Administrar

"Crónica de los avatares de mis cánceres y sus secuelas" (de laringe, de piel, de pulmón) y otros asuntos, y traducción de artículos de "Anotacions més o manco impertinents".

El Cielo (I), introducción al paraíso

mirollull2 | 02 Noviembre, 2006 20:42

Año cristiano
Año
cristiano
1854

Hoy, precisamente, es el día en que la iglesia conmemora los Fieles Difuntos. La costumbre popular, sin embargo, es recordar a los muertos y organizar el festival (o carnaval) de la muerte el día anterior, el de Todos los Santos, cosa que parece bastante coherente.

La exégesis religiosa sólo hace una distinción entre los "Santos" (los bienaventurados) y los Fieles Difuntos. Los primeros son los fieles difuntos que ya gozan de la visión divina: son la iglesia triunfante; los segundos son tanto los fieles difuntos de la iglesia triunfante como los fieles difuntos de la iglesia paciente, los fieles que todavía se están purificando en el purgatorio. ¿No hubiera sido más lógico que el segundo día se dedicara solamente a los fieles difuntos pacientes? ¿o que no existiera la primera conmemoración, la de Todos los Santos, ya que forman parte de la congregación celebrada el segundo día?

La precedente reflexión es aplicable mientras se admita la existencia del purgatorio; cuando la iglesia deje claro que el purgatorio no existe podrá suprimir el día de los Fieles Difuntos y, como mucho, mantener la conmemoración de Todos los Santos.

Los evangelios cuentan que Jesús fue crucificado entre dos bandoleros, dos criminales o dos ladrones. El evangelista Lucas explica que uno de los criminales colgados injuriaba a Jesús (no aclara si el de la izquierda o el de la derecha), pero el otro le riñó:

-¿Ni tú, que estás sufriendo el mismo suplicio, temes a Dios? En nosotros se cumple la justicia, pues recibimos el digno castigo de nuestras obras; pero éste nada malo ha hecho.
Y decía:
Jesús, acuérdate de mi cuando llegues a tu reino.
Él le dijo:
En verdad te digo, hoy serás conmigo en el paraíso.
(Lc 23,40-43)

Este pasaje evangélico (modélico entre tres ajusticiados moribundos) viene a confirmar que no todos los criminales arrepentidos necesitan la purificación previa para entrar en el cielo, o que Jesús, esto del purgatorio (su existencia), tampoco lo tenía del todo claro.

comentarios

Añadir comentario
Para evitar el spam, no se permite escribir http en los comentarios.

Los comentarios son moderados para evitar spam. Esto puede hacer que tu escrito tarde un poco en ser visible.

 
Powered by Life Type - Design by BalearWeb - Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS