

En la planta me reencontré con Ángel y con Amparo, la que –yo todavía no había podido leerlo- al enterarse de mi nueva intervención me había escrito: “La labor docente que estáis realizando es encomiable, informar a los pacientes y familiares es una labor magnífica, pero no tendrías que querer saber qué se siente en el propio organismo”. Su indicación es razonable, pero... de algo sirve la propia experimentación. Una prueba de ello me la dio Maite no hace mucho: me contó que había estado con una doctora ginecóloga sometida recientemente a una laringectomía y que le manifestó que ahora entendía la situación del paciente.

-------------

El curioso mundo de las siglas por recurrir a la brevedad expresiva ¿es siempre entendible? No pocas veces sólo lo es en un contexto o circunstancia determinados; así “LSD” que figura en el título expresa “Lóbulo superior derecho” referido a los pulmones. Y lobectomía LSD significa “extirpación o resección del lóbulo superior derecho de los pulmones.

comentarios

Añadir comentario
Para evitar el spam, no se permite escribir http en los comentarios.

Los comentarios son moderados para evitar spam. Esto puede hacer que tu escrito tarde un poco en ser visible.

 
Powered by Life Type - Design by BalearWeb - Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS