Administrar

"Crónica de los avatares de mis cánceres y sus secuelas" (de laringe, de piel, de pulmón) y otros asuntos, y traducción de artículos de "Anotacions més o manco impertinents".

La capilla embarrada

mirollull2 | 14 Noviembre, 2005 13:25

El excelentísimo señor Miquel Barceló, Premio Príncipe de Asturias de las Artes, Doctor Honoris Causa por la U.I.B. y Medalla de Oro de la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares, en la feria de Frankfurt, ha presentado el libro La catedral bajo el mar . Un título que nada tiene que ver con La catedral sumergida del músico Debussy ni con el de los escritores Augusto Casola y Manuel Orestes.

El de Barceló es un libro con fotografías de Agustí Torres que recorren el proceso de realización de la magna obra que el artista felanigense más trabajador y de más categoría mundial y el pintor mejor promocionado internacionalmente, ha levantado sobre las piedras de San Pedro (de la capilla de San Pedro, quiero decir).

La obra, basada en el milagro de los panes y los peces del Evangelio de San Juan, rebasando la intención primigenia se ha convertido, según las fotografías que se han podido ver, en un ingente compendio bíblico-cultural que no sólo incluye los panes y los peces, sino también un montón de pasajes y acontecimientos: desde las jarras de la conversión del agua en vino de las bodas de Caná, los pulpos del mar mediterráneo, el gran pez que engulló a Jonás, las catacumbas mortuorias, la cueva de Alí Baba... y, sobre todo, la transfiguración en el Tabor. Foto de 1951Escena, esta última, que alteró el ánimo de mi condiscípulo mosén Llabrés por una cuestión cercana a la del sexo de los ángeles.

Existía una gran preocupación por poder llegar a descolgar el cortinón negro que oculta la obra. El autor del desatino ha dicho que es lamentable que aún no se pueda ver, y el mosén, que no se ha de mostrar hasta que no esté acabada. Ahora, sin embargo, parece que se ha encarrilado el final y que no quedará a medias como el campanario.

Los diarios han informado de que se ha acordado que Matas y Cirer aportarán el millón de euros para poder hacer los cinco vitrales, que no sé quién ha dicho que son imprescindibles para iluminar y dar color a toda la embarradura. ¡Si los vitrales han de salvar la obra, vamos listos!

Con todo, lo importante es que se ha conseguido que los baleares, incluidos los que tienen la Catedral de Ciudadela y la de Ibiza, sean generosos con la Catedral de Mallorca; eso sí, en proporciones distintas: todos los baleares con la parte aportada por Matas; los mallorquines con la parte de Matas y de Munar; y los palmesanos por triplicado, la parte de Matas, la de Munar y la de Cirer.

Y es curioso pensar que todo este enredo empezó con una propuesta desinteresada del excelentísimo señor Barceló y ha finalizado –o así parece– con el regalo de un espacio privilegiado para lucirse el artista haciendo –por descontado bajo contrato y estipendio– un amasijo inoportuno e inadecuado para la Catedral.

En relación al millón que hemos de aportar ahora, podríamos darnos por satisfechos si sirviera para llegar a un buen final de este asunto: limpiar la capilla de San Pedro y trasladar la obra barceloniana a qualquiera de las rotondas que van floreciendo por el paisaje mallorquín. La Catedral resultaría beneficiada, el Doctor Honoris Causa con el prestigio del libro solo saldría ganando y los baleares, ¡qué queréis que os diga!, como otros, ya nos vamos acostumbrando a pagar y callar.

Post626 – Los pulmones al aire libre

mirollull2 | 07 Noviembre, 2005 22:28

Salí de la habitación 626 el 11 de abril, a pocos días de la entrada de la primavera. Y aunque los fríos desde finales de febrero los había pasado en la clínica y el tiempo era ya más templado, yo acusaba el frescor del aire, especialmente de sus corrientes, al respirar; y eso que llevaba el traqueostoma cubierto por una gasa y la placa de la cánula y la tráquea protegida por los ocho centímetros de su doble tubo de plata.

Ahora ya no tengo la protección de la cánula. Y la nariz y la faringe han dejado de ser, para mí, el filtro natural y el regulador de temperatura del aire de la respiración. Dicho de otra manera, tengo “los pulmones al aire libre”, o, por lo menos, “el tubo” que conecta con los bronquios.

Por ello tengo que valerme de un babero de tela transpirable que evite la entrada de polvo y de cuerpos extraños y, además, forme un receptáculo intermedio que, en alguna medida, temple y humedezca el aire a respirar. Aún así, ayer, paseando por el dique del Oeste, tuve que resguardarme por el viento que soplaba fuerte y muy fresco.

Sé que la superficie de la tráquea se irá endureciendo y curtiendo por su contacto directo con el exterior, aunque siempre requerirá, en el desenvolvimiento diario, algún modo de protección que no obstruya la respiración y no dificulte la expectoración, y también tendré que evitar ambientes polvorientos y gases irritantes; y cuidar la limpieza y buen funcionamiento de los pulmones con el uso de un nebulizador.

Pero, como no todo tienen que ser inconvenientes, para dormir no necesito ninguna protección especial. En la cama no tengo el riesgo de inhalaciones extrañas y la temperatura del aire se mantiene adecuada.

Reparto de medallas

mirollull2 | 06 Noviembre, 2005 18:45

En nuestras islas, cuando yo era niño, no era difícil que te dieran una medalla. Por la calle, la de San Nicolás mismo, parabas a una monjas –siempre iban dos juntas–, besabas la correa, el cordón o el rosario que pendía de la cintura sobre el hábito, y te podían dar una medalla del Corazón de Jesús o de la Milagrosa, que, encima, estaba bendita.

Unos años más tarde supe que también en el Salón de Otoño se concedían medallas a las obras de arte consideradas mejores, y que algunas instituciones y entidades otorgaban el honor de una medalla a personas o agrupaciones por actitudes y actuaciones relevantes.

Ahora, puesto que las cosas han cambiado y no es fácil encontrar una monja que te dé una medalla y Medalla de plata XXXII Salón de Otoñoel Salón de Otoño ya no existe, santos organismos de la administración autonómica y local han retomado, más que indignamente y con gran entusiasmo, el reparto de medallas, con una mezcolanza desigual y confusa –y de ahora sí, ahora no– de destinatarios y con una inadecuada y anticipada publicidad de listas.

Quizá hemos alcanzado un sistema generosamente “democrático” de concesión, pero tengo una duda: la actual manera de reparto ¿añade algún honor a quien recibe la medalla o ha rebajado la credibilidad de la distinción?

No quisiera que este he escrito se atribuyera a resentimiento por mi parte. Ni por asomo. Yo no me puedo quejar: me dieron medallas benditas y tengo una del Salón de Otoño.

Un delicado detalle: “Elionor”

mirollull2 | 04 Noviembre, 2005 21:02

Ahora que estamos armando la gorda para tirarnos los trastos a la cabeza, y que el libro de Américo Castro Los españoles y cómo llegaron a serlo se tenga que completar con «y cómo dejaron de serlo», el señor Pascual Maragall ha tenido el delicado detalle de admitir, y en cierto aspecto rendirle vasallaje, a una futurible reina de España, enviando la felicitación al príncipe Felipe por el nacimiento de la infanta “Elionor”.

Si no, ¿qué significa esta presurosa adopción del nombre en catalán? ¿Que piensa que España seguirá siendo España? ¿Que el catalán será la “primera” de las lenguas cooficiales de España y que Cataluña tendrá la sede de la metrópoli?

Porque quizá ya sería demasiado mal pensar creer que, subliminalmente, ha querido recordar que la primera reina peninsular con este nombre, hija de Alfonso VIII de Castilla, fue reina por poco tiempo. Jaime I, el Conquistador, hizo anular su matrimonio con ella y se casó con Violante. Y Leonor se retiró en el convento de Las Huelgas.

Post626 - Albahaca

mirollull2 | 29 Octubre, 2005 20:19

Tengo unas albahacas floreciendo y otras en pleno vigor, de brotes recios y apretados de hojas, que al agitarlos difunden su perfume intenso. Y esto, hoy, 29 de octubre. Será que Albahacano todas las plantas de albahaca son iguales o que a cada una la condiciona su situación ambiental.

Tampoco son iguales en su resección ni en las consecuencias todas las operaciones de laringe. Tras la intervención, en diferentes grados y por lo general temporalmente, puede ser afectada por su pérdida o disminución, la capacidad olfativa. Otra consecuencia posible, también normalmente temporal, ésta debida especialmente a la aplicación de radioterapia, es la alteración del sentido del gusto; en unos casos también por su pérdida o disminución y en otros por la intensificación de los sabores fuertes: salados, picantes, ácidos.

Yo no he sufrido cambios importantes. Sólo un ligero incremento de sabores picantes y salados, y, durante algún tiempo, una mínima disminución del olfato.

A este comentario, oportuno sobre los laringectomizados, me ha inducido un aroma, el de la albahaca, que, en su tiempo o a destiempo, huele de maravilla.

Post626 - Dos meses de evolución

mirollull2 | 19 Octubre, 2005 19:45

Desde el 19 de agosto no he contado nada de mi situación. Por tanto han pasado dos meses que se añaden al período de recuperación. Puedo repetir una frase del escrito anterior: «sigo el ritmo normal de recuperación lenta, disminuyen también “sin prisas” los dolores musculares y continúan intermitentes los de cabeza». Por tanto se va produciendo una mejoría progresiva. En este tiempo, he tenido dos revisiones, de las periódicas previstas, del ORL Dr. S y este considera que la evolución es positiva, y, después de haber usado la cánula durante unas semanas sólo para dormir y de haber prescindido de ella durante períodos alternos de varios días, me ha confirmado que ya puedo dejar de usarla totalmente.
Hay que reconocer que, al quitarle a uno el paso normal de la laringe para respirar, eso del traqueoestoma –el orificio en el cuello– es un buen recurso para poder seguir respirando; aunque, claro, sea un sistema un poco incordiante.
Durante estos dos meses he tenido, por otra parte, una bajada del "humor", que influyó en mis pocas ganas de ponerme al teclado para dar noticias y escribir "anotaciones más o menos impertinentes", pero la Dra. D me recetó una pócima que estoy tomando y ha subido el "tono".
Ahora estoy metido en otro proyecto. Un proyecto que definitivamente me esoy tomando en serio: poner en funcionamiento mi capacidad erigmofónica: hablar con el esófago. Un compañero laringectomizado que ha puesto comentarios a mis artículos me ha indicado que a él le está dando muy buen resultado un laringófono que aumenta el volumen de la voz erigmofónica o esofágica. (Por cierto Felix, te envié un mensaje y he de dudar de que lo hayas recibido. Si quieres, puedes escribirme a mirollullXmallorcaweb.net, cambiando lógicamente la X por la @, ya que no la pongo en su sitio para evitar que los rastreadores de internet detecten la dirección para enviar publicidad o para otros fines.)
En fin, aquí están otra vez algunas noticias sobre mi situación. Alguien las ha reclamado, gracias.

Post626 – “Submentoniano”

mirollull2 | 19 Agosto, 2005 11:28

Han vuelto a pasar los días, pero al fin voy a explicar qué es el edema submentoniano. Una guía para laringectomizados lo describe así: «El edema submentoniano o del cuello es debido al vaciamiento ganglionar que se realizó cuando Vd. Fue operado y el edema se verá potenciado por la irradiación [radioterapia]; generalmente disminuye a los 6-12 meses de haber finalizado el tratamiento. El grado de edema fluctúa a lo largo del día y le provocará sensación de opresión.»

Y un edema, según un diccionario, es la inflamación de una parte del cuerpo debida a la acumulación de líquido.

En mi caso, y así supongo que sucede normalmente a otros operados, después de estar acostado es cuando se siente más la presencia del edema: da la sensación de tener el cuello oprimido por almohadillas.

Por lo demás, sigo el ritmo normal de recuperación lenta, disminuyen también “sin prisas” los dolores musculares y continúan intermitentes los de cabeza.

He terminado una tanda de sesiones de rehabilitación, pero el ORL (otorrinolaringólogo) opina que en septiembre tengo que continuar con más sesiones; y que, también, tengo que hacer todo el ejercicio posible y andar, a fin de regenerar la musculatura y tejidos afectados por la operación y tratamientos.

El estafermo del cardenal

mirollull2 | 15 Agosto, 2005 12:21

Me imaginé, al enterarme, que eso del cardenal Despuig sería una tontería. Sin embargo, un artículo de Antonio Alemany en El Mundo/El Día de Baleares loando la escultura y la colocación, me hizo dudar de mi suposición; aunque no del todo, ya que en el artículo también se refería, con una valoración que no comparto, al Ramón Llull portuario de Horacio de Eguía.

Aún no había visto la estatua y hete aquí que otro artículo, este de José Carlos Llop en el Diario de Mallorca (7 agosto 2005), me retornaba, y la apoyaba, a mi suposición. Llop escribía: «Una de las transformaciones de la Palma reciente ha venido de la mano de una difusa y confusa fiebre escultórica. [...] Y no me refiero a Miró o Calder, precisamente, que ojalá todas estuvieran a su altura. O a la de Benlliure, de Maura, en su época, que también.»

Ahora ya he visto el estafermo del Cardenal Despuig, y, para mí, Llop tiene toda la razón. Y no sólo porque el artefacto pueda responder a una concepción estética de otra época, sino por ser un armatoste, incluida la peana, que no tiene sentido.

Ya sé que no se puede pretender que en cada taller haya un artista, pero tampoco es necesario esparcir, sin que venga a cuento, piedras, plásticos, hierros o bronces.

La plaza de Santa Magdalena tenía la gracia de una fachada sencilla, esbelta y severa, sobre una acera discreta, formando un rincón acogedor con la pared del convento. Ahora, ya no: ¡qué pena!

La sucesión Miró

mirollull2 | 11 Agosto, 2005 19:38

Ahora, tiempo después de haber sido publicado, el diario Ultima Hora dice que la familia Miró exigirá al IVAM que retire el catálogo –o libro– Homenaje a Artistas «donde se muestra una colección de vestidos que Ágata Ruiz de la Prada elaboró a partir de obras originales del pintor».

El diario, en un recuadro, también escribe «que la Successió, en diversas ocasiones, ha mostrado su disconformidad con determinados usos de la obra del artista (por ejemplo, la utilización política) y siempre se ha comprometido en su interés para salvaguardar el espíritu del legado mironiano».

En cuanto a la utilización política, no sé a qué se refiere, pero a mí no me ha gustado nunca ver fotografías del Consejo de Ministros con cuadros de Miró en las paredes: lo encuentro un despropósito ético.

En cambio, sí sé que la Successió Miró, S.L. dedica una especial atención a la vigilancia y recaudación de los derechos de autor del legado mironiano y que cuida de la correcta reproducción de sus imágenes, avalada con el adecuado “copyrigth”, en baldosas, platos, tazas y camisetas.

¿Que pensaría, hoy, el pintor de todo eso? En el año 1977, cuando ya se había inaugurado en Barcelona la Fundació Miró(1), en unos diálogos, Georges Raillard(2) le pregunta: «¿Sus nietos no se ofenden de que todo vaya a parar a un museo? Se oye hablar tanto en estos tiempos de una herencia infernal, miles de millones, inventarios, disputas, abogados, eso es lo que se lee en la primera plana de los periódicos detrás del nombre de Picasso...» Y esta es la respuesta: «No. Lo comprenden muy bien. Y más porque gracias a eso puede llegar a gran número de personas. Y además estoy persuadido de que se va hacia un futuro social que no permitirá a los particulares guardar cosas de este tipo. Por eso preferí el gesto voluntario de ofrecer mi obra a mi país.»

---------

(1) Miró dotó inicialmente el fondo, que después incrementó hasta unas 10.000 piezas, con 188 pinturas, 145 esculturas, 9 obras textiles, la obra gráfica completa y unos 5.000 dibujos.
(2) Conversaciones con Miró , Barcelona, 1978, traducción del original Ceci est la couleur de mes rêves , París, 1977.

Post626 – El teclado

mirollull2 | 24 Julio, 2005 21:47

Más de dos semanas sin dar noticias, pues me pongo al teclado del ordenador lo menos posible. Y no porque esté mal. En mi situación, hay que considerar que estoy bien, y que las molestias que tengo en el cuello y los hombros son la consecuencia normal de la operación. Molestias que, después de ir disminuyendo con el paso del tiempo, se incrementaron por el “asado” –que en mi caso no ha sido excesivo– de la zona sometida a la radioterapia.

Un dolor agudo y reiterativo en el hombro izquierdo es el motivo de que rehuya el teclado. Y este dolor, que supongo que no será muy duradero, me sobrevino, juntamente con un dolor de cabeza lateral que ya va reduciendo su frecuencia, después de iniciar una tanda de sesiones de rehabilitación.

Con la rehabilitación –masaje y ejercicios–, por otra parte, se van mitigando tensiones y durezas musculares.

Sin embargo, no todo se resolverá en breve: el edema submentoniano, por ejemplo, requerirá todavía algunos meses.

En la próxima misiva, para quienes no lo saben, explicaré lo del “submentoniano”, que, por cierto, es un poco fastidioso.

Buscar las vueltas

mirollull2 | 24 Julio, 2005 21:23

Desde hace unos días, dos diarios locales –sobre todo uno– cuentan y no paran sobre las aventuras de los síndicos de cuentas por el territorio económico, según dicen escabroso y oscuro, del Consell de Mallorca.

Bueno, los titulares se refieren a Munar, a la cual los diarios, aprovechándose de los auditores públicos, buscan las vueltas, como si fuera una señora particular. Yo creo que tendrían que decir, como mínimo, la señora Munar; y todavía mejor, la “Molt Honorable Presidenta del Consell de Mallorca”.

A mí, estos asuntos, quizá por “deformación profesional”, me llaman la atención; no en balde, hace tiempo, en negocios industriales, fui Director de control económico y financiero.

Claro que en la empresa se tenían que salvaguardar el patrimonio de los accionistas y el buen rendimiento que del mismo se obtuviera; y por eso era lógico que se controlara la gestión tanto de los directivos y jefes de departamento como, también, del Consejo de Administración.

Sin embargo, en el caso del Consell o, mejor, de la señora Munar ¿quién tiene derecho a pedirle explicaciones? ¿No la dejamos mandar?; pues que lo haga a su gusto.

Si nos saltamos el principio, aunque menor, inicial de la democracia –el voto de la mayoría– en la elección de los gestores del caudal público, es una consecuencia normal que la condición esencial para la existencia de la democracia –el control de sus gestores– también sea sistemáticamente ignorado.

Por tanto, por mucho que insistan, los titulares y los escritos de estos días, muy pronto serán olvidados; el Muy Honorable Presidente del Gobierno Balear seguirá ofreciendo flores a la Muy Honorable Presidenta del Consejo de Mallorca; y el señor Inda, Director de El Mundo / El Día de Baleares, se quedará solo escribiendo diatribas como esta: «Catalina Cirer va camino de conseguir que honrado y eficaz no sean necesariamente palabras excluyentes. Hay un dato que apuntala mi tesis de que es trigo limpio: Munar la pone a parir.»

Post626 – La cánula

mirollull2 | 04 Julio, 2005 22:53

El estoma practicado en el cuello y su conexión con la tráquea deben cicatrizar adecuadamente y mantener su tamaño. Para ello, desde el primer momento de la intervención, se utiliza la cánula. La cánula, de la que existen varios tipos, es básicamente un tubo curvado con una pletina que se sitúa a la entrada del estoma, y que con unas cintas, o un medio similar, la sujeta en el cuello.
La cánula usada en la operación y tras la misma, que es extraída, limpiada y recolocada en las curas, tiene unas características propias y es de un material plástico específico.
Antes de la salida de la clínica, el modelo inicial de la cánula es sustituido por otro más sencillo, normalmente de dos tubos, de plata.
El juego completo tiene que limpiarse por lo menos una vez al día y el tubo interno, llamado fiola, tantas veces como sea necesario para Cánulasdesprender las mucosidades que en ellos se depositan o adhieren.
La cánula de plata se utiliza durante el tiempo que determine el cirujano, normalmente varios meses, para consolidar la forma y el tamaño del traqueostoma, y se va prescindiendo de ella durante períodos diarios progresivamente más largos hasta poder, salvo casos excepcionales, dejar de usarla totalmente.
Yo, actualmente, me la quito dos veces al día durante unas dos horas. Y al volver a ponérmela, en ocasiones todavía me produzco una ligera tos. Cosa que no se produce, la tos, en las revisiones médicas, si la cánula me la pone el doctor. Según él, cuando yo me la haya puestos tantas veces como él las ha puesto, tampoco me produciré tos.

Post626 - Soplar

mirollull2 | 29 Junio, 2005 23:24

Todavía alguna vez tengo la intención de soplar. Ya sé que de mi boca no sale aire ni para quitar una mota de las gafas o para darles vaho para limpiarlas. Pero hoy, al ver una polilla muerta en la librería del pasillo he tenido la intención de echarla al suelo con un soplo, y, lógicamente, eso no ha funcionado.
Vale la pena explicarlo, pues de quienes me leen son pocos los que conocen el cambio tan radical que representa la laringectomía total.
Antes de la misma, el aire destinado a la respiración, o sea a los pulmones, entraba por la nariz y por la boca, y pasaba a la tráquea, que tenía la epiglotis abierta y que permanecía así tanto para la respiración como para el habla. Para la alimentación, la epiglotis cierra el paso a la tráquea, y en consecuencia, la comida pasa al esófago y al estómago.
Después de la resección de la laringe –lógicamente, con la nuez de Adán, que lleva las cuerdas vocales, incluida– deja de existir la bifurcación de la garganta. Ambos conductos quedan separados: el esófago mantiene su conexión con la boca (y la nariz) a través de la garganta; y para la respiración se desvía la tráquea y se le da salida directa en el cuello por un orificio al que se llama traqueostoma o, simplemente, estoma.
Como es de suponer, ello conlleva cambio de hábitos y consecuencias más o menos importantes en el desarrollo vital de los que pertenecemos al grupo de los laringectomizados.
Espero que, con la ilustración que he realizado y que inserto a continuación, se entenderá mejor lo que he expuesto.

Antes y después de la laringectomía

Post626 – Sin la sonda

mirollull2 | 19 Junio, 2005 19:32

Como era de prever, la sonda gástrica abdominal había cumplido su función: primero, por su uso en sustitución de la de vía nasal, como medio de alimentación en clínica hasta que se cerró la fístula y pude iniciar la alimentación, aunque en principio de líquidos y alimentos suaves, por vía oral; y segundo, como canal de reserva en prevención de posibles complicaciones que pudieran volver a hacerla necesaria, derivadas tanto de la intervención como del, a continuación, tratamiento de radioterapia.

El oncólogo en su informe sobre localización, intensidad y duración del tratamiento, datos técnicos que yo no entiendo, finalizaba afirmando que mi tolerancia a la radioterapia había sido muy buena.

Al día siguiente, el otorrinolaringólogo, confirmó mi buen aspecto –las hinchazones y leves quemaduras se estaban reduciendo notablemente por la aplicación de la pomada– y la evolución favorable del proceso. Y me indicó que ya podía prescindir de la sonda gástrica.

La mañana siguiente, en la clínica me asignaron hora para la tarde en radiología. La extracción de la sonda fue muy sencilla. Una vez tendido y preparado, al llegar el médico, éste comentó, como dato a favor, que la sujeción interna era por espiral. Noté que manipulaba y posiblemente cortaba algo, y me dispuse a sentir algún tirón o roce, y acto seguido el enfermero retiró las telas protectoras que me había puesto al prepararme, mientras el médico me decía que ya podía incorporarme. Al día siguiente me quité la gasa y el esparadrapo; el orificio del estómago se cerró automáticamente y el externo no debió de tardar casi nada; ahora es sólo una pequeña hendidura.

Post626 – Demasiado tiempo

mirollull2 | 11 Junio, 2005 22:30

Han pasado varias semanas de mi última referencia a la laringectomía. Demasiado tiempo. Hoy vuelvo a contar algo.
Mi recuperación física general va progresando, aun teniendo en cuenta que desde finales de abril hasta el jueves de la primera semana de junio, me han aplicado veinticinco J.M. Miró Llull sesiones de radioterapia, que no me han producido consecuencias excesivas; sólo, por los comentarios recibidos, las mínimas dentro de lo posible.
En las seis últimas sesiones, la inflamación interna de la garganta se incrementó algo, y también aumentaron la hinchazón e irritación de las zonas del cuello sometidas a la radiación y el dolor muscular de toda la zona de la clavícula.
En resumen, he pasado una radioterapia con una cierta rigidez e hinchazón del cuello –las procedentes de la operación que ya se aminoraban y se incrementaron de nuevo–, y con algo de decaimiento y sensación de cansancio, pero soportable; por otra parte, –eso sí, a base de comidas blandas– no he tenido otras dificultades que lentitud en el tragar, especialmente en ciertos momentos, para ingerir la alimentación. Y me ha caído parte del pelo de la cara y del cuello: las patillas me han quedado separadas de la perilla, y casi limpia la parte alta del cuello.
A los pocos días de la última sesión de la radioterapia he ido notando un alivio progresivo en la tensión del cuello y en la irritación interna de la garganta. Sin embargo, a pesar de la aplicación de crema específica para contrarrestar los efectos abrasivos del cobalto en los puntos de su aplicación, al sexto día han aparecido unas hinchazones e irritaciones que se han manifestado como quemaduras ligeramente supurantes. En una breve consulta telefónica, el cirujano me indicó el remedio de la aplicación de una pomada que me está dando un resultado efectivo y rápido.
La próxima semana he de acudir al oncólogo y al otorrinolaringólogo para revisión. Si todo sigue como hasta hoy, supongo que se decidirá la retirada de la sonda estomacal con que se me alimentaba en la clínica, la cual se ha mantenido preventivamente por si debido a la radioterapia surgían problemas que impidieran la alimentación normal.

Diálogo, ni con el cáncer ni con ETA

mirollull2 | 19 Mayo, 2005 22:34

Octavio Aguilera, en la sección “Tres en raya” de la Ultima Hora del día 17, bajo el epígrafe “¿Se puede negociar con ETA?” escribe: «Francamente, opino que debe acudirse a cualquier medio, incluidas las negociaciones. Yo, de padecer un cáncer, no me limitaría a una sola terapia. Las probaría todas.»

Pues no, amigo Octavio; hoy no coincidimos: mi opinión es que dialogar, ni con el cáncer ni con ETA. Y lo explico con mi caso, que ya conoces.

Para intentar curar mi reticente y agresivo mal, el cirujano no me planteó ningún diálogo con el cáncer, lo que hubiera equivalido a la resección de los órganos indudablemente afectados, conservando otros tal vez libres de tumoración.

De acuerdo con los antecedentes, comprobaciones e indicios obtenidos y a la vista de lo que encontrara al explorar la laringe en el quirófano, el doctor propuso a mi consideración y aceptación la extirpación, tan radical y amplia de la zona afectada como fuera conveniente para obtener la mayor certeza posible en la erradicación del mal.

El mal no eran las cuerdas vocales lesionadas por el cáncer; las cuerdas vocales y su entorno eran las víctimas, como puede serlo cualquier otro órgano, de la acción del cáncer.

Y la única forma de que no haya más víctimas es acabar con el mal que las produce. Y en eso no caben “negociaciones”, tanto si el mal es el cáncer como si es una banda criminal.

La posibilidad de entablar diálogo o negociaciones, nos enfrenta, al menos desde mi punto de vista, a un dilema muy preocupante.
O ETA tiene razón en sus exigencias y planteamientos y todo lo sucedido hasta ahora, extremadamente largo y desastroso, víctimas incluidas, es consecuencia de un “malentendido” que hay que deshacer a pesar de tantos años de horror y malevolencia; o, de otro modo, las demandas de ETA y su intención de destrucción de lo que ellos llaman lo español y de desmembración del Reino de España, es admitida y compartida por políticos mandamases y partidos –quizá mejor facciones– del Congreso, que no hacen ascos a la barbarie terrorista.

Valldemossa y su tenderete

mirollull2 | 15 Mayo, 2005 23:40

Doña Leticia se evitó el fiasco de la visita a Valldemossa. Don Felipe, futurible rey de un reino incierto, le podrá explicar cómo la vio cuando disfrutaba los umbrosos corredores de la Cartuja, el sol del patio de los mirtos y los huertos de las celdas con la mirada abierta, por en medio de los montes de la Mola de Son Pacs y Na Fátima, a mar lejano de la Bahía de Palma.

Porque, ahora, Don Felipe o tiene que pensar que no es a Valldemossa a donde lo Patio de los mirtos de la Cartuja han llevado o que un cambio enorme ha convertido en un pueblo “souvenir” no ya el lugar en el que pasaron el célebre invierno Chopin y Sand, sino donde estuvieron Rubén Darío, Unamuno, Rusiñol, y Jovellanos encarcelado antes de que Godoy lo hiciera encerrar en Bellver para evitar el alivio que pudieran darle los cartujos y endurecer su pena, y hasta él mismo no hace muchas décadas.

En este viaje, al Príncipe lo han metido tras una tapia en un tenderete con mapas, fotografías y desniveles, montado por un actor americano.

El Presidente Matas, ahora virrey del chiringuito, le ha enseñado ufano esta compra del Gobierno y le ha explicado a Don Felipe algo de una tarjeta verde.

En verdad, la realización de esta visita a Valldemossa ha sido algo estrafalaria. O responde a alguna intención recóndita del Presidente del Gobierno Balear, o de quien, a sus órdenes, haya programado el recorrido principesco en su visita balear. Tal vez se ha querido evitar el paso por la sección de Arte Contemporáneo del Museo Municipal, para obviar la referencia a cualquier posible concomitancia con otro museo no visitado.

Esta ida a Valldemossa, bien hubiera podido sustituirse por una parada en el Escorxador, con lo que se evitaba la carretera, y al Príncipe se le hubiera podido dar, para cuando regresen de vacaciones él y doña Letizia, la tarjeta ciudadana.

--------

Ilustración: M.LL. Patio de los mirtos de la Cartuja . 1982. Acuarela.

El príncipe doblado

mirollull2 | 12 Mayo, 2005 12:17

Pura casualidad. Veo la televisión muy poco. Y he aquí, que sin esperarlo oigo al Príncipe Felipe doblado al catalán. Y con un acento bien barcelonino.

Quizá es un intento de detalle digno de agradecer, pero no era necesario. En Mallorca, donde tenemos dos lenguas, podía hablar tranquilamente en castellano, también denominado español; todavía somos muchísimos quienes entendemos, y hasta podemos expresarnos de las dos maneras.

Al menos por mí, podía prescindir de ese doblaje que no nos suena a nuestro.

El fantasma de la Moncloa

mirollull2 | 09 Mayo, 2005 11:01

En el Palacio de la Moncloa hay un fantasma. Un fantasma mucho más serio e importante que el fantasma de Canterville, cuyas andanzas terrenales nos cuenta Oscar Wilde; y al que, la familia americana que ha adquirido la mansión trata con displicencia y, encima, los hijos gemelos le hacen continuas perrerías.

El fantasma de la Moncloa Fusilamientos de la Moncloatiene mucha más entidad y poder que el pobrecillo de Canterville. El de la Moncloa tal vez provenga de los fusilamientos del 3 de Mayo, igualmente llamados fusilamientos de la montaña de Príncipe Pío, hecho que inmortalizó Goya en su pintura también conocida por “Los fusilamientos de la Moncloa”.

Curiosamente, al preparar este escrito, he encontrado en Internet una mención a psicofonías obtenidas en el Palacio de la Moncloa, en la que se dice que Aznar «ya confesó su deseo cuando era candidato de la oposición de seguir viviendo en su piso aunque ganase las elecciones», y «según antiguos miembros del cuerpo diplomático muy cercanos a presidencia del gobierno, al parecer el único motivo eran los comentarios que había escuchado acerca del Palacio y la posibilidad de fantasmas».

Sea o no creíble lo que explica la web “Valientes Platillos”, parece indudable que algún embrujo afecta a quienes pasan por la Moncloa como presidentes. Al llevar cierto tiempo en la mansión, se les altera el entendimiento y acaban haciendo y diciendo cosas difíciles de comprender e incluso inexplicables. Y a unos les pasa más pronto que a otros, porque el presidente actual en eso nos ha salido precoz.

El fenómeno, sin embargo, sólo se ha notado en los tres últimos presidentes, por lo que no parece que tenga su motivación en los fusilamientos ni en suceso más lejano, sino en alguna otra causa cercana.

Yo había pensado si esa alteración en el modo de ser y actuar presidencial provenía del malaje del Señor de los Bonsáis. Y he aquí que, continuando con el escrito de Internet –lleno, por cierto, de faltas de ortografía– leo: «Pero la pesadilla no pareció haber terminado. Un antiguo empleado de la Moncloa asegura que durante los últimos 18 años, aproximadamente desde 1982, “una impresionante y poco normal cantidad de fantasmas ha visitado los muros de este Palacio”.»

¿Será cierto que “haberlos, haylos”?

El feminismo de “El Mundo”

mirollull2 | 04 Mayo, 2005 18:46

“El Mundo” lanza una nueva revista que los sábados se podrá adquirir conjuntamente con el diario. El diario mismo dice que con esta edición no hace sino seguir una iniciativa que funciona muy bien en países europeos y asiáticos.

“El Mundo” tal vez no va tan adelantado como nuestros excelsos partidos políticos en la defensa del feminismo, pero hace lo que puede para poner a las mujeres, prescindiendo de prejudicios sexuales, en el lugar que como personas les corresponde.

Del feminismo, un diccionario de la Enciclopedia Catalana da estas acepciones: 1 Movimiento que tiene como finalidad conseguir la igualdad política, económica y jurídica de la mujer respecto al hombre. 2 Presencia en un individuo perteneciente al sexo masculino de un cierto numero de caracteres sexuales secundarios femeninos.

Considerando estas acepciones, especialmente la primera, he aquí que “El Mundo” hace una buena aportación al movimiento feminista: la revista será dirigida por una mujer.

La directora de la nueva revista ha manifestado: «El tipo de público al que nos dirigimos va, por supuesto, desde las lectoras del periódico, a mujeres que no lo leían y que se van a acercar a él a través de la revista».

La revista, así lo da a entender, es todo un proyecto cultural y social de gran nivel y nada discriminatorio. Como lo del Gobierno del PSOE con Vogue.

Esta revista tratará de moda, de belleza, de decoración, de los temas que preocupan a las mujeres, etc. Será “un gran semanario femenino”.

En resumen, una revista que se echaba a faltar –basta dar una mirada a los kioscos de periódicos–, que servirá para igualar al hombre y la mujer; y, a mayor abundamiento, contribuirá al mantenimiento ecológico forestal.

Pero ya lo decían los latinos: «Primum vivere, deinde filosofare»; que, traducido al barcelonino, quiere decir «la pela, és la pela».

«Anterior   1 2 3 ... 23 24 25 26 27 28 29 30 31  Siguiente»
 
Powered by Life Type - Design by BalearWeb - Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS