Administrar

"Crónica de los avatares de mis cánceres y sus secuelas" (de laringe, de piel, de pulmón) y otros asuntos, y traducción de artículos de "Anotacions més o manco impertinents".

Categoría: Mi cáncer

Hab. 626 – Mari Carmen

Mari Carmen, hablo en primer lugar de ti, porque es a quien di un buen susto al amanecer de la primera noche en planta, después de salir de la UCI. Para mí, el susto no Punto de librollegó a mucho; tuve un acceso de tos y me fui a otra esfera. Al volver, que seguramente no tardé mucho, el susto te lo habías llevado tú, y continuaste ayudándome para que me repusiera. A mí sólo me quedaba el recuerdo de toser algo angustiosamente; de una fugaz ausencia; y de regresar de no sé dónde ni a dónde.

Las siguientes noches, con sus medio dormires y frecuentes despertares, las pasé con la tranquilidad de que al apretar el botón rojo, tú acudirías y sabrías qué hacer con mis repentinas y cortas toses, y con cualquier otra cosa que pudiera sucederme.

Sé que con vuestras actuaciones, siguiendo las indicaciones del operador, no me va a pasar nada que se salga de los cauces previstos y normales.

Gracias, Mari Carmen, y disculpa el susto. Con saber que mis primeras noches estuvieron en tus manos, me sentí acogido y protegido; y me alegra tenerte unos momentos en tus turnos.

--------

Nota:

Para evitarme un esfuerzo que todavía no me conviene hacer, este texto va en “forastero”, una de mis dos lenguas, en sendos blocs.

--------

Desde la habitación 626, cerca de la BCA, donde hay mi acuarela por su 75 aniversario.

¡Tanta sinceridad... qué impudicia!

Tanta sinceritat... quina impudícia

El poeta –otro, no yo— creo que lo dijo más o menos así.

No tengo papeles a mano y no puedo confirmar el verso, pero seguramente no son muchos los que sepan de dónde sale. Probad con “Poemes a Nai” de Miquel Ángel Riera. ¿Me equivoco?

Estoy a punto de regresar de otro lugar, donde estoy pasando unos días de clarividencia. El sonido de mi voz ha sido anulado, pero su resonancia, os lo aseguro, se podrá oír.

Y será impertinente, como antes, e insolente e impúdico.

No atisbo motivo alguno de complacencia. De golpe, llegando de la UCI a la 626, he visto un titular, todavía más desesperanzador y desvergonzado que los de antes de entrar en quirófano. Había varios nombres, uno de ellos de un gañán de posesión o de aprendiz de Mefistófeles, que quieren utilizar para sustituir a la señora Cirer. ¡Como siempre, pero peor y sin la mínima vergüenza.

No se les ocurre cambiar personas para que funcione la “polis”. Eso no saben qué es. Y los ciudadanos, beé, beé, como corderitos.

Seguiré, por tanto, con mis impertinencias.

Hoy, este escrito es la traducción del que figura en “Anotacions més o manco impertinents”.

Ahora ya estoy, como ayer, algo cansado.

«Anterior   1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12
 
Powered by Life Type - Design by BalearWeb - Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS