Administrar

"Crónica de los avatares de mis cánceres y sus secuelas" (de laringe, de piel, de pulmón) y otros asuntos, y traducción de artículos de "Anotacions més o manco impertinents".

Año XI - Cánula, estoma y tráquea

mirollull2 | 24 Febrero, 2016 23:42

Sigue dándose el cáncer de laringe y hay nuevos laringectomizados. En consecuencia sigue habiendo personas, bien sean los propios pacientes o familiares, que necesitan orientación; y hay quienes plantean dudas y solicitan aclaraciones o ayuda en los blogs que hablan de laringectomía. Las respuestas que obtienen y los comentarios que se escriben, frecuentemente no son ni completos ni certeros. Últimamente han surgido sobre el posible cierre del estoma, sobre el cuidado de la tráquea y en relación a las cánulas y su uso.

En esta bitácora he publicado artículos sobre estos aspectos. Ahora voy a intentar resumir lo conocido por la experiencia propia y en el trato con otros.

ESTOMA

Cualquier orificio o corte que se haga en el organismo tiende a cerrarse por sí mismo, a no ser que lo impidan infecciones, cuerpos extraños o que los tejidos en los que se dan, hayan sufrido deterioro o alteraciones. Una muestra de ello la tenemos en la aplicación de sondas gástricas en el abdomen hasta el interior del estómago: al retirarlas, tanto la fístula abierta en el estómago como en los tejidos abdominales se cierran inmediatamente.

Cánula de balón
Juego de cánula de balón: exterior e interior, que se coloca en la intervención

El orificio practicado en el cuello en la traqueostomía, si bien no es exactamente una fístula, sigue la misma regla. Y para evitar que se cierre o reduzca su luz en demasía, en el momento de la intervención se usa el juego de la cánula de balón, que poco tiempo después se cambia por otro juego sin balón o por el de plata. En estos casos el juego es de dos cánulas, una dentro de la otra; la interior, en la que se depositan las secreciones mucosas con residuos de la cirugía, puede ser removida y limpiada tantas veces como sea necesario, y, así, la exterior, que es la que está en contacto con el estoma y la tráquea, se mantiene más estable.

Cánula de plata
Juego de cánula de plata: exterior e interior

He escrito que orificio del cuello no es exactamente una fístula. El llamado estoma es el orificio practicado en los tejidos del cuello al que se ha suturado el extremo de la tráquea que antes se unía a la laringe. Las cánulas se usan para estabilizar el estoma mientras se cicatriza y consolida la cirugía practicada en el cuello.

Quizá sea oportuno plantear si hay un tamaño y forma preferentes para el estoma. A lo que hay que decir que no. Además, en la traza del estoma influyen distintos factores: en primer lugar, la mejor o peor lozanía de los tejidos del cuello, en lo que será un factor negativo que previamente a la cirugía se hayan sometido a radioterapia; y, en segundo lugar, el sistema y habilidad del cirujano. Por ejemplo, la tráquea se puede cortar en la dirección de los anillos o en sentido sesgado; en el primer caso el estoma tenderá a la forma circular y en el segundo, a la forma oblonga, lo que redundará en que el tamaño sea mayor. Las ventajas de un estoma amplio son menos opción de cierre y mayor facilidad de acceso para el caso de tener que implantar una prótesis fonatoria, que, de cualquier modo, creo innecesarias. Personalmente, me parece más estético un estoma de tamaño discreto, circular y “labiado”, y lo creo más práctico. Y para respirar no se necesita un gran orificio. Un estoma circular que se estabilice entre 13 y 15 mm de diámetro me parece muy adecuado. (Para respirar bien sería suficiente con uno de 6 mm Ø.)

CANULAS

Variación del estoma

Las cánulas, como he indicado, se usan para estabilizar y fijar la forma del estoma y proteger el tramo de tráquea que se ha suturado a los tejidos del cuello, y en general, sólo son necesarias durante varios meses. (Conozco que en Buenos Aires hay un cirujano ORL que no utiliza cánulas. Pedí que le preguntaran cuál era el motivo. Practica el estoma tan amplio como le permite la luz de la tráquea y evita el riesgo de cierre.) La retirada de la cánula tiene que hacerse bajo el control del cirujano y en pasos progresivos. Un buen indicio de que se podrá prescindir de la misma es el de que al sacarla para limpiarla, se vaya notando que al volver a ponerla disminuye la resistencia. Yo estimo que el período de necesidad de cánula, en situaciones normales, está entre más o menos seis meses. No obstante, habrá personas que requerirán llevar cánula de por vida, bien porque tengan propensión a la estenosis (estrechamiento) del estoma o la tráquea, bien porque hayan precisado de un injerto para reconstruir parte del cuello, que puede ser mediante un colgajo de un músculo pectoral, que produce una tirantez en el estoma. Para estos casos podrá ser útil la cánula de plata, o una sencilla de silicona o un “botón” que sólo se coloca en el estoma.

Botón Estoma
Botón estoma y filtro HME

Existe un tipo de cánula, distinta de las de traqueostomía, a la que me refiero porque es mencionada o por la que a veces se pregunta, que es la Montgomery. Se trata de un tubo traqueal con salida por el cuello para proporcionar a personas que siguen respirando por la laringe una vía aérea secundaria durante tratamientos de diferentes etiologías laríngeas y traqueales; está fabricada en silicona blanda, elástica y flexible.

Cánula Montgomery

Conviene tener en cuenta que las cánulas se fabrican de varios grosores y largos, y que los números con los que las catalogan diferentes fabricantes no son equivalentes en medidas.

TRÁQUEA

La tráquea sólo ha sufrido un cambio, algo importante, eso sí: antes estaba reservadita en el interior y el aire que transmitía y devolvía de los bronquios y pulmones pasaba por la laringe, la nariz y, a veces, la boca. La nariz filtraba el aire, y el recorrido que efectuaba hasta la tráquea lo calentaba y humedecía. En la traqueostomía está abierta al exterior, y el aire entra tal cual está en el ambiente, en general en condiciones inapropiadas, cuando no, perjudiciales. En un ambiente limpio, a unos 24º C y con una humedad de sobre el 50%, no se requiere ninguna protección para la respiración, y si se está al lado del mar y el aire es limpio y salobre, mejor todavía. Porque esto no es lo habitual, hay que recurrir a medios de protección que, por una parte favorezcan el curtido del interior del tubo traqueal y el mantenimiento de la mucosa y el tapiz de cilios (como microscópica extensión de algas), que completan el calentamiento y la purificación del aire generando la mucosidad que se expulsa por el estoma, la cual ya no se une a la que sigue formándose en la nariz. Una apropiada y sencilla protección –especialmente cuando se lleva una cánula que no admite filtros– consiste en un cubre estoma o babero de tejido de punto en épocas de tiempo frío: la porosidad del tejido no interfiere la respiración y la trama actúa de filtro y, además, se establece una zona templada y húmeda por la espiración, que, en cierta medida, adecua el aire que se inspira.

Cubre estoma de punto
Cubre estoma de punto

En verano, los cubre estomas de punto resultan algo calientes, pero pueden ser sustituidos por otros de una tupida rejilla sintética. Por otra parte, existen los filtros intercambiadores de calor HME –en España, los habitualmente disponibles e incluidos en las prestaciones de la Seguridad Social– son los PROVOX de ATOS. Estos filtros cumplen las funciones de filtrado, templado y humedecido del aire con mucha mayor eficacia que los cubre estoma que he mencionado. Estos filtros se usan cuando ya no se utiliza la cánula de doble tubo. Y pueden colocarse en el estoma de diferentes modos: por un adhesivo, por una cánula de silicona o por un botón, llamados respectivamente, LaryTube y LaryButton, de la casa ATOS.

 

Cánula Montgomery
LaryTube Provox con filtro HME
 
Cánula Montgomery
Filtro HME y adhesive y vista de prótesis fonatoria

Artículos relacionados:

Post 626 – La cánula
Post 626 – Los pulmones al aire libre
Año VII – Emergencia por cierre del estoma
Año VI – Protección del estoma, la tráquea y los pulmones en los laringectomizados
Año VII - Obstrucciones respiratorias en los laringectomizados

comentarios

  1. logros

    Mi querido Pep me siento orgullosa de ver todos tus logros y avances con metas tan claras.....de saber que se puede. Te quiero mucho y como se que sos imparable vamos adelante guerrero a brillar! Un abrazo y a seguir brillando. Pompy

    silvia llull | 29/02/2016, 18:55
  2. Con esta explicación no hay dudas

    Gracias Pep , no dejas de sorprenderme con tus artículos tan didácticos y claros. Todo esto q empezó hace ya más de 10 años es una aventura maravillosa q sigue sirviendo a los antiguos y a los nuevos. Un abrazo

    Maite Arenas | 29/02/2016, 22:02
  3. Muy práctico y didáctico

    Y es verdad que se trata de una de las mayores preocupaciones de los laringectomizados. Lo aprovecharemos, gracias.

    Adela | 01/03/2016, 11:07
Añadir comentario
Para evitar el spam, no se permite escribir http en los comentarios.

Los comentarios son moderados para evitar spam. Esto puede hacer que tu escrito tarde un poco en ser visible.

 
Powered by Life Type - Design by BalearWeb - Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS