Administrar

"Crónica de los avatares de mis cánceres y sus secuelas" (de laringe, de piel, de pulmón) y otros asuntos, y traducción de artículos de "Anotacions més o manco impertinents".

El limbo: ahora, jardín de infancia en el cielo

mirollull2 | 22 Abril, 2007 19:21

En el artículo El limbo y el río Jordán, ante la intención del ex prefecto de la conservación de la fe de aniquilar el limbo, escribí: “¿Qué sucederá con las almitas de los niños no bautizados? ¿Volverán a vagar por el infinito? Se ha dicho que la misericordia divina los admitirá en una zona aséptica del cielo. ¿Es posible? Hablaremos de ello.”

Mi serie de artículos sobre las postrimerías del hombre quedó parada en El Cielo (II), la puerta, de noviembre de 2006, pero no está cerrada. No obstante, he de volver al limbo. Finalicé el artículo con un “Hablaremos de ello”, y éste es el momento de hacerlo.

Dejad venir a mí los niños
” Dejad venir a mí los niños”
1883. Xilografía.

Una noticia de EFE, datada en la Ciudad del Vaticano, dice que la Iglesia Católica ha eliminado el limbo.

La Comisión Teológica Internacional, que depende de la Congregación de la Doctrina de la Fe (ex Santo Oficio), que comenzó a estudiar la cuestión en 2004, cuando el actual pontífice era su prefecto, ha publicado un documento intitulado "La esperanza de salvación para los niños que mueren sin ser bautizados"

Según el informador, el documento destaca que ni en la Sagrada Escritura ni en la tradición hay una “respuesta explícita”; por otro lado, "estima que existen serias razones teológicas para creer que los niños no bautizados que mueren se salvarán y disfrutarán de la visión de Dios"; y considera que Dios es misericordioso y "y quiere que todos los seres humanos se salven”.

"La gracia –añade- tiene prioridad sobre el pecado y la exclusión de niños inocentes del cielo no parece reflejar el amor especial de Cristo por los más pequeños."

La Comisión dice que “el limbo representaba un problema pastoral urgente, ya que cada vez son más los niños nacidos de padres no católicos y que no son bautizados”.

Para entender qué dice y qué quiere decir la Comisión Teológica Internacional con este documento, tendremos que esperar a conocer el texto. Por las referencias que se nos dan en la noticia, no parece otra cosa que un entretenimiento de teólogos, y, por cierto, bastante contrahecho.

¿Pretenden, tal vez, paliar el descenso de entradas en el cielo, abriendo la mano, con un jardín de infancia para toda clase de niños no bautizados, no sólo de familias católicas sino también ateas, agnósticas, de cualquier creencia e, inclusive, seguidoras de brujos?

No me parece nada bien hacerse con los niños, separándolos de sus padres y parientes, de las familias mahometanas, budistas, sintoístas, mormonas... pero, santos padres tiene la Iglesia... que si no enredan la madeja, ya me diréis para qué sirven.

Los pobres niños sin bautizar, se están pasando la Historia de mudanza. En el siglo I, con la redención, se asentaron en el limbo; en el V, San Agustín los pasó al infierno, donde estuvieron ocho siglos; en el XIII, el limbo se consolidó y los volvieron a trasladar; y ahora, después de otros ocho siglos, les abren un jardín de infancia en el cielo. Esperemos que la Congregación de la Doctrina de la Fe haya resuelto definitivamente este problema pastoral urgente.

comentarios

Añadir comentario
Para evitar el spam, no se permite escribir http en los comentarios.

Los comentarios son moderados para evitar spam. Esto puede hacer que tu escrito tarde un poco en ser visible.

 
Powered by Life Type - Design by BalearWeb - Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS