Administrar

"Crónica de los avatares de mis cánceres y sus secuelas" (de laringe, de piel, de pulmón) y otros asuntos, y traducción de artículos de "Anotacions més o manco impertinents".

Categoría: General

‘Hombres necios’

«Sentencia pionera: un juez de Palma envía a una prostituta a la cárcel por ‘hacer la calle’.»

Y actuación ejemplar, diligente y brillante tanto del despacho abogacial acusador (que normalmente defiende acusados del PP) como del Juzgado de lo Penal número 5 de Palma.

En honor de tan preclaros juristas, reproduzco unos versos:

Hombres necios que acusáis
a la mujer sin razón,
sin ver que sois la ocasión
de lo mismo que culpáis:
si con ansia sin igual
solicitáis su desdén,
¿por qué queréis que obren bien
si las incitáis al mal?

.....

¿O cuál es más de culpar,
aunque cualquiera mal haga:
la que peca por la paga,
o el que paga por pecar?

Quien quiera leer la coplilla completa de Sor Juana Inés de la Cruz, puede hacerlo pinchando aquí, donde además podrá enterarse de la nota biográfica heterodoxa de la eximia (y este adjetivo va en serio) Sor mexicana que no llegará a los altares.

¡Qué triste que la actuación de los acusadores y ejecutores de la justicia penal no sea igual de solícita para asuntos verdaderamente delictivos que atisbamos todos los días, incluso en la conculcación de ordenanzas municipales.

PSM – Una lección de dignidad

Vere dignum et justum est reconocer la gran lección de dignidad no sólo política sino también humana que el PSM nos ha dado en su 18 Congreso eucarístico y un tanto ecuménico, por boca de un senador del PNV convidado a la celebración.

Al discurso no le podemos encontrar más que una ligera mácula, que en lugar de hacerlo en vasco, como correspondía al invitado, lo hiciera en español. Si lo hizo para que los psmitas lo entendieran, se hubiera podido expresar en inglés y no habrían rechinado los oídos de los presentes.

Olvidando, empero, este detallito sin importancia, nos ha dejado una frase brillante y definidora: «El que no se sienta nacionalista ni quiera a lo suyo no tiene derecho a vivir». Incluso dicho en español, tiene toda la razón: no se puede vivir de cualquier manera. El hecho de vivir es una consecuencia de la dignidad que se consigue siendo nacionalista. Históricamente siempre ha sido así, y desde la prehistoria las tribus, en aquellos tiempos, pre-nacionalistas, ya luchaban entre sí para defender los derechos nacionales y los bienes comunes.

No tan lejanos, y por tanto más comprensibles, tampoco faltan ejemplos. Aparte del imperio sin puesta de sol y las cruzadas para nacionalizar a los no creyentes, casi de hace cuatro días tenemos el paradigmático unidad de destino en lo universal, la preclara y contundente actuación hitleriana y el divino mandamiento perpetuado cotidianamente por la observancia islámica de destruir a los perros infieles.

El PSM (Partido Socialista Mallorquín) lo tiene claro. Ahora sólo falta saber que ‘solución’ escogerá, si la de uno de los Cuatro Jinetes del Apocalipsis o, por más primigenia, la espada de fuego del ángel del Edén.

Como buitres

Me lo ha comentado Amalia y tiene toda la razón.

Parecen buitres al acecho, esperando la muerte para cebarse en la víctima.

Se refiere a las imágenes de esa especie periodística acampada en torno al chalet de La Moraleja.

Una especie que, por cierto, difunde majaderías.

No estaría de más un poco de silencio y de respeto ante la ya inevitable acción del cáncer.

Marcial Maciel, por la penitencia a la santidad

¡Qué delicadeza la de Benedicto XVI! ¡Cómo puede cambiar un inquisidor del siglo XX/XXI al pasar a ser Su Santidad!

Toda la dureza y la exigencia del prefecto encargado de preservar la integridad de la Fe y de mantener la ortodoxia, se vuelve trato suave y amoroso para reconducir el alma pecadora al camino de la perfección por la oración y la penitencia.

Nada de anatema: todo lo contrario, caridad fraterna. Así, un día no lejano –ya tiene 86 años– se podrán abrir de par en par las puertas para que Marcial Maciel pueda recorrer la senda de los bienaventurados hacia la beatificación y santificación –su deseo póstumo–.

>Santa Magdalena, penitente

Si el Opus pudo comprar la inusitadamente rápida santificación de su fundador, un marqués que no parecía ni carne ni pescado, ¿tenían que quedar desvalidos los Legionarios? ¡No! Tendrán que esperar, eso sí, que retirado como San Jerónimo y Santa Magdalena le llegue una muerte santa, pero después, sin ningún obstáculo (contribuyendo al saneamiento de la tesorería de un banco vaticano o llenando alguna caja eclesiástica disminuida) podrán elevar a los altares a Sant Marcial, penitente, el fundador mexicano, felizmente no comprometido ni contaminado por la teología de la liberación.

---------

Son muchas las imágenes de Santa Magdalena, penitente y arrepentida, que nos han dejado los artistas. Las de Gentileschi, Carreño y Goya son tres versiones representativas. Y de las tres, posiblemente el estilo fastuoso de Gentileschi, será el más adecuado para representar al futuro santo de los Legionarios.

Desde luego, mi dama

No creo que, precisamente ahora, la señora Cirer se haya caído de un guindo. Pero ha sido ahora que ha dicho que el dominio .cat oculta pretensiones independentistas.

Of course, my lady. El .cat, después de fracasar ciertas instituciones catalanas en el intento de conseguir un dominio de país que les direferenciase de España, es un subterfugio o invención de distintivo nacionalista.

En los artículos que he escrito en este bloc sobre el .cat, el comentario, de los que me han hecho, más próximo al acierto es el de un, que escribe: «és una resposta anormal a una situació anormal». (Otros comentarios han sido más expeditivos: el insulto como argumento.) Sobre el comentario de un, quizá sí, se puede considerar una ‘respuesta anormal’, aunque yo no sepa muy bien a qué es respuesta y piense que la segunda parte quedaría mejor cambiando ‘a una situación normal’ por ‘de unos anormales’.

En cuestiones de Internet hay que reconocer que los de la barretina son más avanzados que los de la tzapela. Y es evidente que se quiere crear confusión: y no es lo mismo ‘los países catalanes’ que ‘los países de lengua catalana’. Y se utiliza el .cat no como indicador cultural y lingüístico –para lo cual, de todas maneras, no tendría demasiado sentido ni necesidad alguna– sino como elemento provocador y ariete político.

Dejando de lado la cultura, que no queda únicamente configurada por la lengua, si ésta estableciera la unión política de los distintos asentamientos humanos ¿qué consecuencias habría que sacar del mapa que reproduzco de un estudio lingüístico del mexicano Sergio Zamora?

Distribución de lenguas en el mundo

Explotarán más globos

¿Cuándo? No lo sé. Pero puede que a no tardar. Ya nos estamos acostumbrando a que sucesos y acontecimientos anormales se produzcan por series.

En Los cromos de Salsafrán me refería a los ingenios financieros que pueda haber por explotar. En El Mundo / El Día de Baleares de hoy, 18, (cuando escribo), ya aparecen nuevos indicios y referencias sobre ‘tinglados’ que cuentan con muchas, por no decir todas, probabilidades de reventón.

Según este diario, la revista ‘Dinero y Derechos’, de la OCU, ya alertó en marzo de 2004 de compañías que ofrecían altas rentabilidades, pero que invertir en ellas comportaba un riesgo elevadísimo. Entre ellas las hay que ofrecen participar en la estampación de serigrafías, ediciones bibliográficas especiales, plantación de nogales y cerezos, y en sus denominaciones sociales figuran nombres bien sonantes como arte y naturaleza. E, incluso, una de las de dudosa solidez, cuenta con un premio del Ministerio de Cultura, que entregó la Reina en 2005. Otra, porque la empresa auditora en el informe anual le puso una salvedad relativa a cobertura dudosa o insuficiente de su compromiso económico, cambió de auditor.

No es muy difícil calcular la viabilidad de esos inventos saca-perras. Tendrían que conseguir un rendimiento superior al cien por cien –y seguramente me quedo corto– para pagar intereses, montar oficinas de campanillas, retribuir a plantillas fijas y agentes colaboradores, sus ejecutivos tener sueldos privilegiados y sus directivos y fundadores vivir como magnates; y, al mismo tiempo, claro, mantener el valor de lo aportado por los inversores. ¿Es difícil hacer la cuenta? La consecuencia es clara, la inversión se va ‘fundiendo’, los inversores cobran intereses del dinero que van 'invirtiendo' los nuevos pardillos; y esto, mientras se incremente la rueda y no se les ocurra a unos cuantos recuperar su inversión, o por lo menos comprobar que está soportada por una cobertura cierta.

Y ahora viene una pregunta: ¿qué obligación tiene el Estado de cubrir las pérdidas? La misma que la de reponer a los que pierden su dinero en los cajones de los trileros, en los bingos, en las ruletas. Otra cosa es que las leyes sean laxas, encima no se regulen y vigilen engendros sospechosos, o haya compadreo entre candidatos a vigilados y posibles vigilantes.

Los cromos de Salsafrán

Allá por los años cuarenta –del siglo pasado, claro– los críos coleccionábamos cromos de Salsafrán, los que venían con los sobrecitos de los polvos para dar color a la sopa, y los mayores no podían escaparse de que los “negociantes emprendedores” les sacaran los cuartos con el estraperlo. O sea, que gente con iniciativa la ha habido siempre.

Se pagaba, por algo, más de lo que valía, pero ahí se quedaba todo, nadie reclamaba porque le timaran. También, incluso unos años más tarde, se formaban corrillos ante los charlatanes y vendedores de crecepelo, y la gente se iba toda contenta porque había comprado Salsafrántres peines, una cajita de afeitar y una pluma estilográfica que pronto dejaría de funcionar, pero no le importaba, al fin y al cabo ¿para qué necesitaba todo aquello? Lo importante era que había hecho una compra a un precio excelente.

Al llegar a la sociedad del desarrollo, los “emprenderos” ascendieron al escalón de la respetabilidad y se han ido convirtiendo en expertos artífices financieros, y mucha gente, que los ha visto milagrosos, les ha entregado su dinero con más fe que en la Virgen de Fátima.

Y cada cierto tiempo nos echamos las manos a la cabeza por las noticias a toda prensa y algo de juzgado de los hábiles gestores que han hecho polvo las esperanzas de ahorradores, en general gente modesta o de medio pelo, dudosamente ingenua.

Lo más asombroso es que debe de haber mucha gente esperando su oportunidad en esas ruletas disparatadas.

No acaba de saltar por los aires el timo de los sellos y, aparte de los que pueda haber sin estallar, siguen apareciendo reclamos. Estos mismos días he visto el anuncio de un fondo con nombre en inglés, que se autoproclama “la mejor elección”. De todas maneras, este parece un anuncio serio (me refiero al anuncio, no al negocio); o es que sus promotores quieren curarse en salud; en un recuadrito se incluye esta advertencia: «puede que el inversor no recupere el importe inicial invertido». Puede: no lo dan por cierto, pero se puede dar por seguro que una parte de lo invertido, o a invertir, ya se ha gastado en el anuncio.

--------
NOTA: Al preguntar a Amalia por el Salsafrán he tenido me he alegrado de que todavía exista. Sin cromos, pero manteniendo su imagen.

Canarias y Baleares también tienen futuro

David Torres, en su artículo publicado en El Mundo / El Día de Baleares de ayer, día 15, Toros sin toros, escribe sobre la preservación del toro, y no acabo de entender si dice o no dice que el toro bravo sólo tiene su existencia justificada por ser toro de lidia, y que, si no fuera por eso, no se gastarían importes cuantiosos en su pastoreo, cuidado y reproducción.

O sea, que el toro de lidia es un producto industrial para el atrezo del ballet, a veces trágico, a veces dramático y otras sólo cómico, sobre arena o albero.

Si es así, tienen más suerte los tigres, los leones y los elefantes, que viven su vida más o menos libres y solamente unos pocos acaban en número de circo, y no existen dehesas para su crianza específica.

David Torres acaba su escrito diciendo que «los políticos hispánicos aman tanto a los animales que están trabajando a toda máquina para extinguirlos cuanto antes y enviarlos al cielo de las especies que no existen, donde les esperan el mamut y el pájaro dodó. Por suerte, en la península Ibérica, aún hay esperanza para los grandes simios: algunas manadas corretean, alegremente, entre las filas de los partidos políticos. Son nuestro futuro. Preservémoslo».

David Torres, supongo que no por desdén ni discriminación, excluye a los isleños de su confianza en el futuro: por si acaso, le recuerdo que en las Canarias y en las Baleares no carecemos de manadas esperanzadoras.

.cat y la geometría

Es posible que una gran mayoría de la minoría, creciente de día en día, de los jefes elegidos en los varios estamentos públicos, y una minoría indeterminada de la mayoría que es electora, precisen un reciclaje desde la enseñanza básica o una revisión y tratamiento psicológicos o, tal vez, psiquiátricos. Establecer una comisión de estudio ad hoc no lo aclararía, pero un estudio hecho por especialistas podría dar resultados satisfactorios.

De otro asunto, en cambio, no puedo asegurar nada. Si bien en una primera ojeada parece poder surgir del subconsciente o del inconsciente, no tengo conocimientos suficientes sobre las teorías del hogaño de moda, por el 150 aniversario, don Sigmund Freud.

Los psicoanalistas, posiblemente, nos puedan explicar si el punto cat, tirando del hilo de Ariana del laberinto psíquico, tiene su origen en el cateto, no el de la geometría, sino el castellano o español, más popular, cateto. Sería interesante que lo pudieran descifrar.

---------

Este artículo es en homenaje de la declaración sapiencial del rector de la UIB de utilizar el dominio .cat por la universidad balear.

Cena de mujeres

¡No me digáis que no es gracioso! Hay que tener mucho sentido teatral para organizar una cena presidencial toda de mujeres. egipciasO supuestamente de mujeres. Por que, me pregunto, ¿qué es una mujer desde un punto de vista político correcto. ¿Es algo más que una cuota electoral o un personaje paritario de reparto en el elenco de la comedia de trajes largos?

¿Pero, ¡ah!, era de verdad una cena sólo de mujeres? ¿O era una cena de mujeres, mujeres-hembra y mujeres-macho?

Hubiera sido ilustrativo, ahora que se ha superado la mojigatería, saber, tal vez por mesas separadas, si en Lesbos también se ha implantado la paridad.

Y una pregunta final: ¿los intrusos –seis, siete o los que fueran– representaban o eran los eunucos del harén?

Enseñanza trilingüe, bilingüe o “mono-lingüe”

La situación se va aclarando. El señor Matas puede dejar de preocuparse por si la enseñanza ha de ser trilingüe, bilingüe o “mono-lingüe”.

Mi propuesta sería que se decretase que ha de ser bilingüe y que, para esto, se pueda escoger una lengua de la Comunidad Europea y otra de un país no comunitario.

Así, ¡se acabó la discusión!, y nada de tener en cuenta que la lengua nativa forma parte de la estructura intelectual y psicológica de la personalidad.

La lengua nativa o materna –sea la que sea, porque día a día con tanta inmigración esto ya es una babel– la infancia la puede aprender en su casa o en las respectivas catequesis.

Respecto al catalán, que parece la única lengua que preocupa, ningún problema: tan pronto como se aprueben los derechos humanos de los simios, la inmersión lingüística será una consecuencia natural e intrínseca. Si no ha podido quedar suficientemente claro que el Pierolapithecus hablara catalán, yo me atrevería a dar por hecho que los simios, sí, hablan catalán; creo que hay pruebas irrefutables en sus descendientes. En todo caso, hay especialistas que pueden estudiarlo y aclararlo.

Y ahora, hablando en serio, espero que los derechos de los simios sean más respetados y observados que los de una mayoría importante de sus descendientes humanos. El señor Bus –y sólo lo cito a él por la importancia del ejemplo– sabe mucho de la diaria conculcación de los derechos humanos.

El catalán, lengua universal

Ahora todo va acelerado. Hasta el Concorde ya está en el desván de los olvidos. Y puede suceder que tanta actividad y un esfuerzo tan ingente por conseguir la inmersión (la lingüística, no la de los cabeza de chorlito), en unas décadas convierta la lengua catalana en el equivalente del latín de otro tiempo.

Será un gran éxito, una letra porque el acontecimiento se logrará sin que vayan por delante las milicias apoyadas por baterías de catapultas.

Cuando se haya vuelto el medio de comunicación y cultura más importante del mundo, de acuerdo con las leyes del progreso y del péndulo, la lengua catalana pasará a ser una reverencial lengua muerta. Y un ilustrado gobierno de turno la retirará del plan de estudios.

Y la capacidad humana habrá mejorado tanto, que tendrá un nuevo lenguaje de signos, un alfabeto y una sintaxis esmirriados y dos docenas de emoticones de colorines. Todo esto, claro, protegido por los derechos de los simios.

3 millones en discusión

Es muy curiosa la sentencia que absuelve al demandado de pagar los tres millones de Euros que UM, de acuerdo con un contrato voluntariamente firmado, quería cobrar a un tránsfuga.

Y digo que es curiosa porque, si bien el punto en discusión era los 3 millones y éste ha quedado claro, por otro lado, la exposición del caso me hace pensar que la cosa no tenía que haber acabado en una simple absolución, sino que, seguramente, había motivo más que suficiente para enviar a todos los implicados, demandado y demandantes, a prisión.

Porque demuestra qué acuerdos ilícitos son capaces de firmar los candidatos por figurar en una lista electoral, y cuan poca vergüenza rige la actuación de las formaciones y los gestores políticos.

Por mucho que pueda decirlo la Constitución, ¿alguien puede creerse que el acta de concejal, de diputado, o la que sea, es de éste y no de la formación política de la que mama?

Son demasiadas las artimañas que se inventan para hacernos creer que la farsa política que tenemos es una democracia.

¡Pero eso es lo que hay! Y refrendado por los votantes, sean interesados o ingenuos. ¡Qué le vamos a hacer!

OCB – La placa, como una patena

La hubieran o no roto, la placa conmemorativa vuelve a estar en la fachada del 46 de la calle de Sant Alonso.
La Obra Cultural Balear sólo quería limpiarla –eso dijo– y la señora Cirer, no era necesario que ordenase la reposición de la placa y no de otra concordante con la inmersión lingüística.

Por tanto, todos contentos: el Ayuntamiento porque la placa está en su lugar y la OCB porque la ha dejado limpia como una patena. La fotografía del día 1 de mayo pasado, es prueba de ello.

Placa de Juan Alcover

Y la fotografía demuestra lo que puede ver cualquier persona que pase por la calle y levante la cabeza: un cuadro de marmol con un escudo y bordes bien tallados; poco más, a menos que esté un rato sacándose los ojos o no lleve unos anteojos.
Entre que está muy alta y que la limpieza se ha hecho ‘a conciencia’, la inscripción resulta ilegible.
He sacado un detalle de la placa, he forzado el contraste y, como se puede ver, la placa es la original de «En esta casa vivió y murió Juan Alcover...».

Detall de la placa de Juan Alcover

Quien me acompañaba no pudo leer nada y me asegura que antes era legible y la altura en la que está era la misma.

Quizá, ahora la trampa de la OCB es esta: si no se autoriza la traducción a la lengua de la Raquel de Alcover, por lo menos que no sea pueda ver qué dice.
Y más adelante, cualquier noche, se cambia. ¡Y adiós, muy buenas!

El lapiz rojo del censor

Una portada nunca publicada del suplemento dominical del Diario de Mallorca de día 8 de mayo de 1960, revisando una carpeta, ha vuelto casualmente a mis manos.

Esta primera plana (la parte superior) la rehice con una prueba del fotograbado y con la galerada del texto, pegados sobre la que fue la página publicada.

La portada, la tuve que cambiar a toda prisa; el director, don Antonio Sabater, me telefoneó para decirme que el censor había cruzado la fotografía y su comentario con dos rayas rojas.

Portada censurada

La imagen que suficientemente clara en la reproducción. El texto, que es ilegible, es el siguiente:

«Muchos hombres se reunieron en torno a mesas largas y repletas de suculentos y variados manjares.
Todos estaban contentos y hablaban mientras fámulos diligentes entraban y salían por las puertas del fondo.
Se acallaron las palabras. Y los hombres, lado a lado, frente por frente, olvidados unos de otros, engullían golosamente las viandas bien aderezadas.
Los pasos de los criados aumentaban y sus manos avezadas escanciaban los vinos escogidos.
Todos parecían atareados, muy atareados... El banquete se prolongó hasta avanzada la tarde.
A la hora en que se disgregaban los convidados, pesados y soñolientos, una multitud arrastraba la indigencia de sus estómagos vacíos.
Muchos de los comensales no se explicaban aquellos hombres hambrientos. ¿No habían estado todos en el banquete? ¿No habían comido hasta hartarse?
Aquellos hombres no lo entendían. También ahora muchos se quedan sin entender. Y lo cierto es que el hambre sigue paralela a los convites fastuosos.»

La página censurada me recordó que tengo la maqueta del libro de Joan Triadú Els sonets de Shakespeare. La maqueta que, tanbién el año 1960, me regaló y dedicó el autor, tiene la peculiaridad de llevar el número y el sello, éste una mancha imprecisa, de la censura previa estatal ineludible para la publicación.

Por otra casual coincidencia he leído estos días en una ficción situada en la misma época, que el director de El Diario de La Paz se alegra de una actuación del censor porque evita que el protagonista se despida de los lectores.

García Márquez, en Memoria de mis putas tristes, escribe que al director «La nota le parecía magnífica, y todo lo que decía de la vejez era de lo mejor que había leído nunca, y no tenía sentido terminarla con una decisión que parecía más bien una muerte civil. Por fortuna, dijo El Abominable Hombre de las Nueve la leyó cuando ya estaba armada la página editorial, y le pareció inadmisible. Sin consultarlo con nadie la tachó de arriba abajo con su lápiz de Torquemada. Cuando lo supe esta mañana ordené mandar una nota de protesta a la Gobernación. Era mi deber, pero entre nos, puedo decirle que estoy muy agradecido por la arbitrariedad del censor».

Vuelo a la parte de página no publicada. Una noche, al salir de la redacción coincidí con el censor Ramírez que, como era costumbre, había revisado las galeradas de última hora. Le dije que creía exagerada la censura que me había hecho. Y me respondió: «¿Qué querías, que pagásemos las consecuencias ambos, tú y yo? Estos días había una cena oficial organizada por el Gobernador».

Els sonets de Shapeskeare

Obra inCultural Balear a Joan Alcover

Cabe pensar que lo han hecho por cortedad o que es obra de incultura balear. Yo pienso otra cosa.

Me refiero a destrozar la placa conmemorativa que en 1956 el Ayuntamiento de Palma puso en la casa donde vivió y murió Joan Alcover, cuya obra más conocida (aunque muchos no sepan que es de él) es La Balanguera.

Suyo también es el poema

LA LENGUA PATRIA

Joan Alcover

A la musa castellana
mis años mejores he dado,
de otra musa hermana
estando enamorado.

¿Qué podré darle ahora,
por el otoño aletargado?
Algo bulle todavía
En el fondo de mi alma.

Lengua de perfumes llena
puede que por rara virtud
como una lluvia temprana
me torne la juventud.

Sólo ella llegar podría
de mi corazón a la raíz.
Si otra esposa fue mi Lía
Ella será mi Raquel.
(Traducción propia)

En 1951, la Editorial Selecta, de Barcelona, publicó las Obres Completes de Joan Alcover. Un libro de 858 páginas, en el que la obra catalana ocupa 336 y la obra castellana, 429.

Si la Obra Cultural Balear ha roto la placa por estar escrita en castellano, ahora, por lógica coherencia fascista, tendría que hacer quemar todos los ejemplares de unas obras completas que dan tan mala imagen del autor de Cap al tard.

Y bajo el rótulo de la OCB que pondrán en la fachada, podrían grabar unos versos, estos sí escritos en catalán por Alcover:

Creus que voles per l’altura
i que el núvol t’embolcalla
perquè tens l’estil boirós. No, criatura,
és fum de palla.
(Crees que vuelas alto
y que una nube te envuelve
porque tienes estilo brumoso. No, criatura,
es humo de paja.)

-----

La versión original de LA LLENGUA PÀTRIA está en Anotacions més o manco impertinents.

‘.cat’, demasiado internacional

Me parece que para querer ser un atributo localista, ha quedado demasiado internacional.

Normalmente, sobre pintura de Vichun dominio genérico (de por si internacional) se aplica a funciones, estamentos, entidades comerciales; pero, salvo que la mía sea una ignorancia supina, no hay ninguno para circunscribir un área lingüística.

Posiblemente, en la red mundial el.cat será mal interpretado. No necesitarán buscarle los cinco pies para tomarlo en inglés. He puesto .cat en un traductor informático y me ha dado .gato

Si lo que se pretende es usar un dominio diferenciador, creo que .gat habría sido mejor. Este se podría usar en Mallorca sin ocasionar discusiones: los localistas lo podrían entender como .moix (gato) y se podría pensar que para los ‘sucursalistas’ puede singnificar .ebri (borracho).

Así, ¡todos contentos!

Como coristas de vodevil

Baudelaire, y mucho menos Wordsworth, no hubieran podido imaginar cuando escribían sobre la difusión de noticias la aportación que representaría la fotografía (sobre todo cuando el artilugio pudo prescindir del trípode) y nada digamos de la televisión. Susan Sontag, sí: ésta ha escrito páginas muy esclarecedoras sobre la cuestión.

Evidentemente, tanto la fotografía como la televisión no son de fiar. Su apariencia de reproducción fiel de la realidad a menudo no es más que esto: apariencia. La manipulación de la realidad o la alteración del significado según de dónde o cómo se tomen las imágenes es posible, y no hablemos de la selección y la yuxtaposición en que se presenten para condicionar una interpretación predeterminada.

Aún así también se consigue, especialmente con las imágenes no estáticas, y por tanto, secuencias reales filmadas sin otra intención que transmitirlas tal cual son, poner en evidencia hechos estrambóticos que, sin el movimiento, resultarían casi intranscendentes.

Por pura casualidad he visto la llegada a puerto peninsular de un pelotón de legionarios, cabra incluida, desfilando a paso grácil de conjunto de vodevil para ir a cumplir con la escenificación compungida de cargar y alzar la imagen de un santocristo de tamaño natural. En resumen, un espectáculo zafio.

Y es curioso que los legionarios sean el emblema más macho del estamento militar y juntamente con los toreros del pueblo español. Unos sacando pecho y con los músculos ostensibles y alguno también con barba negra y rostro agresivo, avanzando en hileras dando saltos de corista; los otros, vestidos de muy finamente con bordados y pasamanerías, interpretando la parte femenina de la lucha con el minotauro.

He de mirar si Susan Sontag ha escrito algo sobre todo esto.

El ex-alcalde de Sineu y el aria de la verdad

El ex-alcalde de Sineu, conocido en el pueblo por “Pavarotti”, en Ultima Hora, ha cantado, pienso que inadvertidamente, el aria de la verdad.

Quizá lo ha dicho inocentemente y para reforzar la afirmación de que no necesariamente la proximidad es motivo de involucración en conductas deshonestas, o que tienen toda la apariencia de serlo, y que tendrán que ser los jueces quienes tengan que aclararlo.

Ha manifestado que en el pueblo todos son familiares o amigos. ¡Vaya! Ha dado de lleno en el clavo.

Es evidente que los ayuntamientos de ciudades menores y pueblos no permiten, por el presupuesto que mueven, enriquecimientos como los que puedan propiciar los de capitales importantes, consejos, autonomías y ministerios. Pero, estamos viendo que algunos casos son silenciados prontamente y que de otros ni siquiera se habla, porque, cualquiera que sea el partido políticos en que se amparen, todos son familiares y amigos. También, por esto, es mucha más fácil la relación y la compensación de “favores”, y hasta tener que callar para no perjudicar intereses próximos o para no crearse dificultades. Sólo la animadversión personal revela, ocasionalmente, alguna actuación anómala.

Todo esto no lo digo porque crea que los fiscales tengan que actuar: saldrían demasiados asuntos y no darían abasto. Nada más lo digo porque el ex-alcalde de Sineu, seguramente, para decir una cosa ha cantado otra.

¿Qué es la república?

Hace veintiocho años, en Madrid, día 14 de abril por la tarde estábamos en la sala de la Editora Nacional, con su director, Inauguración exposición 1978el subdirector general de Cultura y el presidente y el vicepresidente de la Agrupación Española de Acuarelistas, inaugurando una exposición mía de acuarelas.

A la inauguración no pudo llegar Marisa, la administrativa de la agrupación; cuando bajaba por un lateral de la Gran Vía fue arrastrada por los manifestantes de la conmemoración de la República que corrían escapando de la policía, heredera próxima aún del Sr. Fraga de “la calle es mía”.

Marisa, en lugar de a la exposición, llegó a urgencias, por suerte, con heridas poco importantes.

Ahora, en cambio, se exalta el 75 aniversario de la instauración de la Segunda República con una ignorancia total de su posible importancia y de los motivos de su fracaso, en buena parte atribuible al exclusivismo y a la intolerancia de los dirigentes políticos.

Más o menos como, por desgracia, podría pasar hoy, que se hace flamear la bandera tricolor y se canta el himno de Riego, del cual muchos sólo conocen “si los frailes y curas supieran...”.

La divisa de la república –Libertad, igualdad, fraternidad”–, que tampoco Francia hoy puede ostentar con plena dignidad, de verdad ya interesa a poca gente, especialmente si tiene el poder, participa en él o lo pretende.

 
Powered by Life Type - Design by BalearWeb - Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS