Administrar

"Crónica de los avatares de mis cánceres y sus secuelas" (de laringe, de piel, de pulmón) y otros asuntos, y traducción de artículos de "Anotacions més o manco impertinents".

Hab. 626 – La casita museo

mirollull2 | 18 Marzo, 2005 13:09

Hab. 626 – La casita museo

¿Es una epidemia? Ahora, cualquier institución, entidad autobenéfica, ciudad, pueblo o villorrio pretende tener un museo o casita similar. En otros tiempos se montaban capillas y ermitas, sin ostentación y sin fotos para salir en primera plana. A lo más, el pregonero voceaba el acontecimiento.

Cuando llegué a Madrid ya había museos, claro, igual que en Palma cuando me fui, pero no, ni aquí ni allá, había “museitis”. Algunos incluso estaban cerrados, otros tenían algo de polvo y horario restringido, pero no tenían tantas ínfulas, eran lugares de silencio, contemplación y reflexión. No eran casas de presunción (como el Lázaro Galdiano, recoleto y discreto pese a sus buenos fondos). Y se mantenían cómo podían, discretamente, sin gran preocupación por los tacos en entradas.

¡Cuánto cambio! ¿Era mejor aquello? Algo sí había que era excelente en museos, fundaciones, etc,: exposiciones temporales. Cambió totalmente y se amplió mi capacidad de ver y entender el arte, y aprendí a saber qué era pintura, y escultura. La reproducción de un Goya no da idea de la esencia pictórica y trascendente de un Goya, ni la de un Renoir, ni la de un Cezanne, ni la de un Klee, un Kokoschka, un Gris, un Kandinsky, un Mondrian... y paso por alto, por innecesario, a Miró, a Sunyer, a Manolo y al impresionante Gargallo. Cuánto por encima estaba todo aquello de lo que solía verse en las salas de Palma; sólo excepcionalmente se veían ramalazos. Y Apeles de Atalis, con sus juicios clarividentes, todavía escandalizaba y removía la beatitud reinante.

Ahora, repito, aquí y allí, quieren su museíto. (Y no como el de Arte Abstracto Español de Cuenca: aportación espléndida de obra recopilada y espacio impulsado por Fernando Zóbel, excelente inicio de amistad que murió a los ocho meses de conocernos en una exposición suya en Sevilla.

¿A qué viene todo esto? Sencillamente a que hablo de gentes que han sabido o saben lo que tienen entre manos.

No como aquí, en donde sin saber por qué –algún motivo descabellado o interesado habrá- se va a montar un nuevo museo en Valldemossa, lugar va a ostentar el mayor número de museos por m2, posiblemente, del mundo. ¿No le basta lo que, en diferentes facetas, ya tiene?

¿O es que en Valldemossa se pretende enseñar a ver pintura mostrando lo que no es pintura? Después de la exposición ¿antológica? de Sant Antoniet, muy ligera y débil artísticamente, qué se puede esperar de lo que el Ayuntament, con el apoyo crematístico del Govern (supongo que vía Estarás), y la inquebrantable adhesión del Consell, serán capaces de montar.

Por muy buena persona, por entrañable y simpático que sea, no merece el, entre otras cosas, pintor Coll Bardolet, que se le ponga un piso a pintura.

Y si creéis que exagero, hago una propuesta que sirva para confirmar mi exabrupto: Montad, el Govern, el Ajuntament o el Consell, una exposición en que puedan contemplarse obras de Coll Bardolet al mismo tiempo que pinturas de A. Gelabert. Si no se entiende lo evidente, que en Gelabert todo es pintura y, en Coll Bardolet, por lo general, cuadros alegres, luminosos, ligeros y repetitivos, no podré pensar otra cosa sino que todavía falta aprender a distinguir entre la diferencia entre la reproducción más o menos atinada de lo que puede verse por una ventana y la belleza misma y auténtica de lo que muestra la ventana.

Y, aún, una última propuesta: si alguien duda de mis asertos, y quiere arriesgarse a ver pintura, que acuda a la exposición actual de “La Caixa” en la plaza Weyler.

---------

No es lo mismo pintar un cuadro, que pintar objetos y cosas –si se quiere con buena mano- en el recuadro de una tela.

---------

Nota: Supongo, amigo Josep Coll Bardolet, que no os gustará mi especie de diatriba. ¡Paciencia! No soy Agamenón; tal vez podría ser su porquero.

comentarios

  1. Descubrimiento
    He descubierto tus diatribas varias y tengo que decirte que se han convertido en lectura obligada. No se puede decir más claro. Lo bueno del inmenso caudal de información al que tenemos acceso hoy en día es que en medio de la basura y el vacuo divertimento, descubrimos pensamientos lúcidos. No quiero parecer un pelota pero me gusta leer todo tipo de artículos de opinión y te he añadido en "favoritos" junto a Anson, Jimenez Losantos y otros que escriben en Libertad Digital. En el fondo creo que detrás de su reaccionaria expresión se esconde un fino sentido del humor.
    Edorta | 19/03/2005, 16:25
Añadir comentario
Para evitar el spam, no se permite escribir http en los comentarios.

Los comentarios son moderados para evitar spam. Esto puede hacer que tu escrito tarde un poco en ser visible.

 
Powered by Life Type - Design by BalearWeb - Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS