Administrar

"Crónica de los avatares de mis cánceres y sus secuelas" (de laringe, de piel, de pulmón) y otros asuntos, y traducción de artículos de "Anotacions més o manco impertinents".

De San Nicolás a Papá Noel

mirollull2 | 25 Diciembre, 2012 01:46

Desde hace algunos lustros, en el mes de diciembre abundan, sobre todo en centros comerciales, los papás noel. No es malo que así sea; San Nicolás, celebrado por su generosidad, tiene que ver con buenos ojos que, por llevar melenas y barbas blancas y vestirse de rojo y blanco, una tropa de ganapanes y gente sin trabajo pueda hacerse con un magro estipendio en estos días de bambalinas, oropeles, luces innecesarias y jolgorio de calendario.

Santa Claus. Dibujo japonés, 1914
Santa Claus, 1914, dibujo japonés, wikipendia

Se ha dicho que el atuendo rojo y blanco de ese personaje proviene de una, aunque no recomendable, muy difundida bebida que en 1931 lo juntó con su marca en una campaña de publicidad; no parece verosímil tal coyunda: la vestimenta roja y blanca del Papá Noel es anterior a la fecha indicada y es verosímil que responda al atuendo obispal y que la mitra se convirtiera en gorro. He leído que hacia 1823 hubo un poema navideño en Estados Unidos, que describe a Santa Claus con barba blanca, traje de pieles y trineo arrastrado por ocho renos; que en 1881 se divulgó un dibujo en el que aparece con el traje rojo actual; y, también con este atuendo, aparece en una ilustración japonesa de 1914.

El llamado Papá Noel, que viene de las nieves acarreando regalos en su trineo ingrávido tirado por renos celestes, tiene variados nombres y cunas; los primeros: San Nicolás y Turquía. Hoy, en oriente se le conoce como San Nicolás de Mira, de donde fue obispo, pero en occidente es conocido por San Nicolás de Bari, ya que cuando, en 1807, los musulmanes invadieron el territorio antes griego y que hoy es Turquía, los cristianos lograron sacar en secreto sus reliquias y llevarlas a la ciudad italiana. En la ciudad de Bari se obtuvieron tantos milagros al rezarle al santo que rápidamente su popularidad se extendió por toda Europa. Hay cientos de templos en todo el mundo dedicados a su figura. Ya en el año 550, en Roma se erigió uno en su honor.

San Nicolás nació en el año 225 ó 280(¿?) y falleció en 342, 345 ó 352. Se desconoce la fecha de su elevación a los altares, pues durante siglos –hasta que en 1584 se hizo oficial el Martirologio Romano y la oficina del santoral– se accedía a la dignidad derivada y participada con Cristo, el único que es Santo, por canonización espontanea, y mejor si mediaba el martirio, debido a los prodigios y señales divinos que adornaban una vida ejemplar. Y en esto, Nicolás, resplandeció desde la niñez.

De su admirable hagiografía, concordante con distintas fuentes y en sintonía con las que narran las sublimes vidas de los elegidos –la suya sobremanera colmada de actos devotos y milagrosos–, trascribo unos párrafos del Año Cristiano, que recoge el Martirologio Romano:

SAN NICOLÁS, OBISPO.
San Nicolás, obispo de Mira en Licia, tan célebre en todo el universo por el resplandor de sus virtudes, por el número de sus milagros y por la confianza de los pueblos en su intercesión, nació en Pátara, ciudad de la Licia en el Asia Menor. Sus padres eran muy ricos, pero todavía eran más piadosos; habían perdido toda esperanza de tener hijos cuando su madre se halló embarazada; lo que se miró desde luego como un don del cielo, y como el fruto de las grandes limosnas de sus padres, a quienes llamaban en el país padres de los pobres. Dios le previno tan visiblemente con sus bendiciones desde su nacimiento, que se asegura no fue posible hacerle mamar jamás los miércoles y viernes, como si hubiera comenzado desde entonces a ayunar estos dos días de la semana, que eran días de abstinencia y de ayuno en la Iglesia oriental. Su tío Nicolás, obispo de Mira, que le había puesto su nombre, y había ido a la iglesia a dar gracias a Dios por haber dado a su familia un heredero, tuvo, durante su oración, una revelación en que se le manifestó que el niño que Dios les había dado sería un astro luminoso que alumbraría con su virtud a toda la tierra.
----------

Año Cristiano, o ejercicios devotos para todos los días del año - Diciembre, Barcelona, Librería Religiosa, 1854.

San Nicolás, por todas su virtudes benéficas, y en especial por su dadivosidad y amparo a los niños, fue tomado como protector y abogado de numerosos oficios y actividades*, y designado patrono de varios países y lugares (Rusia; Nápoles y Sicilia, Italia; Campen, Holanda; Freiburg en Suiza; Lorena; la Diócesis de Liège; también en ciudades de Alemania, Austria y Bélgica). Y, al trascender su fama a tierras del norte de Europa, pasó a ser el portador de regalos la noche de Navidad. Inicialmente se auxiliaba de un paje negro, aunque realmente no era tal, sino un joven que se manchaba de hollín al entrar en las casas por la chimenea. El santo, después de ejercer su función navideña en Rusia, Alemania y en Holanda, donde, en consecuencia con su credo protestante, le cambiaron su atributo católico de santo por el del bonachón barbiblanco montado en trineo, y su nombre Sint Nikolaas derivó en Sinterklaas, y pasó a ser Sint Klaes, Santa Claus, al ser llevado a Nueva Amsterdam (Nueva York) por los holandeses emigrantes.

En Europa, en ciertas ocasiones se le había visto cruzar los cielos montado a caballo. Con el trineo pudo ampliar fronteras. Así, el 24 de diciembre, está en Europa, en las Américas y en donde haya un niño protegido por él, como los tres que volvió a la vida después de que fueran descuartizados, al que lleva juguetes y regalos, quizá en conmemoración de las tres jovencitas que, una tras otra, libró de la prostitución a que les inducía su padre, arruinado, para obtener la dote y poder casarlas: unos dicen que por la ventana, otros que por la chimenea, echó una bolsas de monedas de oro que cayeron junto a los calcetines.

Se le atribuyen cientos de milagros e intervino con éxito en cuestiones muy dispares: en una situación de hambre, obtuvo de un barco que recaló una buena parte de la carga de trigo asegurando al capitán que al llegar a destino no le faltaría ni un grano, y así fue; evitó naufragios por tempestades, y en una de ellas anduvo sobre el agua para recoger el timón que se había desprendido de la nave; salvó de la muerte a inocentes condenados; un día que en Mira, el recaudador de impuestos avisó que la tasa actual –ya difícil de pagar– se multiplicaría por 50, a petición de los ciudadanos Nicolás acudió personalmente a Constantino y le propuso una cantidad razonable –inferior a la actual–, que el emperador aceptó. Esta intervención de Nicolás, junto con la de las tres doncellas, ha hecho de este santo un habitual intercesor en asuntos económicos. Por ejemplo, el Opus Dei acude a San Nicolás en estas dificultades.

San Nicolás
San Nicolás (de eltestigofielorg)

A pesar de tal exuberancia de méritos –cabe destacar que, desde su fallecimiento hasta nuestros días, brota del sepulcro del santo un aceite aromático suave y benéfico que cura a muchos enfermos (de aquí procede que también sea patrono de perfumistas y farmacéuticos)–, a pesar de ello, un papa del Medievo puso en duda la autenticidad de tan preclara tradición de santidad y en 1969, por el Motu proprio Mysterii Paschalis del papa Pablo VI se ‘rebajó’ la festividad de San Nicolás en el Calendario Romano General, como la de otros personajes legendarios, cuyas vidas estaban poco documentadas, a la cuarta y última categoría de celebración, la de ‘memoria libre’. Por lo que he leído, San Nicolás causaba una extraña preocupación sobre Pablo VI, si no, siendo Bari un lugar de continua peregrinación para venerar y obtener favores del santo, por qué, en 1970, envió sus supuestos restos al obispo de Brooklyn (Nueva York); que éste, en 1972, cedió a la Iglesia católica ortodoxa de la misma ciudad.

No sé si, para compensar a los nicolases, Pablo VI canonizó a Nicolás Tavelic (†1391) y a Nicolás de Owen (†1606).

De todas maneras, ahí está él, San Nicolás, ataviado de Santa Claus o Papá Noel, repartiendo felicidad, sonrisas, a veces sonando una campanilla, y regalos y juguetes, en especial y con generosidad a los niños cuyos padres pueden pagar los encargos que ellos le hacen. Algo así como los reyes magos, pero en otra fecha y con más rango. A los reyes magos, ya se les ha bajado de la dinastía real y, por otra parte, carecen del halo de la santidad.

*Patrono de decenas de oficios y profesiones, entre los que están los siguientes: boticarios y farmacéuticos, arqueros, panaderos, toneleros, barqueros, fabricantes de cerveza, novias, novios y recién casados, cautivos, niños, jueces, pescadores, portuarios, harineros, estibadores, comerciantes, asesinos arrepentidos, perfumeros, solteronas, prestamistas, pobres, encarcelados, viajeros.

comentarios

  1. Re: De San Nicolás a Papá Noel

    Interesante historia de Santa Klaus

    Vicente Bisbal Barbera | 26/12/2012, 09:51
  2. papanoel

    Pues muy interesante que el papanoel no sea de cocacola ni de amena cuando lo visten de verde

    Joan | 26/12/2012, 12:20
  3. San Nicolás

    Excelente y completo artículo. Curiosamente, los niños holandeses creen que San Nicolás viene de España...¿será por nuestra generosa condición ?

    Roser | 26/12/2012, 13:00
  4. Santa Claus

    Gracias por compartir esta información!!!

    Graciela | 26/12/2012, 13:04
  5. Navidad

    En navidad la gente sonrie y buenos deseos, falsos muchos pero me gustan las sonrisas...y tb reirme.Asi q. Mi regalo es una gran sonrisa cargada de afecto

    Rocío | 26/12/2012, 13:11
  6. Trotamundos

    ¡Vaya trajín el de San Nicolás - Santa Claus!

    Pepe | 26/12/2012, 16:46
  7. San Nicolás

    Muy buen artículo, me ha gustado.
    Aprovecho para felicitarte las fiestas tanto a ti como a todos y que el 2013 sea un año realmente próspero para todos, sobre todo en salud.
    Te felicito por este estupendo blog.

    Pablo | 27/12/2012, 17:41
Añadir comentario
Para evitar el spam, no se permite escribir http en los comentarios.

Los comentarios son moderados para evitar spam. Esto puede hacer que tu escrito tarde un poco en ser visible.

 
Powered by Life Type - Design by BalearWeb - Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS