Administrar

"Crónica de los avatares de mis cánceres y sus secuelas" (de laringe, de piel, de pulmón) y otros asuntos, y traducción de artículos de "Anotacions més o manco impertinents".

Por qué 'Aarón Ben Yusef'

mirollull2 | 03 Febrero, 2005 23:30

--- I ---

Consideremos, primero, quiénes somos y de dónde venimos. Y no me refiero a lo que pudo acaecer según la teoría de la evolución, no retrocedo tanto. Aunque, si es cierto que nuestros antepasados son el Pierolapithecus y los simios, habrá que pensar si los macacos y otros antropoides no usan mejor su cerebro que el homo sapiens, que, teniéndolo mayor, lo aprovecha en muy baja proporción.

Al plantear ¿quiénes somos? me refiero concretamente a los pobladores de la llamada por Rubén Darío 'isla de oro', y de sus adyacentes, a los cuales, en tiempos ya lejanos, Plinio calificaba de gente belicosa.

Entre las incursiones y el apresamiento de barcos que mercadeaban por el Mediterráneo, realizados por los belicosos, los asaltos e invasiones por ellos sufridos, e incluso la llegada de viajeros y aventureros, los pobladores isleños, a lo largo de la historia, habrán tenido que ser el resultado de un variopinto y continuado mestizaje.

Posiblemente, de los primeros habitantes, homínidos supuestamente oriundos de África, ya no quede ni rastro, como posiblemente tampoco de los célebres honderos, evocados por pintores y escultores. Entre estos, cuyas imágenes son las más visibles por ser fundidas en bronce y de notable tamaño, Rosselló, al no poder hacerlo del natural, tuvo que modelar los suyos a su imagen y semejanza, y hay que reconocer que -sin considerar el parecido, cosa que no nos es posible- no le salieron nada mal; luego Mir, más burda y aparatosamente, pudo diseñar los suyos sobre los de Rosselló.

”Honderos”, dibuix de R. Anckermann

--- II ---

Algún historiador refiere que Cecilio Metelo, al someter el territorio a Roma, llevó a cabo una gran mortandad, pero no dice que eliminara a toda la población para sustituirla por romanos. Los colonos llegados a la isla fueron unos tres mil, cuentan, algo así como menos de un diez por ciento de los indígenas. Y lo mismo hay que pensar de otras gentes y de las tomas arábigas.

Por tanto, al iniciarse la invasión por Santa Ponsa y Sa Porrassa, cabe suponer que el futuro reino cristiano era ya un centro mediterráneo cosmopolita. Aparte de habitantes que conservaran genes talayóticos, los habría fenicios, romanos, cristianos, moros, judíos... y, no sería de extrañar, vikingos.

Y, aunque en el primer envite, una parte de las huestes de varia procedencia llegada con Jaime I, se quedara para contar en el reparto de tierras y bienes expoliados en pago convenido de los servicios prestados a la corona, y que otros acudieran a continuación para asentarse en el suelo conquistado, es impensable -y, además, no fue así- que los nuevos invasores pasaran a sangre y fuego, no a parte -como realmente sucedió- sino a la totalidad de los en aquel momento residentes.

Tienen que ser bastantes, pues, quienes cuentan -o contemos- con antepasados de tiempos más lejanos que 1229. Y, por tanto, no hay que descartar, en actuales mallorquines, ascendencias varias, como, por ejemplo, la judía y la árabe. Algo así como Aarón hijo -o descendiente- de Yusef; por eso: Ben Yusef y no Ben Yosef.

Benvingut al teu blocAaron Ben Yusef

mirollull2 | 01 Febrero, 2005 23:06

Ja tens el teu propi bloc. Per començar a escriure-hi pots accedir a l'administració amb el teu nom d'usuari i la teva clau. Aquest missatge surt per defecte i el podràs esborrar o subtituir pel teu propi missatge de benvinguda. Atenció: si obres un nou diari i no fas cap mena d'aportació l'esborrarem sense previ avís.

«Anterior   1 2 3 ... 29 30 31
 
Powered by Life Type - Design by BalearWeb - Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS