Administrar

"Crónica de los avatares de mis cánceres y sus secuelas" (de laringe, de piel, de pulmón) y otros asuntos, y traducción de artículos de "Anotacions més o manco impertinents".

Hab. 626 – El invento del euro

mirollull2 | 25 Marzo, 2005 14:55

¿Qué es el euro? De tan evidente, la pregunta parece una perogrullada. El euro es una moneda de intercambió que posiblemente no tiene cobertura suficiente.

Antiguamente se decía que, por ejemplo, la peseta, era un trozo de papel o círculo de metal que representaba una parte alícuota de las reservas de oro que atesoraba el Banco de España. La cobertura en oro de la peseta ya se fue devaluando con el gran descubrimiento del sistema económico: la inflación. La inflación no es ni más ni menos que un acuerdo para que cada día tengan que pagarse más unidades monetarias por algo que intrínsicamente no aumenta ni en calidad ni en valor. Es un mecanismo, por el cual, sin mejorar el rendimiento de las explotaciones primarias e introduciendo en el mercado muchos cachivaches inútiles, se consigue movilizar cifras monetarias ingentes que no responden a un proceso productivo lógico.

Y el euro, en eso de aumentar los precios de las cosas sin ningún aumento de su valor ha sido “el truco del almendruco”. Ya casi se ha conseguido que mentalmente equiparemos 1 euro a 1 peseta, y encima, por la menor cantidad de guarismos, tengamos la sensación de que los precios han bajado. ¿No es mucho más barato ahora un libro por 15 euros que antes por 2 500 pesetas?

Para colmo, el Euro es una moneda que aun teniendo el mismo valor facial en toda una comunidad de naciones no proporciona a igual cantidad de euros la misma equivalencia en productos o servicios en todas ellas . Y, para colmo, prácticamente carece de responsable emisor. Una siglas, al parecer en diferentes idiomas, con un burujo debajo, parecen toda su garantía.

La peseta, por lo menos, llevaba unas firmas, con indicación del correspondiente cargo, entre ellas la del Director del Banco de España, que le daban una supuesta solvencia.

Y ahora se me ocurre una duda, ¿qué ha pasado y para qué sirven las reservas en oro del Banco de España? ¿Continúan en sótanos protegidos? ¿O, tomando como precedente la operación de traslado efectuada por los “rojos” y llamada el “oro de Moscú”, los socialistas actuales –los “rojos” de siempre con una adicción a los lingotes, demostrada, superior a la de los “blancos”-, para lo que sirven ocultos en mazmorras estos trocitos de metal ¿les habrán liberado de su condición de inerte y ominosa esclavitud, para convertirlos, bajo la advocación de Nuestra Señora de la Merced y de Nuestro Señor de los bonsáis, en alivio y redención de agravios, injusticias, penas y penados?

Hab. 626 – Dioses a medida

mirollull2 | 24 Marzo, 2005 13:35

Hoy quizá no este demás escribir una reflexión religiosa (y advierto que me tomo el concepto “religión” con pinzas). ¿Alguien sabe de verdad qué es una religión? En el sentido etimológico viene del verbo “religare” –si el verbo es latino, algún origen más antiguo tiene que tener, pero ahora no puedo remontarme tanto porque no tengo documentación suficiente a mano; ni, por otra parte, no tengo ganas de buscar por Internet, que ya es una gran enciclopedia de la verdad y la mentira. Por tanto, quedémonos en “re-ligare”: ligar algo con algo, o ligar las persona con una creencias. Lo que sí es cierto –y esto tiene gran importancia en el devenir y conformación de las diferentes sociedades (o tribus) que han formado y forman la humanidad, es que sobre el miedo ancestral a lo desconocido se han organizado conjuntos de creencias en seres superiores o inferiores –ultraterrenos- unos benéficos y maléficos otros.

Y tan equivocados están quienes pretenden que la religión o la historia de las religiones, no figuren en la enseñanza oficial, como quienes quieren que “su” religión, mejor dicho, su particular manual –judíos, mahometanos, católicos, ortodoxos, testigos, mormones, etc. etc.- de normas de comportamiento, de realización de ritos, de definición de virtudes y pecados, figure como asignatura reconocida. Conviene –y hasta es imprescindible- que sepamos qué han sido y son y cómo han actuado y actúan las sociedades para organizar su “re-ligación” con lo desconocido y temido. Y cómo se han instituido unas castas mágicas o sacerdotales, que –ejerciendo gran poder e incluso formando parte de la de la estructura civil de los pueblos, se han organizado administrativa, económica e institucionalmente.

¿No es revelador que en pleno siglo XX pueda montarse un tinglado como el del Palmar? ¿O es que la humanidad sólo progresa técnica y científicamente? El del Palmar es la demostración más burda de a donde se puede llegar con “inventos” así; pero se encuentra muy próximo de otros, si se quiere más “finos” y “elegantes”, como el Opus Dei, los Legionarios de Cristo, y otros que seguramente andan por ahí, algunos en pareja como antes los carabineros.

Es evidente que hay una parte de “re-ligación” del hombre –de la persona- con el resto de la creación, de cuyo todo forma parte.

Pero de ahí a decir que “Dios nos creó a su imagen y semejanza” es extender una nebulosa para que no nos enteremos, si es que podemos, de quiénes somos y por qué estamos aquí: una esferita minúscula en una infinitud de constelaciones de cada día por más investigadas, con más incógnitas.

Propongo, y no soy yo sólo quien lo dice, que nos planteemos y reflexionemos si no somos nosotros quienes hemos creado a Dios a nuestra imagen y semejanza. Si no es así, ¿cómo explicar tan diversas religiones y tantos dioses?

Sé que, para muchos, mi reflexión será impertinente, insolente e irreverente , y más en el día del Jueves Santo. Ya lo dije en otro momento: “tanta sinceridad... cuánta impudicia.”

Cierro esta reflexión con una proposición de mi amigo Joan Oliver “Maneu”. Ampliando y contestando una expresión mía, me ha escrito:

“Mals llamps els sords i muts d’esperit, perquè d’ells serà el regne de la ignorància.”

Más o menos traducido, dice: “Malaventurados los sordos y mudos de espíritu, porque de ellos será el reino de la ignorancia”.

Hab. 626 – Dioses a medida

mirollull2 | 24 Marzo, 2005 13:35

Hoy quizá no este demás escribir una reflexión religiosa (y advierto que me tomo el concepto “religión” con pinzas). ¿Alguien sabe de verdad qué es una religión? En el sentido etimológico viene del verbo “religare” –si el verbo es latino, algún origen más antiguo tiene que tener, pero ahora no puedo remontarme tanto porque no tengo documentación suficiente a mano; ni, por otra parte, no tengo ganas de buscar por Internet, que ya es una gran enciclopedia de la verdad y la mentira. Por tanto, quedémonos en “re-ligare”: ligar algo con algo, o ligar las persona con una creencias. Lo que sí es cierto –y esto tiene gran importancia en el devenir y conformación de las diferentes sociedades (o tribus) que han formado y forman la humanidad, es que sobre el miedo ancestral a lo desconocido se han organizado conjuntos de creencias en seres superiores o inferiores –ultraterrenos- unos benéficos y maléficos otros.

Y tan equivocados están quienes pretenden que la religión o la historia de las religiones, no figuren en la enseñanza oficial, como quienes quieren que “su” religión, mejor dicho, su particular manual –judíos, mahometanos, católicos, ortodoxos, testigos, mormones, etc. etc.- de normas de comportamiento, de realización de ritos, de definición de virtudes y pecados, figure como asignatura reconocida. Conviene –y hasta es imprescindible- que sepamos qué han sido y son y cómo han actuado y actúan las sociedades para organizar su “re-ligación” con lo desconocido y temido. Y cómo se han instituido unas castas mágicas o sacerdotales, que –ejerciendo gran poder e incluso formando parte de la de la estructura civil de los pueblos, se han organizado administrativa, económica e institucionalmente.

¿No es revelador que en pleno siglo XX pueda montarse un tinglado como el del Palmar? ¿O es que la humanidad sólo progresa técnica y científicamente? El del Palmar es la demostración más burda de a donde se puede llegar con “inventos” así; pero se encuentra muy próximo de otros, si se quiere más “finos” y “elegantes”, como el Opus Dei, los Legionarios de Cristo, y otros que seguramente andan por ahí, algunos en pareja como antes los carabineros.

Es evidente que hay una parte de “re-ligación” del hombre –de la persona- con el resto de la creación, de cuyo todo forma parte.

Pero de ahí a decir que “Dios nos creó a su imagen y semejanza” es extender una nebulosa para que no nos enteremos, si es que podemos, de quiénes somos y por qué estamos aquí: una esferita minúscula en una infinitud de constelaciones de cada día por más investigadas, con más incógnitas.

Propongo, y no soy yo sólo quien lo dice, que nos planteemos y reflexionemos si no somos nosotros quienes hemos creado a Dios a nuestra imagen y semejanza. Si no es así, ¿cómo explicar tan diversas religiones y tantos dioses?

Sé que, para muchos, mi reflexión será impertinente, insolente e irreverente , y más en el día del Jueves Santo. Ya lo dije en otro momento: “tanta sinceridad... cuánta impudicia.”

Cierro esta reflexión con una proposición de mi amigo Joan Oliver “Maneu”. Ampliando y contestando una expresión mía, me ha escrito:

“Mals llamps els sords i muts d’esperit, perquè d’ells serà el regne de la ignorància.”

Más o menos traducido, dice: “Malaventurados los sordos y mudos de espíritu, porque de ellos será el reino de la ignorancia”.

Hab. 626 – Noelia

mirollull2 | 21 Marzo, 2005 18:11

Noelia, que en una canción de Nino Bravo se repita tu nombre, es una alusión bonita, pero de importancia menor. Tú, Noelia, creo recordar que fuiste la tercera persona que llegó a mis días de vida de reclusión vigilada y cuidada. ¿Cuántas veces has intervenido en las curas junto con el doctor? ¿Cuántas veces he recibido la sonrisa placentera y tu mirada llena de buenos augurios? Noelia, es una pena que cuando a mí me hayan liberado, tú todavía sigas con la restricción y no podamos compartir un helado de almendra. ¡Qué le vamos a hacer! Yo, por ahora no podré hablar, pero un helado de almendras confío poder tomarlo pronto. En cambio, tú puedes hablar, mas por el contrario tienes vetado el helado de almendra. Ya ves, nadie lo tiene todo. Sin embargo, tampoco es para tomárselo por la tremenda. Hay cosas peores que tener que prescindir de un helado o no poder decir algo precipitadamente, que con algo de reflexión puede ser expresado mejor.

También, hablando de la hab. 626, tendría que mencionar más nombres, por ejemplo Habitación 626Ángel, eficaz y puntual, un tanto adusto a primera vista, pero siempre certero, atento, afectuoso. Y todos cuantos, con más o menos presencia –María, que después de unos días se fue de vacaciones- van entrando y saliendo cumpliendo esmeradamente sus funciones en los turnos. Y detrás, respetada y admirada por cuantos controla, Amparo, que aparece si es preciso y puedes no verla tú si son otros quienes la necesitan.

De todo el “trasiego”, que si Recepción, que si ingreso imprevisto por Urgencias, -que se adelantó a los preparativos que se llevaban a cabo- que si una placa, que si otra, que si extracciones de sangre, que si bajada a consulta o revisión por el equipo habitual, que si la UCI, ¡cuánto buen trato y dedicación!

Por experiencia directa, nada puedo decir de la intervención. Sólo recuerdo que los doctores estaban comentado las placas del TAC –nada halagüeño por cierto- y prestos para una intervención de entre 5 y 6 horas, y, poco después de ponerme una o dos vías, me quedé dormido. (La parte principal de la función, supongo que por acertada lógica, me la perdí.) Algún tiempo después, para el equipo médico mucho mayor que para mí, oí que me decían que la operación había ido bien y que sólo había durado unas cuatro horas, pero que como ya habíamos comentado y supuesto, de las posibles acciones a tomar, se había tenido que elegir la más drástica y más conveniente: extirpación total de la laringe y desviación del sistema respiratorio por tráquea abierta.

Y ahora, aquí estoy, junto a Amalia, mejorando día a día, y agradeciendo. Creo que debo mencionar al Dr. Secades, certero, preciso y diligente en un proceso que a él mismo le ha sorprendido por la reaparición imprevista y rápida de un nuevo carcinoma agresivo, que ha sido el responsable de esta rápida segunda intervención; y también debo referirme a la agradable colaboración del Dr. Bonilla y a la participación del Dr. Murcia, ambos de la OTR de la Rotger.

Curiosamente, he de referirme a que un conflicto comercial-sanitario me ha sido favorable en todos los sentidos. Hasta en la ubicación de la clínica, que ha resultado muy cómoda para familiares y amigos.

No dudo que, estando en la Clínica Rotger he salido favorecido. Ojalá les pase lo mismo a todos los no admitidos por la Policlínica Miramar; por mí, ASISA no la necesita.

Hab. 626 – IB3 me preocupa

mirollull2 | 20 Marzo, 2005 14:29

¿Debe preocuparme la existencia de IB3? Como ciudadano, sí; y hasta si queréis, un poco más que cualquier otra emisora local o canal. Porque si va a ser el organismo de propaganda y de formación del espíritu autonómico, hay mucho riesgo de que nos intente promocionar de la mano del partido gobernante, la unidad pueblerina asociada a Cataluña de destino en lo universal. Y también, porque véala o no, tendré que leer en los periódicos cómo se va enjuagando el déficit que desde “s’entreforc” y pasando por “sa fosca” bajará caudaloso por el Torrent de Pareis.

Por otra parte, esto de la IB3 debe ser en mi una fijación, que me hace dudar de mi pretendida y no deteriorada claridad mental.

Este asunto –después de años ha de no andar por estos berenjenales- me ha recordado la existencia de unas técnicas y métodos de dirección, gestión y control empresariales –y hasta he sentido un instintivo y fugaz ramalazo de interés por poder aplicarlos, aunque sé que es imposible en esto de IB3.

No se trata de que IB3 –per se, una entidad no lucrativa- tenga que alcanzar beneficios. Sólo seria preciso establecer unos objetivos razonables y correctos de sus horas de emisión; y en función de éstas mantener unos medios técnicos adecuados, unas plantillas eficientes y ajustadas, un control de recursos de explotación, unos aprovisionamientos concordantes con la producción, y, para no extendernos más, establecer un sistema de control presupuestario –presupuesto previo y seguimiento de su cumplimiento o incumplimiento-. El seguimiento suele llamarse análisis de desviaciones, y se efectúa a medida que se realizan las acciones a controlar, nunca a año pasado.

Después de leer hasta aquí, ¿alguien puede extrañarse de que, como he indicado antes, pueda poner en duda mi lucidez actual?

Lo que he expuesto, pienso, con la mayor benevolencia sólo se puede tildar de utopía. Sin tanta generosidad, se queda en algo de Goya: “Los sueños de la razón producen monstruos”.

Hab. 626 – San Nicolás se desmoronó

mirollull2 | 19 Marzo, 2005 13:33

Nos llegan noticias de allende los mares que bañan la costa barcelonina, de que, por las aclaraciones y por las actuaciones que pretenden llevarse a cabo, las obras efectuadas en la ciudad condal más allá del ensanche, han sido y son hechas en el más puro estilo postfranquista; o, lo que puede ser lo mismo, en la más cuidada ingeniería pujolista, que ha sido asumida por sus continuadores en el manejo, al modo del Gran Capitán, de las cuentas de “palas, picos y azadones”.

Aquí, no sé si por cumplir con su papel de opositor desde su posicioncita en el corral político o si porque realmente cuenta con indicios e informaciones apropiadas, el señor Grosske dice que lo del aparcamiento Antonio Maura puede resultar algo así como los de los “Carmelos” barceloneses.

¿Lo dice sólo por cumplir con el recitado que le ha tocado en el reparto? ¿O es que sabe, acaso, que por los alrededores de la plaza de Quadrado hubo sus corrimientos de tierras, grietas y descenso de suelos, con sus respectivos medios a hundimientos, al hacerse las excavaciones para instalar el sistema neumático de basuras? ¿Sabe, el señor Grosske, si se controla el funcionamiento correcto de la instalación, o, si en el momento menos pensado, una acumulación de metano, con su estallido, puede dar un buen susto a los vecinos?

Pero, es que hay más, señor Grosske. La propia Iglesia de San Nicolás, la que existe hoy en día, no es más que en parte la elevada en su día. Por lo menos son dos los desmoronamientos que sufrió. Uno más grave que el otro. Y no por lluvia o rayo. Fueron por su asentamiento en tierras ligeras y con filtraciones. Casi a su vera, y hasta el Teatro Principal llegaba el entrante marítimo desde S’Hort del Rei, que, a su vez, recibía las aguas de la rambla.

¡Cuánto más hurguemos y removamos los basamentos de esas zonas, más sorpresas podremos llevarnos! ¡Y no precisamente divertidas!

Hab. 626 – La casita museo

mirollull2 | 18 Marzo, 2005 13:09

Hab. 626 – La casita museo

¿Es una epidemia? Ahora, cualquier institución, entidad autobenéfica, ciudad, pueblo o villorrio pretende tener un museo o casita similar. En otros tiempos se montaban capillas y ermitas, sin ostentación y sin fotos para salir en primera plana. A lo más, el pregonero voceaba el acontecimiento.

Cuando llegué a Madrid ya había museos, claro, igual que en Palma cuando me fui, pero no, ni aquí ni allá, había “museitis”. Algunos incluso estaban cerrados, otros tenían algo de polvo y horario restringido, pero no tenían tantas ínfulas, eran lugares de silencio, contemplación y reflexión. No eran casas de presunción (como el Lázaro Galdiano, recoleto y discreto pese a sus buenos fondos). Y se mantenían cómo podían, discretamente, sin gran preocupación por los tacos en entradas.

¡Cuánto cambio! ¿Era mejor aquello? Algo sí había que era excelente en museos, fundaciones, etc,: exposiciones temporales. Cambió totalmente y se amplió mi capacidad de ver y entender el arte, y aprendí a saber qué era pintura, y escultura. La reproducción de un Goya no da idea de la esencia pictórica y trascendente de un Goya, ni la de un Renoir, ni la de un Cezanne, ni la de un Klee, un Kokoschka, un Gris, un Kandinsky, un Mondrian... y paso por alto, por innecesario, a Miró, a Sunyer, a Manolo y al impresionante Gargallo. Cuánto por encima estaba todo aquello de lo que solía verse en las salas de Palma; sólo excepcionalmente se veían ramalazos. Y Apeles de Atalis, con sus juicios clarividentes, todavía escandalizaba y removía la beatitud reinante.

Ahora, repito, aquí y allí, quieren su museíto. (Y no como el de Arte Abstracto Español de Cuenca: aportación espléndida de obra recopilada y espacio impulsado por Fernando Zóbel, excelente inicio de amistad que murió a los ocho meses de conocernos en una exposición suya en Sevilla.

¿A qué viene todo esto? Sencillamente a que hablo de gentes que han sabido o saben lo que tienen entre manos.

No como aquí, en donde sin saber por qué –algún motivo descabellado o interesado habrá- se va a montar un nuevo museo en Valldemossa, lugar va a ostentar el mayor número de museos por m2, posiblemente, del mundo. ¿No le basta lo que, en diferentes facetas, ya tiene?

¿O es que en Valldemossa se pretende enseñar a ver pintura mostrando lo que no es pintura? Después de la exposición ¿antológica? de Sant Antoniet, muy ligera y débil artísticamente, qué se puede esperar de lo que el Ayuntament, con el apoyo crematístico del Govern (supongo que vía Estarás), y la inquebrantable adhesión del Consell, serán capaces de montar.

Por muy buena persona, por entrañable y simpático que sea, no merece el, entre otras cosas, pintor Coll Bardolet, que se le ponga un piso a pintura.

Y si creéis que exagero, hago una propuesta que sirva para confirmar mi exabrupto: Montad, el Govern, el Ajuntament o el Consell, una exposición en que puedan contemplarse obras de Coll Bardolet al mismo tiempo que pinturas de A. Gelabert. Si no se entiende lo evidente, que en Gelabert todo es pintura y, en Coll Bardolet, por lo general, cuadros alegres, luminosos, ligeros y repetitivos, no podré pensar otra cosa sino que todavía falta aprender a distinguir entre la diferencia entre la reproducción más o menos atinada de lo que puede verse por una ventana y la belleza misma y auténtica de lo que muestra la ventana.

Y, aún, una última propuesta: si alguien duda de mis asertos, y quiere arriesgarse a ver pintura, que acuda a la exposición actual de “La Caixa” en la plaza Weyler.

---------

No es lo mismo pintar un cuadro, que pintar objetos y cosas –si se quiere con buena mano- en el recuadro de una tela.

---------

Nota: Supongo, amigo Josep Coll Bardolet, que no os gustará mi especie de diatriba. ¡Paciencia! No soy Agamenón; tal vez podría ser su porquero.

Hab. 626 – Aclaración ineludible

mirollull2 | 17 Marzo, 2005 12:24

Tal vez hay hechos o instituciones que hacen menos daño del que podrían, porque mucha gente o no sabe de qué van o ni siquiera conocen su existencia. De todos modos, puesto que me piden que aclare a qué o quiénes me refiero con todo esto del IB3, su dispensador de títulos de hidalguía y sus adláteres chupópteros, ahí va lo que he sacado en claro.

En Palma, después de unos dimes y diretes con Barcelona por la politización de la lengua y del desacuerdo con el Institut Ramon Llull, los expertos isleños catalanizados reconforma el Institut d’estudis baleàrics, dependiente del Govern Balear para simular una institución propia independiente para promoción de los valores autóctonos. Su Presidente es el profesor y escritor Gabriel Janer Manila; su segundo, para la promoción, propaganda y formación del espíritu nacional, un tal Alzamora, y les acompañan algunos perejiles para cualquier salsa. El señor Alzamora ha hecho varias gloriosas y lúcidas manifestaciones que algunos periódicos han aireado sin límite ni comedimiento. Entre sus escritos y habladurías, los ha habido incluso contra el President del Govern, quien ha tenido la delicadeza de, como suele decirse, envainársela. Entre otras sutilidades literarias y estéticas, el señor Alzamora dijo, en tono festivo y en una reunión distendida, que quienes no reconocemos la unidad absoluta del mallorquín y el catalán, somos unos “hijos de puta”. Su presidente, Janer Manila, supongo que le da palmaditas en la espalda para que no se desmorone ante las críticas e improperios recibidos. En otro artículo me referí a la connivencia que puede que haya entre los dos. No sería de extrañar; de otro modo, cómo siguen juntos en el chiringuito.

La pena es que el IEB no servirá para nada; nada bueno, quiero decir. Sino para crear problemas, vender hielo en el polo, traducir algún escritor al pernambuqués, montar estands, -y no digo traducir el Quijote, que ya lo está- y para ir y venir, y poco mas; o, peor, aún para demasiado. Eso sí, su dedicación será convenientemente retribuida.

Un mecánico que de Palma a Sóller tuvo que desplazarse para reparar un refrigerador, al llegar se encontró que no había tal avería, todo se reducía a conectar un enchufe. No cobró por el trabajo, pero extendió la correspondiente factura por no sé cuántas pesetas de aquel tiempo, y el detalle del concepto fue: “Por ir y venir”.

¡Pues eso! Cobrarán y gastarán por ir y venir y para hacer el paripé.

¿Podrá, algún día, descubrirse que un escritor o un artista no tiene porqué ser un buen gestor, ni siquiera un gestor?

Hab. 626 – Yo, hijo de puta

mirollull2 | 16 Marzo, 2005 21:25

Antes de iniciar esta navegación de anclaje fijo, ya había empezado, todavía en fase primaria, una especie de investigación de mis ancestros. Nací, evidentemente, en Mallorca, con genealogía en Petra, Palma, Llucmajor, Ses Salines, Sóller... y no tengo ninguna evidencia ni atisbo de que mi madre fuera una hetaira.

Por tanto, había que remontarse más. Pero, ninguno de los senderos abiertos, aunque no exhaustamente por ahora, y aunque sí suficientemente aclaratorios, no revelan antecedente de este tenor. En mi línea ascendente no aparece ninguna ramera ni evangélica ni anterior ni posterior.

Habrá que indagar si no es, mi caso, solamente cuestión genética; si el ADN tiene todavía ondulaciones ocultas. Porque lo que sí es cierto, es que soy un auténtico ejemplar de “hijo de puta”. Por lo menos, de acuerdo con la alta ciencia explicada y demostrada por el especialista en lenguas –perdón ¿en lengua?; no parece que haya estudiado más que una, y aún esta, por más especializarse, en una facultad restringida, restrictiva y acotada en una zona filológica poco aireada.

Ahora me doy cuenta de que he escrito especialista en lenguas, y he intentado reducirlo, luego, a una. Puede que no estuviera equivocado y no deba ser restrictivo, sino amplio de miras. La lengua no es un concepto único: es un aparato fisiológico y es un sistema de expresión (y por tanto de posible comunicación) ; por tanto, en esta disquisición, mantengo lo de dos lenguas, que, para este caso, tanto sirve una como otra. Si con una puede escribir sus excelentes libros (no lo digo yo, que no los he leído y cuya opinión, por lo demás, carecería de importancia); con esta, la de escribir, y además con la otra ha demostrado que ha podido conseguir su continuada incardinación en las instituciones que pretenden, y lo consiguen a veces, montar el numerito para que unos cunatos vivan como “canónigos” ebúrneos del, sea cual sea, poder vigente.

Me parece recordar que fue una Evamarilen, por una de mis “Anotacions més o manco impertinents”, la titulada “Un il·luminat poeta a l’IEB”, que se molestó porque yo le tildaba de iluminado, lo que ella, si acaso, tomaba por elogio y lo asimilaba a Ramón Llull. Hay para decirle: ¡Uro, Evamarilen! En cuanto a que lo avalan muchos premios, cosa que tambíen decía la interlocutora, ¿quiere esto decir algo? Yo también tengo algunos premios y no pasa nada. Los tengo de poesía, cuento, acuarela; un pequeño ensayo mío sobre Larra fue seleccionado y publicado en un número extraordinario dedicado al “pobrecito hablador” por la Revista de Occidente (sí, la que fundó Ortega y Gasset), y hasta –una revelación para muchos- un cuento mío llegó al grupo del que tenía que salir el ganador en un concurso de “Play Boy”.

Lo de los premios, Evamarilen, no es más que una satisfacción vanidosa, aceptable y agradable, claro, pero la proliferación crea la sospecha de la duda –hay precentes- y en bastantes casos, muchas veces previstos o preimaginados, huelen a nepotismo.

Antes de seguir quiero referirme a otro asunto del que muy poco me he enterado en mi ir y venir de quirófanos, urgencias, ucis, radiografías, cambio de sondas y el disfrute, con sus entretenimientos, de la habitación 626. Viene a ser como lo de “Que descansada vida la del que huye del mundanal ruido, y sigue la escondida senda por donde han ido los pocos sabios que en el mundo han sido”. Bien, pues desde esta mi descansada vida, quiero manifestar mi total repulsa e indignación, porque según me han dicho, Alzamora ha recibido amenazas de muerte. Si es verdad, sea cual sea el motivo, es algo totalmente intolerable, y, aunque sólo pueda ser una bravata, una acción reprobable de miserables y estultos miserables.

Aunque suscite una reflexión: los fanatismos, cualesquiera: nazis, moros, antijudíos y judíos, católicos, nacionalistas, lingüísticos, etc. etc. siempre acaban mal y a veces peor.

Para terminar, deduzco que está confirmado que “Soy un hijo de puta” de acuerdo con el baremo admitido por el IBE, expresado por su difusor, y que apoya su sanedrín y bendice su Presidente.

Mi perfil es absolutamente diáfano y sin tacha. Allá por los años 50-60, felizmente reinante Franco, ya era de los que sentían la lengua, me refiero a la que refleja y a su vez conforma el pensamiento y por tanto la personalidad de cada uno como algo indisoluble del propio ser. Y doy una pista más: me opuse a que “Lluc”, que en aquellos momentos cambiaba y pretendía emular a “Serra D’Or” dentro de lo posible, publicara unos artículos míos escritos en forma “salada” si se les cambiaba el artículo a la forma “lalada”. Justificaban la necesidad por su difusión (nada numerosa) en Cataluña. Si en Cataluña llegan a gente culta no tiene que haber ningún problema, y si lo hay será porque el conocimiento que tengan de Mallorca tienen que mejorarlo, esto puede ayudar, les dije. Los artículos se publicaron.

Mi titularidad de “hijo de puta”, presenta todavía otra característica indudable. Ya en tiempos del “elegido” expresé con frecuencia mi convicción de que temía más una pretendida colonización barcelonina de nuestra tierra que una dependencia de Madrid. Después, lo he mantenido y lo sigo afirmando.

Con todo mi historial, sin embargo, he tenido y sigo teniendo muy buenos amigos en Cataluña y, concretamente en Barcelona. Será porque en mí ven un “hijo de puta” sin doblez ni envidias ni malas intenciones, nada pedigüeño y sin complejo de inferioridad alguno.

¿Me queda una duda? ¿Hemos de decir IEB o IEBB? Al salir de la clínica intentaré saberlo, y tal vez ya estará claro: Institut d’Estudis Baleàrics Barcelonins (y posiblemente como los del norte en otro asunto: adheridos al Cervantes).

Hab. 626 – Unicarretera

mirollull2 | 15 Marzo, 2005 21:40

He recibido una propuesta, distinta de la mía, que puede ser muy interesante.

Por su novedad y por su originalidad, la expongo tal como la he recibido.

-----

Miro Llull

Puedo presentarme al concurso?

Si puedo, te propongo esto;

Mallorca ensaimada

Así habria ensaimada para todos, además, para ir de Costitx a Valldemossa vería todo el paisaje mallorquín.

No importa si hay que atravesar alguna zona de agua, para esto están los ingenieros, recordemos el Golden Gate sin olvidar que Golden significa dorado.

Joan Oliver “Maneu”.

Añado, Joan, que puede ser un medio muy visible para que cualquier piloto identifique la isla y acierte en su aterrizaje, por muchas obstrucciones y marcas desorientadoras que ponga el gañán con ínfulas mefistofélicas. (Supongo que queda claro a quien llamo gañán; pero por si por acaso alguna persona poco enterada lee esto y no lo sabe, se lo digo: un tal Alomar.

Hoy os hago una confesión. Veo que en cualquier momento puede empezar a amanecer en el panorama político español. Estos días he visto que los parvularios no tienen demasiada gente. Por tanto no van a darnos cantera para muchos años. Y se acabará el P(arvulario) P, el P(arvulario) SOE, P(arvulario) SM, y otras unidades para aprender a hacer palotes. (Especialmente teniendo en cuenta que los que lucen el babi con sus insignias son ya muy garrudos.

--------

Nota:

Continúo ahorrado energías. Ahora no busco ninguna “Flor Natural”. Simplemente pretendo que mi comunicación, si es posible, la lean 200 personas (y no 20) , incluidas una japonesa, y mallorquines y catalanes cultos.

--------

Hab. 626 – Al Dr. Beltrán

mirollull2 | 15 Marzo, 2005 11:17

Tomeu, estos días ha pasado por mis manos uno de tus “siurell”, que no sé si acabé de leer o no entendí del todo. Mi situación física tiene cierta incapacidad. Tú, como médico, sabes que no es la mejor de la situaciones llevar unos veintidós días en una habitación de clínica, aunque sea de la Rotger, con una buena vista en la ventana y con un trato exquisito, sin saber todavía los días que, aunque no se agrave, ardará en cerrarse la fístula.

Y todo, por la aparición de un nuevo carcinoma, éste de acción más rápida y mucho más agresivo que el que hace tres meses se llevó parte de las cuerdas vocales.

Cuando la recuperación era esperanzadora y según la biopsia de control posterior no Siurell pintado por M.Ll se delataba malignidad alguna, va éste y obliga a la extirpación total de la laringe. ¡Fíate tú de los cánceres! Como a médico supongo que no te digo nada nuevo.

Pero volvamos al “siurell”. Se refería a IB3, y en él reproducías frases de pensadores y analistas. Venía a ser como si dijeras que “a quien madruga Dios le ayuda” y “que por mucho madrugar no amanece más temprano. O como en el evangélico que si te dan en una mejilla pongas la otra. A lo que uno accedió y puso la segunda mejilla, pero contestó con “en la medida que midiereis seréis medidos” y descargó dos bofetadas a cuál más fuerte. Lo que quiero dar a entender es que las frases son una especie de ida y vuelta.

De todas maneras, de tus frases, quiero fijarme especialmente en la de Bertran Russell, que creo recordar venía a decir que la televisión es una manera de volver estúpidos a los espectadores. Y eso que televisivamente, B.R. vivió una época menos mala que la nuestra. Ahora, no me cabe duda de que reconocería que también es un medio muy eficaz para degradar a la sociedad.

En estos 22 días he estado sin ver un solo segundo de tv. En mi vida normal, la veo muy poco, pero esto de ahora es un privilegio.

Con todo, mira cuánto he escrito para decirte que sea cuál sea la consecuencia que quieras sacar de tu escrito –que ya te he dicho que me desapareció sin que pudiera releerlo, la IB3 no será distinta de lo que se suele hacer por ahí (ya he escrito algo sobre ello). Y es una pena, porque la TV, también la IB3, aparte de ser otro saco sin fondo para desperdiciar dinero, podría servir para algo. Para ello tendría que olvidarse de lo que creo que se llama el “share” y buscar sensatez, elegancia e inteligencia, algo que todavía puede hallarse.

 

Hab. 626 – Es Baluard

mirollull2 | 14 Marzo, 2005 09:03

Engañar a un ministro no creo que sea difícil; a una ministra, algo más difícil, que por ser mujer es más perspicaz. Pero también posible. Si ha dicho, de motu propio “las instituciones han pagado Es Baluard y deben gestionarlo”, no está bien informada. Si se lo han hecho decir, tendrá que revisar de quién puede fiarse.

El que las instituciones hayan pagado, está por ver: el dinero no lo han aportado las instituciones; en todo caso es parte del erario público que dilapidan, malversan y se reparten, o usan para comprar adhesiones (A conejo muerto, subvención al canto. “Magia Borrás”) Y, en este caso, para más INRI, han endeudado parte de los impuestos que hemos de pagar los ciudadanos durante varios años con la Caja que es de donde canta que es Serrat.

Que las instituciones deban gestionar Es Baluard, ni de broma, por lo menos en cama redonda, que ya sabemos de qué son capaces. ¿Os imagináis a la Princesa, que por sus propias palabras no sabe lo que es un museo y tampoco el mundo, metida en esto?

Yo, en casa tengo algunas pinturas y dibujos (de Anckermann, Aleix Llull, J. Terruella, Brunet, J, Fuster, Julio Quesada, Alfredo Piquer, Felipe Criado...), esculturas, grabados (de estos, de Miró unos y otros de Zóbel, José Guerrero, Ràfols Casamada, Rueda, Marta Montcada... y Miró Llull), algunas herramientas antiguas, unos fósiles, unos carricoches y cañones de hojalata del ejército (tanto me da que se interprete de hojalata el ejército como los carricoches) y seguramente algunas cosas más, que se las puedo enseñar a la Presidenta para que compruebe que con esto no tengo un museo, en todo caso una colección simpática y atractiva de ir por casa, en la que no faltan un montón de siurells.

Y la de Serra, --que ya me gustaría tenerla-- , la señora Munar, o no la ha visto, o no ha visto otro museo en su vida que el que pudiera haber en su colegio; o es una paleta en arte. Lo que acabo de escribir no puede achacarse a interpretación mía; es simple constatación deducida de sus palabras.

Y hablemos ahora de Es Baluard, que sólo he visto ligeramente por el exterior. Creo tener una buena idea de lo que hay en su interior (entre lo de Serra y lo de otra procedencia.) Y he de reconocer que no he ido a verlo por lo mismo que, en mis años de residencia en Madrid, no visité el del fabricante de ascensores: por sus descarados chanchullos políticos.

También, ahora me apetece decir que ninguna pleitesía me induce a referirme como a “Don Pedro” al hablar de Pere Serra; la deferencia y la cortesía, no obliga a una cursilada reverencial. Aunque Pere Serra, en varias ocasiones ha abierto sus páginas a mis escritos (uno de ellos era el relato de, en un viaje de trabajo, en el cual un chofer de la empresa, después de recogerme en el Prat me llevaría a la fábrica de Alcanar, pasando primero por la Fundación Miró. Pedí al chofer que entrara conmigo a la fundación y alegó que él no entendía de aquello. No tuve dificultad alguna para convencerle. Resultó una experiencia muy gratificante, que incluso, al recogerme al día siguiente en el hotel, me agradeció.

Al regresar a Mallorca, Pere, ante mi deseo de volver a publicar me abrió otra vez la puerta y puso mi disponibilidad en manos de su hijo Miguel. Se publicaron, uno tras otro varios artículos; pero de buenas a primeras se iniciaron los retrasos y hasta omisiones en la publicación de los artículos. Tanto Miguel Serra como Pere Fullana, no me dieron razón por la no publicación, y me insistieron en que escribiera. Pero ¿se perdían? A Miguel le dije que si no les interesaban, me lo dijera claramente. Que aunque yo me considerara un articulista admisible (en otros sitios, Madrid incluido, me habían publicado) ellos podían tener otra opinión, o que mi temática y mi estilo no fueran lo deseado por su periódico. La respuesta fue que les siguiera llevando escritos. El resultado: que no publicaron. La consecuencia: que no les llevé ninguno más. Y así quedó: no hubo más publicación. Ni siquiera hable con Pere Serra, ya que él lo había dejado en manos de Miguel. De toda manera, me parece una historia curiosa.

Pero, volvamos a la ministra. ¿Sabe esta señora si los acuerdos, convenios o contratos aceptados y firmados, y seguramente protocolizados, tienen algún valor? ¿Sabe que existe uno, creo que inicialmente previsto por unos 30 años y finalmente firmado por unos 90 años, que establece cómo se llevará el museo, quien o que comisión y con que calidad de votos llevará adelante su gestión? ¿Sabe la señora ministra que los convenios sueles ser de obligado cumplimiento si se desarrollan según lo estipulado?

¡Qué ingenuas me parecen las manifestaciones de la ministra.

Y a ti, Pere, ¿qué quieres que te diga?; nos reiremos un poco. Cuando mi cuerpo, después de este trote, esté en condiciones, un día iré a pasear por fuera y por dentro de Es Baluard. Y hasta puede que intente pintar alguna acuarela en sus exteriores. Y en su momento, cuando ya estemos en el tiempo después del tiempo, Pere, nos divertiremos recordando la baja catadura general de nuestros políticos y de cómo son capaces de ir de Herodes a Pilatos, cambiar de chaqueta, y meter el cerebro en formol para intentar salvaguardarlo en todas sus posibles capacidades.

Lágrimas de cocodrilo

mirollull2 | 12 Marzo, 2005 21:54

A mi retiro forzado han llegado periódicos con fotografías de manifestaciones silenciosas, actos conmemorativos, erección de fantasmas escultóricos, y hasta fotos de gente aplaudiendo. ¡Aplaudiendo qué? Con qué poca dignidad se está utilizando un signo de aprobación por un hecho sobresaliente en el teatro, en el deporte, en los toros; con qué falta de sentido y de respeto se usa para aplaudir las víctimas de las desgracias. Ni en los toros he visto que se aplauda al torero que muere en la arena.

Admitiría que todos estos montajes tuvieran la grandeza de la representación de la tragedia griega, que hasta tenía su efecto catártico.

CATARSIS: Efecto que causa la tragedia griega en el espectador al suscitar y purificar la compasión, el temor u horror, u otras emociones.

Y no disminuía su autenticidad y eficacia, que al actor se le denominara “pròsopon”, o sea, máscara, que luego los romanos tradujeron a persona.

Presumimos de democracia, y qué lejos está de las esencias griegas. Ahora sólo somos capaces de montar pantomimas con caretas carnavaleras para acallar la mala conciencia. Y repartir estampitas con fotografías de los actos, que se quedarán en lágrimas de cocodrilo.

Y a esperar la próxima.

Hab. 626 – Berta

mirollull2 | 12 Marzo, 2005 13:14

Cuando llegué (bueno, “me llegaron”) desde la UCI a la habitación 626, no sé si fue al mismo tiempo que tú, o tú ya estabas esperando. Lo cierto es que fuiste quien me acomodó en mi nueva estancia temporal. Ya sabías que no podía hablar, y por tanto sólo te saludé con la mirada.

En tu moverte por la habitación y atenderme, para recordar tu nombre, que llevabas en el bolsillo, utilicé la nemotecnia. Cuando me presentan al alguien no suelo recordar el nombre y la conversación continuada no me da para usar recursos.

Contigo fue diferente, pude recurrir a la técnica. Cañón Berta; la perrita revoltosa de mi hijo, Berta; el Ángel Azul, por asociación alemana: mi ángel Berta.

Lo anoté en mi ya larga Bitácora clínica (que no es la de Internet). Luego, al “hablar” contigo te enseñé lo escrito y me dijiste que no sabías el origen de tu nombre y que ya te habían hablado del cañón. Te voy a dar más pistas, puede ser una reducción de Alberta, de Roberta, de Rigoberta... ¿Cómo figura en tu DNI?

También puede tener relación con el cañón. Te doy unos datos: Nombre dado a ciertas piezas de artillería utilizadas por los alemanes para bombardear París en 1918. El tubo, de 34 m de longitud y un calibre de 210-240 mm, se desplazaba con la ayuda de carriles de ferrocarril y sus proyectiles alcanzaban unos 40 000 m de altura y podías recorrer más de 100 km de distancia. El fabricante, Krupp, bautizó el modelo con el nombre de su hija.

Hubo también otra Berta: Berta, llamada del gran pie (?-Choisy-au-Bac, 783) Reina de los francos. Hija del conde Cariberto de Laon y Esposa de Pipino el Breve y Madre de Carlomagno y Carlomán. Inspiró al trovador Adenet Li Rois (s. XIII) el poema "Berta la del gran pie".

Como ves, parezco muy “sabido”. Hay truco. En mi portátil, más bien un transportable, tengo metidos diccionarios y enciclopedias accesibles sin el CD.

Pero, bien, lo que más me ha quedado es “mi ángel Berta”. Los primeros días, horas diurnas, me atendiste tú, y sigues cuando tienes turno.

Y en todo caso, la contradicción con el de Krupp. Un cañón para reconstruir y curar.

-------- Nota: (Aquí lo de evitación de esfuerzo y el “forastero”) -------- Desde la habitación 626, cerca de la BCA, donde hay mi acuarela por su 75 aniversario.

Hab. 626 - Carreteras

mirollull2 | 10 Marzo, 2005 21:15

Sigo en la clínica, pero en relación a ésta, hoy sólo diré poco. Si no fuera por el cáncer, todo me funciona bien; no he tenido fiebre, y por tanto, lo que escribo no es debido a desvaríos, sino a mi funcionamiento cerebral de siempre, que por la atención que ponen en todo, supongo que no me han hecho un encefalograma por considerar que ningún signo o manifestación lo hace necesario.

Cambio de tema. Doy una propuesta para carreteras en Mallorca.

Proyecto de carreteras

Hace tiempo se puso de moda convocar concursos de ideas. Yo ya advertí que cómo se podían convocar concursos de ideas si los mismos que tenían que seleccionarlas no tenían ni idea de que es una idea ni de para que sirve. Si me limito a considerar el hazme-y-deshazme de Ses Estacions, llego a la conclusión de que lo único que entendieron es que no es verdad que no quedaría nada, quedarían las comisiones y “mordidas”, que al no figurar en la obra realizada, quedaron a salvo.

Ahora, están brotando como setas la comisiones de sabios. ¿Hay sabios para tanta comisión? Según Quevedo, no. Dijo: “Cuentan de un sabio que un día, tan pobre y mísero estaba que sólo se sustentaba de las hierbas que cogía. ¿Habrá otro sabio, decía, tan pobre y mísero que yo. Y halló la respuesta viendo que iba otro sabio cogiendo las hojas que el arrojó”. Por tanto, no deben ser sabios lo que se busca sino “limosneros”. En la IB3 los sabios cobrarán 900 euros por sesión: aunque no sean sabios, si no son tontos, pueden conseguir hacer muchas sesiones a la semana.

En cuanto a carreteras, que es por donde había empezado. Presento un somero dibujo que me han escaneado para que dé una idea (esto, por ejemplo, es una idea) para una solución que permitiría comprobar su eficacia en su propia aplicación.

O sea, se hace un entramado total, se reparten las dádivas preceptivas y se hacen las coyundas a las que están acostumbrados (no hay para qué despistar hablando de cuernos).

Después, por la experiencia en la utilidad y acierto en unos ramales, los otros se allanan y reforestan. Las comisiones del desmonte, no importaría considerarlas en el proyecto inicial.

--------

Nota:

Para evitarme un esfuerzo que todavía no me conviene hacer, continuo con este texto en “forastero”, una de mis dos lenguas, en sendos blocs.

Hab. 626 – Mari Carmen

mirollull2 | 09 Marzo, 2005 22:45

Mari Carmen, hablo en primer lugar de ti, porque es a quien di un buen susto al amanecer de la primera noche en planta, después de salir de la UCI. Para mí, el susto no Punto de librollegó a mucho; tuve un acceso de tos y me fui a otra esfera. Al volver, que seguramente no tardé mucho, el susto te lo habías llevado tú, y continuaste ayudándome para que me repusiera. A mí sólo me quedaba el recuerdo de toser algo angustiosamente; de una fugaz ausencia; y de regresar de no sé dónde ni a dónde.

Las siguientes noches, con sus medio dormires y frecuentes despertares, las pasé con la tranquilidad de que al apretar el botón rojo, tú acudirías y sabrías qué hacer con mis repentinas y cortas toses, y con cualquier otra cosa que pudiera sucederme.

Sé que con vuestras actuaciones, siguiendo las indicaciones del operador, no me va a pasar nada que se salga de los cauces previstos y normales.

Gracias, Mari Carmen, y disculpa el susto. Con saber que mis primeras noches estuvieron en tus manos, me sentí acogido y protegido; y me alegra tenerte unos momentos en tus turnos.

--------

Nota:

Para evitarme un esfuerzo que todavía no me conviene hacer, este texto va en “forastero”, una de mis dos lenguas, en sendos blocs.

--------

Desde la habitación 626, cerca de la BCA, donde hay mi acuarela por su 75 aniversario.

¡Tanta sinceridad... qué impudicia!

mirollull2 | 06 Marzo, 2005 20:37

Tanta sinceritat... quina impudícia

El poeta –otro, no yo— creo que lo dijo más o menos así.

No tengo papeles a mano y no puedo confirmar el verso, pero seguramente no son muchos los que sepan de dónde sale. Probad con “Poemes a Nai” de Miquel Ángel Riera. ¿Me equivoco?

Estoy a punto de regresar de otro lugar, donde estoy pasando unos días de clarividencia. El sonido de mi voz ha sido anulado, pero su resonancia, os lo aseguro, se podrá oír.

Y será impertinente, como antes, e insolente e impúdico.

No atisbo motivo alguno de complacencia. De golpe, llegando de la UCI a la 626, he visto un titular, todavía más desesperanzador y desvergonzado que los de antes de entrar en quirófano. Había varios nombres, uno de ellos de un gañán de posesión o de aprendiz de Mefistófeles, que quieren utilizar para sustituir a la señora Cirer. ¡Como siempre, pero peor y sin la mínima vergüenza.

No se les ocurre cambiar personas para que funcione la “polis”. Eso no saben qué es. Y los ciudadanos, beé, beé, como corderitos.

Seguiré, por tanto, con mis impertinencias.

Hoy, este escrito es la traducción del que figura en “Anotacions més o manco impertinents”.

Ahora ya estoy, como ayer, algo cansado.

«injustamente en prisión y punto»

mirollull2 | 19 Febrero, 2005 13:45

Mi amigo Vera está injustamente en prisión

“Cuando se le preguntó por la carta que vera ha enviado a la prensa, en la que declara su inocencia y denuncia la «la presión mediática y judicial» a la que dice haber sido sometido, Felipe González contestó sin titubear: «tiene razón». Y añadió: «está injustamente en prisión y punto», informa Guadalupe Domínguez.”

Pues, bien, ahí está el meollo de la cuestión, en el «y punto». Porque en lo de la injusticia con Vera, el ex presidente sabe de qué habla. Por eso, a mí me hubiera gustado que no dijera «y punto», sino que, teniendo, como tiene, toda la razón, la hubiera explicado. Porque, además, si hay cosas que, como se deduce, sólo las saben unos privilegiados, entre ellos el señor Barrionuevo y el señor Rodríguez –el que, ya hace más de dos lustros, en Madrid había quienes le llamaban el “bellotari”--, ¿no ganarían en poder de convicción unas afirmaciones tan rotundas a favor del señor Vera?

¿Y no convendría desdecir algunos aparentes infundios? ¿Pueden dejarse sin respuesta las afirmaciones del señor Blanco, que se siente satisfecho «porque se trata de que nadie tenga privilegios a la hora de aplicar la ley», o del señor ministro de Justicia, que dice que la entrada en prisión del señor Vera «no merece ningún tipo de comentario» puesto que los «penados cumplen sus condenas». Las contradicciones expresadas son alarmantes y merecen explicación o rectificación; no son tan baladíes como, en los toros, la división de opiniones.

Si el señor González no se cerrara en banda con el «y punto», aunque tuviera que referirse al señor Barrionuevo y hablarnos un tanto autobiográficamente, con toda seguridad nos podría dar una razón convincente. Una razón que algunos o muchos intuimos, pero que no podemos confirmar: el señor Vera está injustamente solo en prisión.

Referéndum: un pan como unas tortas

mirollull2 | 15 Febrero, 2005 11:36

De nuevo se está haciendo un pan como unas tortas.

Admitiría que el Gobierno –el del Reino- no supiera qué hacer y no hiciera nada. Todo iría mejor; incluso la justicia, que al fin y al cabo es, sino la primera, unas de las garantías de la verdadera democracia, cumpliría su cometido sin interferencias. Hubiera podido, por ejemplo, hablando en lenguaje matemático, despejar la “X” o no ocultar la solución de la incógnita; ejercer la reconvención en un caso tan escandaloso como el del juez Gómez de Liaño; meter en prisión o no dejar salir a los condenados que pastan a sus anchas; etc., etc.

Lo no admisible es que los mandamases, el Presidente el primero, se comporten como un conjunto de Penélopes, haciendo y deshaciendo el “trabajo” propio, el conjunto, y el de los otros.

Para el día 20 –3 días antes del aniversario del “se sienten...” y habiendo visto, hace pocos días, una fotografía del Congreso, tirada desde un lado como la del 81, donde los presentes están sentados tranquilamente y al lehendakari sólo le falta el tricornio- tenemos previstas unas romerías que pueden resultar muy poco animadas.

El señor Rodríguez Zapatero, para ser el primero y dar lecciones de europeísmo, se metió de cabeza en un referéndum innecesario e inútil. Después, al ver que se había precipitado o porque le han tirado de las orejas sus “partenaires” de los dos extremos de los Pirineos, ha soltado una densa bruma y quien vote lo hará a tientas; y no me extrañaría que muchos de los votantes, por puro entretenimiento.

La Constitución Europea, pienso, es para los estados, países o naciones que actualmente forman parte de la Comunidad; por tanto, entre los otros, España. En el momento de aplicarla, la Constitución será efectiva para los ciudadanos de la CEE, pero, así cómo vamos, maladadamente, ¿qué trozo del actual Reino será España? Cada uno de los otros trozos no necesitará esta Constitución. Independientemente –que lo del estado asociado no se tiene en pie: no es más que una trampa conservar una ubre-, y si quiere y le admiten, tendrá que comenzar de nuevo a negociar su incorporación.

Además, ¿sirve para algo este referéndum, considerando que su resultado no modificará la decisión ya tomada? No entiendo que una persona como el señor José Antonio Marina desperdicie el tiempo explicando su voto. Tan sólo comprendo los anuncios publicitarios, pagados de una u otra manera, hechos por los figurantes de la farándula.

Por otro lado, toda esta especie de fiestecita, como la otra anterior de la OTAN, me parece una más de las trolas del PSOE.

-------

Ir a Un pa com unes hòsties Ramon Llull

Este bloc y el monolingüismo

mirollull2 | 10 Febrero, 2005 22:58

Lectura

Hasta hoy, en Mallorca, no he encontrado a nadie que no haya podido leer este bloc.

Lo inicié para Charo, Elsa, Hiromi, Joseba (los dos últimos, además del japonés y el vasco, respectivamente, hablan y escriben el castellano) y otros parientes y amigos de allende Mallorca, a quienes especialmente va dirigido este “Aarón Ben Yusef", aunque, por lo que veo, las gentes de aquí todavía saben leer el castellano.

No obstante, por si llega un día en que esta tierra rodeada de mar azul y verde consigue volverse un rinconcito idílico, aislado y pueblerino, para no dejar a oscuras a los futuros monolingües, que no sería justo privarles de tanta sabiduría e ironía, haré traducciones o versiones de ciertos de estos artículos para los lectores de las “ Anotacions més o manco impertinents ”.

No pido ningún agradecimiento por mi esfuerzo traductor; será un trabajo altruista que haré de muy buen gusto para el bien lugareño.

Si sólo pensara en mis nietos, me ahorraría el trabajo. Ellos, hijos de madre mallorquina y padre madrileño y nietos de abuelos mallorquín uno y peninsulares los otros, espero que además de conocer otras, no tendrán limitación alguna en sus dos lenguas propias.

«Anterior   1 2 3 ... 25 26 27 28 29 30 31  Siguiente»
 
Powered by Life Type - Design by BalearWeb - Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS