Administrar

"Crónica de los avatares de mis cánceres y sus secuelas" (de laringe, de piel, de pulmón) y otros asuntos, y traducción de artículos de "Anotacions més o manco impertinents".

Lágrimas obispales

mirollull2 | 14 Septiembre, 2012 12:12

He tenido dos sorpresas juntas. La primera: que quien yo creía un alma bienaventurada es un auténtico Medici. La segunda: que mi ignorancia artística ha ido a más. ¿Cómo podía no saber que en Mallorca tenemos un artista, mezcla de Miguel Ángel y Leonardo, predilecto episcopal? No tenía ni idea, ya no de las numerosas obras y diseños, sino, lo que más me avergüenza, del inmarcesible árbol de cruces plantado en Randa.

Les creus del Gòlgota i la de Sant Pere

Jaume Falconer, el artista faldero episcopal, ha terminado una composición monumental en vidrio soplado y hierro de la que, así lo ha publicado el diario El Mundo, "Los Técnicos analizan el sentido litúrgico de la obra, aspecto sobre el que no planean dudas ya que la intervención de Falconer conmemora el Año de la Fe». Esta conmemoración de la Fe se fundamenta en ochenta lágrimas de cristal, tan grandes que cada una la han tenido que soplar dos hombres.

Seguramente, la magnífica e impresionante llorada se instalará en la capilla del otro lado del altar mayor, para hacer pareja con la cerámica fallera.

Y dejando ahora de lado mi no estar al día en el arte importante actual en nuestra isla, debo admitir que la sorpresa episcopal todavía me tiene enajenado. El obispo Murgui, lo que parecía imposible, ha sobrepasado la marca que puso el obispo Úbeda. Este dejó una obra, por cierto de un descreído, aparatosa y carísima. Murgui ha hecho llegar el arte de la Fe a diferentes lugares isleños y finalmente corona su dedicación con un rosario generoso de lágrimas impolutas. Y seguramente, aunque esto no se debe tener en cuenta cuando se trata de honrar y enaltecer a Dios, a un coste no escandaloso. Sería bueno, a pesar de que el vicario general Lluc Riera ya no esté aquí, que cuando haya que bendecir las lágrimas de la Fe, el obispo Murgui estuviera presente.


Ya tenía escritos los párrafos precedentes y El Mundo ha dado más detalles del proyecto. Dice que las lágrimas miden 80 x 20 centímetros y que son de vidrio azul. Y que la instalación no será permanente sino tan sólo un mágico retablo provisional por los actos litúrgicos de la Fe.

También dice el periódico que el vicepresidente del capítulo manifestó que la Catedral asumirá totalmente el coste de la escultura (sic).

Todo lo que he leído me hace pensar que si el armatoste es para dar lustre a los actos del Año de la Fe, poca Esperanza se tiene en la Fe o la Fe no cuenta con la Caridad. Acaso, en esto último que he dicho me equivoque: tal vez, después de cumplir su objetivo, las lágrimas de cristal azul y el hierro en pedazos se vendan a beneficio de Cáritas.

comentarios

Añadir comentario
Para evitar el spam, no se permite escribir http en los comentarios.

Los comentarios son moderados para evitar spam. Esto puede hacer que tu escrito tarde un poco en ser visible.

 
Powered by Life Type - Design by BalearWeb - Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS