Administrar

"Crónica de los avatares de mis cánceres y sus secuelas" (de laringe, de piel, de pulmón) y otros asuntos, y traducción de artículos de "Anotacions més o manco impertinents".

Las florecillas del buen papa Juan y el jardín del papa Francisco

mirollull2 | 31 Julio, 2013 12:49

Las florecillas

En el año 1964, aniversario de la muerte de Juan XXIII, se publicó, con anécdotas, frases y pensamientos suyos, el libro de Henry Fesquet Les fioretti du bon pape Jean, editado en España por Editorial Estela. Al paso que vamos, del papa Francisco, se podrá publicar un jardín.

A los obispos ya les ha requerido a la moderación y a la austeridad: aparte de otras ostentaciones, le habrá llamado la atención que todos vistieran ternos iguales recién estrenados con capas pluviales bien cortadas y mitras relucientes.

Dejando de lado la ornamentación, el atrezo y los vistosos decorados con amplio despliegue de pantallas para que llegara a todos su omnipresencia, me llaman la atención otros aspectos más trascendentales en la manifestación de la doctrina católica.

Se muestra benevolente con quienes profesan otras creencias y les sugiere que atiendan su recomendación de incorporarse al buen camino; es, sin embargo, contundente con los predicadores evangélicos (También fue una preocupación de Pablo de Tarso) que extravían a los creyentes; ellos tienen que cesar en su error y sus seguidores replantearse su actitud.

Ternos nuevos iguales

Ha sorprendido, y contentado a muchos, y ha sido muy aireada, una de sus sentencias: «"si una persona es gay, busca al Señor y tiene buena voluntad ¿quién soy yo para juzgarla?». Pues sí, será así, pero ha dicho más, y el Vaticano (EFE, 30/7/2013)lo señala: «Sin embargo, el Papa Bergoglio con la frase que siguió a la anterior: "el Catecismo de la Iglesia Católica explica y dice que no se debe marginar a esas personas y que deben ser integradas en la sociedad", mostró que no hay nada nuevo en sus palabras, salvo tal vez la forma y el tono, sencillo, llano, de decir lo mismo.
»El catecismo dice en el apartado 2357 que un número apreciable de hombres y mujeres presentan tendencias homosexuales profundamente arraigadas y que "esta inclinación, objetivamente desordenada, constituye para la mayoría de ellos una auténtica prueba".
"Deben ser acogidos con respeto, compasión y delicadeza. Se evitará, respecto a ellos, todo signo de discriminación injusta. Estas personas están llamadas a realizar la voluntad de Dios en su vida, y, si son cristianas, a unir al sacrificio de la cruz del Señor las dificultades que pueden encontrar a causa de su condición", señala el Catecismo.»El papa Bergoglio siguió esa línea a la hora de expresarse sobre los gays y no manifestó ningún comentario que fuese contrario o supusiese un cambio radical a lo que dice el Catecismo.»

Es decir, que la doctrina cristiana, surgida de Pablo de Tarso, sigue “firmiter in re, suaviter in modo”. ¡Ángela María!

El judío converso, con la habitual propia terquedad de los conversos, predicaba:

«Primera carta a los Corintios
Cap 6
(9) ¿No sabéis acaso que los injustos no heredarán el Reino de Dios? ¡No os engañéis! Ni los impuros, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los homosexuales, (10) ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los ultrajadores, ni los rapaces heredarán el Reino de Dios.
(11) Y tales fuisteis algunos de vosotros. Pero habéis sido lavados, habéis sido santificados, habéis sido justificados en el nombre del Señor Jesucristo y en el Espíritu de nuestro Dios.»
«Primera carta a Timoteo
Cap 1
(8) Sí, ya sabemos que la Ley es buena, con tal que se la tome como ley, (9) teniendo bien presente que la ley no ha sido instituida para el justo, sino para los prevaricadores y rebeldes, para los impíos y pecadores, para los irreligiosos y profanadores, para los parricidas y matricidas, para los asesinos, (10) adúlteros, homosexuales, traficantes de seres humanos, mentirosos, perjuros y para todo lo que se opone a la sana doctrina, (11) según el Evangelio de la gloria de Dios bienaventurado, que se me ha confiado.»

El cardenal Bergoglio, en julio de 2010, acomodaba a nuestros días la doctrina paulina condenando el matrimonio gay: «No seamos ingenuos: no se trata de una simple lucha política; es la pretensión destructiva al plan de Dios», dijo el cardenal Jorge Bergoglio, en una carta privada dirigida a las Carmelitas. «No se trata de un mero proyecto legislativo (éste es sólo el instrumento)», continuó el Cardenal, «sino de una "movida" del padre de la mentira que pretende confundir y engañar a los hijos de Dios». El texto alienta a las religiosas a rezar para evitar que se apruebe el matrimonio homosexual: «Clamen al Señor para que envíe su Espíritu a los Senadores», dice, y agrega: «Que no lo hagan movidos por el error o por situaciones de coyuntura sino según lo que la ley natural y la ley de Dios les señala». El texto fue escrito por Bergoglio para las Carmelitas, pero se filtró a la prensa, según confirmaron a TN.com.ar desde el Arzobispado de la ciudad de Buenos Aires.»

Otra flor del Jardín de Francisco es el papel de la las mujeres en la Iglesia. El Papa ha manifestado que a las mujeres hemos de reconocerles los mismos derechos que a los hombres, que tienen que ser algo más que monaguillo o presidente de Cáritas (en realidad ya son más, cuidan, hasta donde alcanzan, de la limpieza y el decoro del altar y de las macetas y el ornato floral). «Su papel no es sólo la maternidad, ser madre de familia. Es más fuerte, es el icono de la Virgen, la que ayuda a crecer a la Iglesia», dijo Francisco. La Virgen María -subrayó- «era más importante que los obispos y curas». El Papa intenta explicar que las mujeres, como la Virgen, están por encima de los obispos y que no necesitan estar ordenadas sacerdotes; abogó por un mayor papel para ellas en la Iglesia, pero rechazó que puedan acceder al sacerdocio al señalar que sobre ese tema «la Iglesia ha hablado y ha dicho no».

Me pregunto: ¿constará en los anales vaticanos alguna mala experiencia de la actuación de las diaconisas que hubo en los inicios del cristianismo? Aunque fuera así, es imposible que supere el mal rastro que los hombres han dejado en toda la escala clerical, incluso entre los que han llevado la triple corona de la tiara.

comentarios

Añadir comentario
Para evitar el spam, no se permite escribir http en los comentarios.

Los comentarios son moderados para evitar spam. Esto puede hacer que tu escrito tarde un poco en ser visible.

 
Powered by Life Type - Design by BalearWeb - Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS