Administrar

"Crónica de los avatares de mis cánceres y sus secuelas" (de laringe, de piel, de pulmón) y otros asuntos, y traducción de artículos de "Anotacions més o manco impertinents".

Año XIV - Estimulador casero del olfato

mirollull2 | 15 Julio, 2018 21:08

En los laringectomizados no tiene por qué mermar la capacidad olfativa (hiposmia) ni su pérdida total (anosmia). Hay que repetirlo, hay que insistir, pues evitarlo es muy fácil.

mir-O-lfatHe escrito varios artículos –entre ellos Año VI - ‘Bostezo educado’ o ‘polite yawning’– y recientemente he publicado un vídeo: Olfato y gusto en los laringectomizados. En el vídeo he presentado un estimulador del epitelio olfativo, al que he llamado miro-O-lfat , realmente útil y de diseño práctico; tiene el inconveniente de que es ejemplar único y, también, de que no es general tener elementos y habilidad para reproducirlo o hacer algo similar. Tiene de bueno que no es imprescindible. 

En el vídeo indico que se puede obtener igual resultado de manera muy simple. Sólo se necesita un frasco flexible con un orificio en el tapón por el que salga el aire a cierta presión al apretarlo. Dentro del frasco se puede poner sustancias que aromaticen el aire: frutas, pétalos, hojas de plantas, chocolate, canela, etc., siempre en estado sólido; si se usan líquidos olorosos, habrá que impregnarlos en un algodón o esponja. Una vez aromatizado el interior del frasco y puesto el tapón, habrá que presionarlo con el orificio cerca de las narinas para que el flujo de aire penetre en la cavidad nasal.

No hay que olvidar que el sistema olfatorio está formado por dos estructuras iguales y paralelas, una a cada lado del tabique nasal. Por lo tanto, hay que cuidar de que el aire aromatizado entre por cada narina.

 
Powered by Life Type - Design by BalearWeb - Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS