Administrar

"Crónica de los avatares de mis cánceres y sus secuelas" (de laringe, de piel, de pulmón) y otros asuntos, y traducción de artículos de "Anotacions més o manco impertinents".

Año XIV – Holgura entre la prótesis fonatoria y la fístula.

mirollull2 | 15 Noviembre, 2018 00:02

El último comentario que he recibido es este:

Buenas tardes. Llevo 12 prótesis cambiadas en 2 años. El otorrino me dice que es por PLOBLEMA mío. Fui a otro y me ha dicho que el diámetro de la prótesis es un poquito más grande y me ponen un líquido pinchado varias veces alrededor de la prótesis y me plantea cerrar el agujero de la prótesis para no hablar. José.ramon | 11/11/2018, 19:30

He dado la respuesta siguiente:

Supongo que lo que quieres decir es que el diámetro de la fístula es mayor que el de la prótesis y se producen filtraciones y te han puesto inyecciones de ácido hialurónico. Si las inyecciones solucionan las filtraciones, es la posible solución y habrá que repetirlas cada cierto tiempo. Otra solución, claro, es quitar la prótesis y hablar con voz esofágica. Todo esto requiere una explicación más larga y, mejor, ilustrada. La estoy preparando y la publicaré en un artículo.

La definición de fístula es: Conducto anormal que se abre en una cavidad orgánica y que comunica con el exterior o con otra cavidad. Para que un laringectomizado total pueda usar el aire pulmonar, éste tiene que entrar en el esófago. Para ello se abre una fístula desde la tráquea al esófago mediante una punción y su ensanchamiento. Toda fístula orgánica tiende a cerrarse y, para evitarlo, se coloca un tubo de silicona con una válvula que deja pasar el flujo de aire de la respiración hacia el esófago, pero no su retorno ni saliva o residuos de la alimentación. (Existe un procedimiento quirúrgico para efectuar una fístula traqueoesofágica sin uso de prótesis, aunque está prácticamente descartada porque no da el buen resultado deseado.)

La fístula suele ser firme en tejidos sanos y elásticos, no así en tejidos débiles y no expansibles. Los tejidos sometidos a radioterapia, generalmente no son aptos para que la fístula se ajuste a la prótesis fonatoria. Si la prótesis se ha implantado en estas condiciones, se puede intentar atajar las filtraciones colocando una arandela más amplia suplementaria o una prótesis especial que tiene una solapa interior de mayor diámetro; también hay la posibilidad de reforzar y rellenar la periferia de la fístula con ácido hialurónico, que entiendo que es lo que le han hecho al decir «me ponen un líquido pinchado varias veces alrededor de la prótesis». Si esto tampoco evita las absorciones, lo que indica que la pared traqueoesofágica no sujeta bien la prótesis, hay que pensar en quitarla y cerrar la fístula, a la que tal vez haya que dar unos puntos de sutura. Evidentemente, se pierde la posibilidad del habla traqueoesofágica, pero si así se ha podido hablar, puesto que ya se tiene la práctica de hacer vibrar el esófago, sólo será necesario aprender a introducir y formar un reservorio de aire en aquel.

Conocía el uso del ácido hialurónico, que es un gel que se aplica mediante micro-inyecciones debajo de la piel y rellena el contorno, pero desconocía su eficacia. Me la afirmó la hija de un laringectomizado –un hombre excepcional que lamentablemente sufrió una recidiva incurable–; estuve en contacto con ambos y ella, Fernanda Quintana, es ya definitivamente una gran amiga. El padre era químico y congeniaba bien con su médico. Hace unos meses, mientras buscaba información sobre el ácido hialurónico, Fernanda me explicó:

«¡¡¡Es verdad!!!
Para mi padre fue una bendición. Ajustaba la prótesis y no sé si fue coincidencia o que al estar tan sellado evitaba que pasaran restos de comida o mucosidad (y las consecuentes toses por ello). Y la prótesis tenía muchas menos cándidas.
Cuando se lo inyectaban en la periferia de la fistula (con la prótesis colocada), pasaba tres meses muy tranquilo. Luego se iba reabsorbiendo y había que volver a retocar... Pero eran unos minutos y valía la pena.

Dichosa prótesis fonatoria. Cuantas alegrías da y cuantas peplas (palabra que utilizaba mi padre para denominar "problemillas"). La mayoría por ponerla cuando no es conveniente porque la pared esofágica no tiene la consistencia y la elasticidad adecuadas. Mi padre no tenía buena pared pero el ácido hialurónico le cambió del todo esa situación. Gracias a ello no le cerraron. Cada cierto tiempo se lo renovaban y genial.

Pero parece que no saben que existe el ácido hialurónico. ¡¡¡Madre mia!!! Pero si ya hace más de cuatro años que se lo inyectaban a mi padre.

Quien le ponía el ácido hialurónico a mi padre era Dr Poletti. Es un investigador y un incansable médico. Un genial cirujano y mejor persona. Siempre estaba dispuesto a ayudar y le sacó a mi padre de muchas. Hasta que dio con el ácido. Fue él».

 

Artículos relacionados

Año XII - Prótesis fonatoria para laringectomizados: qué, cuándo, cuál, cómo, dónde
Año XIII - Laringectomía: atragantamiento y filtraciones
Año XIII - ¿Cuántas prótesis fonatorias funcionan mal?
Año XIII - ¿Cambio de la prótesis fonatoria? La teoría y un caso práctico increíble.

comentarios

  1. Acido hialurónico.

    Gracias por tus palabras Pep y si tu y yo somos grandes amigos, es por lo maravillosa persona que eres y lo que nos ayudaste a mi padre y a mi.
    Si la experiencia de mi padre puede ayudar a otros, aqui estoy para contar y aclarar las dudas que necesite cualquiera.
    El ácido hialurónico supuso para mi padre una solución a la casi inminente cirugia para cerrar la fístula. No se le daba bien la voz esofágica (a pesar de tus videos, Pep y de las clases con la foniatra una o dos veces por semana)con lo que, como buen científico, decidió presionar al equipo médico para buscar soluciones. El Dr. Poletti (mil gracias para siempre) dió con el ácido.
    Se acabaron las fugas, las toses, los atragantamientos, etc... Cada 6 meses un retoque y a vivir!
    Cualquier duda, preguntadme e intentaré ayudaros con lo que yo viví a travñes de la experiencia de mi padre.
    Animo y mucha fuerza a todos!

    Fernanda Quintana. | 15/11/2018, 10:00
  2. Prótesis fonatoria

    Pep, yo me defiendo bastante bien con la voz esofágica,a aunque me producen muchos gases y mucosidad. No se si es consecuencia del esfuerzo y si merece la pena probar con la prótesis fonatoria

    Antonio Solis Garcia | 15/11/2018, 19:46
  3. A Antonio Solis

    No creo que los gases y la mucosidad se deban al esfuerzo. De todas maneras, hay varias formas de introducir el aire en el esófago; las principales son: deglución, inyección e inhalación. La inhalación es la que da una voz más modulada, aunque pierde algo de potencia, y requiere menos esfuerzo.
    Si te defiendes bastante bien con la voz esofágica, olvídate de la prótesis. La prótesis requiere cuidados, sustitución por otra nueva cada cierto tiempo -normalmente entre seis meses y un año-, posibilidad de filtración de saliva y de bebida, y depender toda la vida de la prótesis.

    Pep | 15/11/2018, 21:38
  4. Soluciones

    Existen modelos de prótesis fonatorias con bridas traqueal y esofágica grandes para mejorar y/o evitar fugas alrededor de la fístula. Es lo que llamas "solapas". Podeis ver información en la web.

    Large Esophageal Flange & Tracheal (LF)
    www.inhealth.com

    A vuestra disposición en lo que pueda ayudar.

    Susana | 21/11/2018, 10:25
Añadir comentario
Para evitar el spam, no se permite escribir http en los comentarios.

Los comentarios son moderados para evitar spam. Esto puede hacer que tu escrito tarde un poco en ser visible.

 
Powered by Life Type - Design by BalearWeb - Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS