Administrar

"Crónica de los avatares de mis cánceres y sus secuelas" (de laringe, de piel, de pulmón) y otros asuntos, y traducción de artículos de "Anotacions més o manco impertinents".

Historias bastante góticas - IV. La mano

mirollull2 | 06 Marzo, 2007 10:23

La mano del moro

Para no ser pesado no contaré la historia completa del moro que convenció, de irse con él a África, a la sobrina del cura que había encontrado un tesoro al hundirse una pared de su casa.

La mano del Moro
La mano del Moro
mll. 2007. Reconstrucción

Cuando los enamorados esperaban la nave, la joven se quedó en el muelle, y el moro, con la excusa de un olvido, regresó a la casa para robar el cofre con el tesoro, y mató al cura. Pero fue descubierto, lo apresaron y le condenaron a cortarle una mano y a muerte.

Arrastraron al moro por las calles y, delante de la casa del cura, le cortaron la mano asesina y la clavaron en la pared.

Durante muchos años, la mano se podía ver en la fachada dentro de una hornacina, y todos los años, la noche del 15 de Noviembre, día de la sentencia, se oía un grito espantoso y la manos goteaba sangre y arañaba la oscuridad.

Ahora sólo queda su recuerdo: Calle de la mano del Moro. Una calle corta y estrecha entre las calles del Estanco y de Montenegro.

___________

Próximo artículo :
El vampiro del Santísimo

Artículos anteriores:
El dragón de Coca
El jorobado de Notre Dame
El toro cojo

comentarios

Añadir comentario
Para evitar el spam, no se permite escribir http en los comentarios.

Los comentarios son moderados para evitar spam. Esto puede hacer que tu escrito tarde un poco en ser visible.

 
Powered by Life Type - Design by BalearWeb - Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS