Administrar

"Crónica de los avatares de mis cánceres y sus secuelas" (de laringe, de piel, de pulmón) y otros asuntos, y traducción de artículos de "Anotacions més o manco impertinents".

Año IX – Conversación sobre prótesis fonatoria y “manos libres”

mirollull2 | 24 Febrero, 2014 13:33

En la página de FUNDAVOZ en FACEBOOK, ayer Lucy Lavin, de México, planteó las dificultades con que se encuentra su marido, que habla bien con una prótesis fonatoria Provox, para usar eficazmente el mecanismo llamado manos libres. La prótesis o válvula fonatoria es simplemente un tubito que se implanta entre la tráquea y el esófago para que el aire procedente de la respiración vuelva a originar la fonación. La respiración, en los laringectomizados totales, se efectúa por el orificio abierto en el cuello, algo más abajo de donde estaba la nuez de Adán; para que este aire sirva para hablar, una vez retenido en los pulmones, hay que dirigir su flujo desde la tráquea hacia la pseudoglotis, para lo cual pasa por la prótesis, que tiene unos 3 mm de luz; y para que esto se produzca hay que cerrar su salida por el estoma, que puede tener entre 12 y 20 mm de diámetro. La obturación puede hacerse directamente con un dedo –lo que se considera poco higiénico–, con un dedo encima del cubre estoma o con el dedo presionando la tapilla de un filtro HME; y el sistema más complejo es colocando un dispositivo, que lleva un filtro HME y un mecanismo de cierre y apertura automático, montado en el mismo soporte de la placa base adhesiva que se usa para los filtros. Para que funcione bien no tendrán que producirse fugas de aire por el estoma y las presiones de flujo aéreo ser las adecuadas.

Esta introducción espero que ayude a entender mejor la conversación, que, por ser de por sí ilustrativa de los pros y contras que se dan en el uso del dispositivo, reproduzco a continuación:

Lucy Lavin

Lucy Lavin‎ (México), FUNDAVOZ - Hola, ¿alguien ha usado el manos libres de Provox? Mi esposo está batallando mucho para adaptarse.

Antonio (Madrid). - Lucy en primer lugar te pregunto: ¿tu marido lleva prótesis fonatoria? Si lleva la prótesis, tiene que hablar muy bien y sin problemas con el manos libres. Pero si no tiene prótesis fonatoria no, creo que pueda hablar con el manos libres. Te lo digo porque yo lo he usado, pero yo tengo prótesis fonatoria. Y puedo hablar sin manos libres, simplemente presionando el filtro con el dedo. Un abrazo.

Pep Maria Miró Llull. - Es de suponer, Lucy, que si tu esposo usa el manos libres de Provox es porque tiene implantada la prótesis o válvula fonatoria; de lo contrario no sirve para nada. El manos libres no es otra cosa que un sistema que cierra la salida de aire por el estoma en vez de tener que hacerlo con un dedo. Tiene que funcionar por simple compensación de presiones del aire entre la respiración y el hablar. De todas formas, hay que tener en cuenta que así como la prótesis fonatoria no es aplicable a todos los laringectomizados totales, el manos libres tampoco da buen resultado en todos los que llevan prótesis. A unos les va muy bien y a otros no les resulta efectivo.

Anna (Barcelona) - Hola Lucy yo llevo prótesis fonatoria de Provox normal desde hace siete años, cuando le consulté a mi otorrino cómo me podía ir el manos libres no me la aconsejó, precisamente, porque , según él, daba problemas de adaptación. De todas formas quizás yendo al foniatra, éste pueda aconsejarle alguna manera de que funcione mejor. Ánimo y no pierdan la paciencia, con tiempo seguro que todo mejorará.

Oscar (Uruguay) - La protesis manos libres yo la probé y no me funcionó, debido a que los anillos adhesivos al estoma se me despegaban rápidamente, pero a todos no les pasa lo mismo, es cuestión de probar.

Marisa (Buenos Aires) - Hola, llevo prótesis fonatoria hace siete años y al intentar con el manos libres no me ha resultado. Supongo como Pep que a algunos les va muy bien y a otros no nos resulta efectivo. Saludos.

Pep Maria Miró Llull - No Marisa, yo no he probado el manos libres. Pero vi, por televisión española, a un político que llevaba prótesis y manos libres y habla muy bien. Me han dicho de otros a los que les va bien. Tengo, sin embargo, información de que sólo les va bien a seis de cada diez personas que usan prótesis, por tanto, puesto que tiene un precio notable y que los filtros HME que usa son especiales para el manos libres, no es conveniente adquirirlo sin probarlo. Además, Marisa, hace más de tres años que tampoco llevo prótesis fonatoria.

Lucy Lavin - Gracias a todos. Mi marido lleva prótesis fonatoria, el problema es que tiene que usar la cánula siempre porque su tejido se cierra; probamos con los parches, pero no le funcionan; la foniatra dice que es cuestión de que practique mucho y que le encuentre la maña de usarlo, pero se siente frustrado, la cánula se mueve hacia arriba y eso hace que se fugue el aire y hace un sonido raro, además de que no sale la voz.

Pep Maria Miró Llull - Supongo, Lucy, que usa una cánula fenestrada de silicona, que está diseñada para poder llevar filtro HME. No me extraña que no le funcione el manos libres. Si usa sólo filtro HME, al tener que presionar el filtro con un dedo, ajusta la cánula al estoma y no se produce pérdida de aire. Con el manos libres, parece lógico que se produzcan fugas de aire, pues la presión principal del aire va hacia el estoma, y puede salir entre la cánula y el estoma.

Lucy Lavin - Si, así es. Aparte le hicieron una operación que le llaman rotación de colgajo, entonces el cuello lo tiene de un lado más grande que del otro y eso dificulta que la cánula quede bien justa porque el sujetador se sube; nos dicen que a lo mejor con una cánula de aro azul puede quedar mejor, la verdad es que han sido tantos gastos y sobre todo desgaste emocional que no se sí animarlo a que lo siga usando, está muy frustrado.

Pep Maria Miró Llull - Lucy, sé cómo suelen quedar los estomas con colgajo. Quizá ninguna cánula se pueda asentar bien y quedar ajustada para no producir pérdidas. Mi apreciación es que es muy difícil por no decir imposible que pueda usar el manos libres. ¿Con un dedo puede presionar bien para que no se salga el aire? Si puede, yo no buscaría otra manera, aunque tenga que usar una mano para hablar.

Lucy Lavin - Sí, con la cánula fenestrada todo cambió; trajo la de globo por nueve meses, luego la de plata por tres y ahora con esta un mes, puede hablar bien; él tenía mucha ilusión de usar el manos libres y poder hablar mejor, pero habla bien, ¡a veces hasta grita!

Pep Maria Miró Llull - Pues, mi amiga, que no busque complicaciones. Es más importante la estabilidad emocional. No podrá hablar en momentos que necesite usar las dos manos simultáneamente, pero este no suele ser un impedimento notable. Cuando yo usaba la prótesis fonatoria, pocas veces tenía que hablar coincidiendo que hiciera un trabajo con las dos manos.

Marisa (Buenos Aires) - Sí Pep, ya me habías contado que no usas la prótesis y por lo demás coincido en todo; me costó bastantes dólares el manos libres y realmente un presupuesto importante el tema de los filtros, además no te permiten probarlo antes de comprarlo. Aquí lo tengo guardado en un cajón. También vi en Youtube muchos vídeos de gente hablando y parece que a ellos sí les sirvió. Besos y los dejo charlando.

Lucy Lavin - Tienes razón, muchas gracias, pues todo es difícil y con miedo, después de tantas complicaciones lo mejor es buscar lo que nos dé tranquilidad. Gracias es genial hablar con alguien que sepa de esto, no habíamos encontrado nada de información.

Pep Maria Miró Llull - Claro, los que ves hablando bien por un vídeo son los que no han tenido problemas. De los demás no se dice nada. Nos enteramos los que conocemos muchos casos y estamos en contacto con quienes lo saben.

Lucy Lavin - Lo malo es el gasto, pero, para mí lo importante es que sigue aquí, el que hable ya es regalo adicional!

Anna (Barcelona) - Eso es lo importante, que pueda ir hablando de una forma o de otra. La prótesis que yo llevo es mucho más barata, aquí en España valen unos 600€. y los manos libres sobrepasan los 2000€. Y, con tiempo, vale la pena a aprender hablar con la voz erigmofónica, pues realmente es la que menos falla. Un abrazo y mucho ánimo.

A lo expresado tengo que hacerle una observación. Anna indica unos precios que me parecen altos. Sé que, entre países, hay divergencias notables en los precios de productos para laringectomizados, tanto en unas como en otras marcas, y que puede haber diferencias entre intermediarios revendedores. Pero que un manos libres sobre pase los 2.000€ me parece exagerado. En octubre del año pasado, 2013, puesto que tenía compañeros interesados, el precio que se me dio, incluyendo el IVA, no superaba los 600€. El precio de la propia prótesis también tiene que ser inferior al que señala, aunque en él podría incluirse el coste de colocación por un profesional.

Año IX - Intervención osteopática y logopédica en alteraciones orofaciales

mirollull2 | 21 Febrero, 2014 02:12

Es conocido, por lo menos por quienes enseñamos a hablar con voz esofágica a los laringectomizados totales, que estos no tienen todos iguales condiciones para conformar el esfínter cricofaríngeo (boca superior del esófago) en su nueva función de pseudoglotis ni tampoco la misma ductilidad orofacial: en unos casos por malos hábitos adquiridos o anomalías anteriores a la intervención quirúrgica y en otros como consecuencia de ésta. A veces, con la realización de las praxias habituales, se superará la deficiencia, pero, otras, será preciso un tratamiento específico y, en ocasiones, habrá que conocer las limitaciones o imposibilidad de alcanzar el resultado pretendido. Una deformación mandibular o la resección parcial de la lengua evidencian la necesidad de buena destreza en el rehabilitador, tanto para que el paciente consiga hablar como, prioritariamente, para que pueda deglutir. Y nada digamos si ha sido necesaria la ablación de la lengua, en que la deglución requiere un aprendizaje especial y el habla –me atrevo a decir (y no es prudente dar falsas esperanzas)– deviene irrecuperable, pues no es útil ninguno de los medios alternativos de la voz laríngea.

Me he referido, por serme más próximos, a los laringectomizados, aunque las afecciones mencionadas no se limitan a ellos.

Próximamente, el 8 de marzo, en Valencia, se desarrollará elCurso teórico/práctico de intervención osteopática y logopédica en alteraciones orofaciales, en su primera edición, organizado por Centros Ortofón, Escuela de Formación A.L.E. (Asociación de Logopedas de España) y Cedesna .

De la información del curso, tomo lo incluido en el recuadro:

Las alteraciones orofaciales no sólo corresponden a una causa determinada de la zona en cuestión. Su etiología puede ser variada y variable, desencadenada por otras estructuras que están relacionadas y que en la mayoría de los casos pasan desapercibidas en la consulta del logopeda, fisioterapeuta, médico, etc.

La ATM (articulación temporo-mandibular), la columna cervical y el cráneo son estructuras que por sí mismas van a representar un papel importante en la estática y dinámica de la región orofacial.

El tratamiento multidisciplinar es el más acertado y necesario a causa de la complejidad de las patologías que podemos encontrar en la clínica diaria. Una adecuada línea de intervención multidisciplinar será la hoja de ruta idónea para ser punto de referencia en muchos de los tratamientos que de otra manera se verían complicados en algunos casos, siendo otros imposibles de tratar.

Los esquemas de trabajo conjunto son procesos que tienen la virtud de acceso profundo a las patologías y a su rehabilitación. El trabajo conjunto del Logopeda con el Osteópata servirá para obtener los resultados esperados.

El programa, en sus facetas teórica y práctica, desarrolla lo siguiente:

1. Conceptos de la Osteopatía. Aplicación logopédica.
2. Anatomofisiología craneal e intervención logopédica.
3. Biomecánica craneal.
4. Etiopatología craneal y su relación con las alteraciones orofaciales.
5. Patología orofacial logopédica. Relación con las estructuras suprayacentes y subyacentes.
6. Diagnóstico y tratamiento osteopático de las alteraciones relacionadas. Aplicación logopédica.

El curso, que tiene una duración de nueve horas, va destinado a Logopedas, fisioterapeutas, D.U.E., médicos y estudiantes de estas disciplinas.

Amplia información del curso, así como el formulario de inscripción, se halla en http://www.logopediapsicologia.com/cursos/curso-de-intervencion-osteopatica-y-logopedica-en-alteraciones-orofaciales/.

¿San Valentín o el emparejamiento de los pájaros?

mirollull2 | 14 Febrero, 2014 20:50

«San Valentín, presbítero, se hallaba en Roma en el reinado del emperador Claudio II, hacia el año del Señor de 270. El universal elevado crédito de su virtud y sabiduría le habían granjeado la veneración, no sólo de los cristianos, sino aún de los mismos gentiles. Mereció el renombre de padre de los pobres por su grande caridad; y su celo por la Religión era tanto más eficaz, cuanto se mostraba más puro y más desinteresado. La humildad, la dulzura, la solidez de su conversación y cierto aire de santidad que se derramaba en todos sus modales, hechizaba a cuantos le trataban: ganaba primero los corazones para sí, y después los ganaba para Jesucristo.»

San

Y a raíz de su fama, el Emperador quiso conocerle, y manifestarle que un hombre a quien tanto estimaba «no podía llevar en paciencia que profesara una religión enemiga de los dioses del imperio, y consiguientemente de los emperadores. » «Valentín que, por su compostura, su grato semblante y por su modestia había cautivado al Emperador, le respondió poco más o menos con estos términos: «Si conocierais, señor, el don de Dios y quién es aquel a quien yo adoro, y a quien sirvo, os tendrías por feliz en reconocer a tan soberano Dueño, y detestando el culto que ciegamente rendís a los demonios, adoraríais como yo al solo Dios verdadero, Criador del cielo, de la tierra y de todo cuanto se contiene en este vasto universo, juntamente con su único Hijo Jesucristo, Redentor de todos los mortales, igual en todo a su Padre. Gran señor, a la benignidad de este único supremo Númen debéis el ser que tenéis, y el imperio que gozáis: el solo os puede hacer feliz a Vos y a todos vuestros vasallos.»

Como se puede pensar, Valentín, estaba imbuido por la persuasión divina, y el Emperador le escuchaba con respeto.

Pero «al oír esto un cierto doctor idólatra, que tenía oficio en palacio, y se hallaba a la sazón en el cuarto del Emperador, le preguntó: “Pues ¿y qué juicio haces de nuestros grandes dioses Júpiter y Mercurio? –El juicio que yo hago, respondió el santo, es el mismo que tú propio debes hacer; quiero decir, que no hubo en el mundo hombres más malvados que esos a quienes vosotros dais el nombre de dioses”». Más dijo todavía Valentín, dio razones de la perversidad de los dioses del imperio, lo que, si bien el Emperador no acogió mal, hubo revuelo y griterío contra Valentín, y por evitar revueltas y males peores, el Prefecto Calcurnio «mandó que le metiesen en la cárcel y encargó al juez Asterio que le hiciese la causa como cristiano, y como uno de los mayores enemigos de los dioses de imperio.» «Asterio, que había sido testigo de la grande impresión que habían hecho en el Emperador las palabras de Valentín, le hizo llevar a su casa y le pidió una prueba de que decía verdad. Si curaba la ceguera innata de su hija, aceptaría al Dios de los Cristianos. «Animado Valentín de una viva fe, hizo traer a la doncella; y haciendo sobre sus ojos la señal de la cruz, dirigió al cielo esta oración fervorosa: “Señor mío Jesuscristo, verdadero Dios y verdadero Hombre, que disteis vista a una ciega desde su nacimiento, y que queréis la salvación de todos los hombres, dignaos oir la oración de este pobre pecador, y de curar a esta pobre doncellita.” A estas palabras recobró su vista la niña. Asterio y su mujer se arrojaron a los pies de Valentín, pidiéndole el Bautismo. Catequízolos el Santo por algunos días, y los bautizó en número de cuarenta y cuatro personas, cuya mayor parte tuvo la dicha de recibir a pocos días después la corona del martirio.»

La fortuna, no obstante, se torció para Valentín, pues temiendo el Emperador una sedición del pueblo por sospecharle cristiano, no se atrevió a impedir que fuera condenado según las leyes, y Valentín, estando en prisión fue apaleado muchas veces y al fin degollado.

Con estos antecedentes parece que San Valentín tendría que ser el patrón de los oftalmólogos o, en todo caso, de los cuchilleros de Albacete. Y si no es así, es porque Valentín, en contra de las leyes, –aunque no consta en la hagiografía publicada en 1853, que tengo a mano, pero sí en otra publicación pía– «según dice una tradición, San Valentín arriesgaba su vida para casar cristianamente a las parejas durante el tiempo de persecución.» Y por eso « tiene la dicha de ser el patrón de los enamorados.»

Cupido
Parmigianino
Cupido preparando el arco

La fiesta de San Valentín fue declarada por primera vez alrededor del año 498 por el papa Gerlasio II. Según la Enciclopedia Católica, el santo cuya festividad cayó en la fecha conocida hoy como Día de San Valentín, fue posiblemente uno de los tres mártires ejecutados en el año 270 dc durante el reinado del Emperador Claudio I.

Tres santos mártires romanos del s. III, de existencia discutida, que vivieron en la antigua Roma. La festividad de san Valentín era celebrada por la Iglesia Católica Romana cada 14 de febrero hasta 1969 en el calendario litúrgico tradicional, cuando fue eliminada esta fecha del calendario postconciliar, y quedó traspasada a la Santa Sociedad del Consumo.

De todas formas, que no se desanimen sus devotos, según he leído recientemente, el sorprendente papa en activo, quiere rescatar a San Valentín del postconciliar desván de santos inventados, dudosos u fantasmales. Seguramente lo hará refundiendo en uno a los tres Valentín que figuran en la leyenda eclesial: a) un médico romano que se hizo sacerdote, decapitado en el 270. b) un obispo al que se levantó una basílica en Terni (que parece ser el mismo mencionado antes como sacerdote). c) Un mártir de la provincia romana.

Sin embargo, poco se sabe sobre las vidas de estos tres hombres, cuyas leyendas fueron probablemente inventadas en la Edad Media.

Según otra leyenda es patrono de los enamorados porque su fiesta coincide con el momento del año en que los pájaros empiezan a emparejarse.

Si fuera cristiano, el patrono de los enamorados podría ser Cupido, muy bien documentado en Grecia y Roma.

¿Contrato laboral doloso para una infanta?

mirollull2 | 09 Febrero, 2014 19:35

Santa Cristina lo pasó muy mal. «Su martirio es tan largo y sumamente monstruoso que cuesta de creer. Se enfrentó a tres jueces, el primero de los cuales fue su propio padre», un severo gobernador romano, que no toleraba su entrega amorosa a Cristo; la abofeteó, la hizo apalear, que la despellejaran con garras de hierro, pero ella se mantenía serena; insistió su padre «con la tortura de la rueda, el fuego y el tirarla al lago más cercano con una piedra al cuello, pero todas fueron estériles porque Cristina salía victoriosa de las mismas, esa noche su padre murió como producto de la furia». «Más tarde un segundo torturador continuaría con las acciones del padre, torturaron a Cristina con aceite hirviendo, ella hizo la señal de la cruz y no padeció de sufrimiento, más tarde fue llevada al templo de Apolo, en cuanto ella puso un pie en dicho templo, el ídolo se rompió y murió el tirano. […] Finalmente, un tercer juez estaba dispuesto vengar a sus predecesores, tiró a la joven mártir en un horno de fuego, donde permaneció por cinco días sin padecer dolor, más tarde su prisión fue llenada por víboras y Cristina no sufrió de ningún mal, hasta que al final, fue atada a un poste y fue traspasada por las flechas.»

Immaculada
Santa Cristina (c. 1650)
Óleo de Nicolás Regnier

Corporalmente, no es tan horrorosa la suerte de la infanta del mismo nombre, pero tiene un cierto paralelismo. Ha tenido que enfrentarse al padre; quizá sería más apropiado decir que éste no acepta su desenfrenado amor y sus consecuencias, y la ha obligado a someterse a la tortura del potro judicial. Segundo juez. ¿Habrá tercero? Lo que equivale a decir que con el breve y sonriente paseíllo no se ha llegado al final.

De su declaración ante el juez del día 8, por lo que ha trascendido, a pesar de su ignorancia total en las cuestiones de negocios de su marido y del funcionamiento de las sociedades mercantiles, parece que si sabía que su padre advirtió a su marido (el de ella) que tenía que cesar con el tenderete de las dos os (a lo que no debió de dar mucha importancia, pues su padre ya había hecho liquidar una tienda a la otra hija y hermana suya; ella no debía de entender esa manía de su padre. Y es que ella, no muy lúcida, no entendió que los nombres reales no tienen que figurar en los negocios reales: para esto están los alias como los príncipes de nombres onomatopéicos, titulares de barcos azules o mancos de las carabelas, que, en caso perentorio, cargan con el mochuelo. Y ¿cómo iba a pensar que no fuera correcto cargar gastos a la tarjeta de otras dos “o” si seguro que amigos con posibles le habrían dicho que usan sociedades a cuyo nombre tienen el coche, el chalé, la barquita, y cargan las cuentas de “picos, palas y azadones”? Y también le habrán explicado que se puede crear empresas, que vienen a ser algo así como una custodia conectada con cajero automático, para evitar el riesgo de tener metálico en casa.

En fin, entre lo poco que sabe y lo mucho que no sabe, hace pensar que su instrucción no supera el nivel de un jardín de infantes (así llaman en Argentina lo que aquí conocemos como guarderías).

Santa Cristina, perdón, Cristina, la virtuosa e inocente, sólo puede ser acusada de haberse abandonado al amor y a la confianza matrimonial.

Después de contestar claramente a las malévolas preguntas del juez, que hay que pensar que la han inducido a dudar y hasta admitir la incorrecta actuación de su marido, se puede vislumbrar que su gran y confiable amor se le ha caído del guindo, porque a aquél lo ha dejado al pairo y al albur de las mangas con encajes.

Con tanto revuelo, sin embargo, algo preocupante ha quedado a la vista: la posible prevaricación de un emporio crematístico al suscribir un contrato que tiene toda la pinta de ser doloso: asignar un puesto de alta dirección y retribución en el que hay que manejar presupuestos, inversiones y tomar decisiones en el ámbito internacional a una persona sin ningún conocimiento mercantil, financiero y legal, y ni siquiera de cuentas domésticas.

La hija de rey irresponsable

mirollull2 | 08 Febrero, 2014 00:54

Calles cerradas, cincuenta policías llegados de fuera para juntarse con ciento cincuenta locales; una protección valorada en 300.000 €; no tiene nada que ver con que la justicia sea igual para todos. Esto es otra cosa, una cuestión normal de protección por tratarse de una presunta excepcional: una hija del Rey. Claro que si, como a su padre, (del cual debe haber tomado el ejemplo) la hubieran declarada irresponsable, no habría sido necesario todo este entramado. Pero, ya que lo tenemos, bien venido sea, al fin y al cabo, tampoco cuesta tanto, posiblemente como un automóvil discretode la casa Rolls Royce.

Y digo bien venido sea, porque pienso que toda esta parafernalia protectora no es para evitar que cuatro exaltados antimonárquicos den cuatro gritos y lancen dos docenas de huevos crudos y unos cuantos ramilletes de tomates maduros, que, con un buen impermeable de plexiglás con capucha o bajando la cuesta del calvario inverso en un coche, no tendría ningún riesgo.

Yo creo que la protección es por motivos más importantes y serios. ¿No es posible que el juez Castro, con pruebas que sean contundentes, deba pasar de presunta imputada a presunta culpable bien responsable? En este caso si sería inevitablemente necesaria toda la estrategia preventiva para evitar que la trinitaria jeraquía política, judicial y real se apoderase de la infanta para evitar que llegue a juicio y mientras esté a la espera sea llevada a prisión provisional por el riesgo de la fuga, no en vano tiene casa y cuenta en Suiza.


Santa Cristina. «Cierto día Cristina recibio la revelación divina, y abrió los ojos a la verdadera Fe en Cristo, quitó todos los ídolos de oro y de plata que se encontraban en su casa, los hizo pedazos y les dio limosna a los pobres cristianos» .

San Blas, ¿por qué, patrón de los laringectomizados?

mirollull2 | 04 Febrero, 2014 19:30

“San Blas, patrón de los laringectomizados”: así figura en el pie de una estampa con su efigie. Supongo que debe de ser la advocación actualizada por algún devoto, pues en el santoral católico –indudable autoridad en tales atribuciones– consta como “patrón de enfermedades de la garganta y laringólogos”.

San

Pero, ¿Quién fue ese Blas –también llamado Blasius– , que tiempos ha fue conocido por su don de curación milagrosa, tanto que, haciendo vida eremítica en una cueva del Monte Argeus, «se le acercaban también animales enfermos para que les curase, pero no le molestaban en su tiempo de oración»?

Se cuenta que cuando, por orden de Agrícola, al haberse negado a apostatar, le llevaban a sufrir tormento, «salvó la vida de un niño que se ahogaba al trabársele en la garganta una espina de pescado. Este es el origen de la costumbre de bendecir las gargantas el día de su fiesta.» «San Blas le colocó sus manos sobre la cabeza al niño y rezó por él.» «Apenas acabó el Santo su oración, cuando el muchacho arrojó la espina, y quedó del todo sano.»

A San Blas, que ya era santo pero que aún no le distinguían con el “San”, «Agrícola le hizo apalear con tanta crueldad y por tan largo tiempo, que no se creyó pudiese sobrevivir a este suplicio; pero presto se conoció por la extraordinaria alegría de su venerable semblante, que alguna fuerza superior y sobrenatural le sostenía. Lleváronle a la cárcel, y en ella obró tantos milagros, que entrando el Gobernador en una especie de furia, mandó le despedazasen las carnes con uñas aceradas, añadiendo heridas a heridas.» Después de otras cuitas que Blas siempre superaba, «avergonzado el Gobernador de verse siempre vencido, mandó que le ahogasen en la misma laguna. […] Armóse el santo Mártir con la señal de la cruz, y comenzó a caminar sobre las aguas sin hundirse. […] oyó san Blas una voz que le convidaba a salir de la laguna para recibir la corona del martirio. Hízolo al instante, y apenas salió a tierra, cuando el Gobernador, centelleando de cólera, le mandó cortar la cabeza el año del Señor de 316.»

Con tan hermoso y edificante testimonio, no dudo de que Blasius atesore méritos más que suficientes para ostentar un patronazgo, pero no entiendo, que, como parecer ser, éste sea el de las enfermedades de la garganta y de los laringólogos por liberar de la espina al niño. Sería más lógico por haber sido degollado. Al fin y al cabo, Blasius era –así se nos dice– filósofo y médico. Y siendo médico, muy bien pudo extraer la espina de la garganta, o coger al niño por los tobillos y alzarlo y hacerle toser, y de esta forma –como se explica en la narración– «el muchacho arrojó la espina».

De todas formas, creo más idóneo para patrón de los laringectomizados a Alejandro Magno. En su curriculum vitae consta que salvó la vida de un soldado practicándole la traqueotomía con la punta de la espada. Lo cual puede que no sea milagroso, pero se le parece mucho, y mejor mérito tiene para la designación que San Blas de Sebaste.

Se me podrá argüir que Alejandro Magno no está en la nómina santoral. De acuerdo. Pero, San Blas, «según el Diccionario de los Santos, las Actas de este mártir carecen de consistencia histórica, pero fueron muy populares a partir del alto medievo, tanto en Oriente como en Occidente, donde llegaron a través de diversas traducciones latinas de un texto griego.»

Año IX - A los veinte días de una laringectomía total se puede hablar

mirollull2 | 02 Febrero, 2014 21:57

¿Cuándo se puede volver a hablar después de una laringectomía? Esta pregunta, que responde a una preocupación normal tras una laringectomía total, en estos días la ha vuelto a formular el hijo de un hombre cuya intervención ha sido el día 15 de este mes de enero. Indica que a su padre ya le han cambiado la cánula de plástico por la de plata. Posiblemente piense que éste es el primer paso para iniciar el habla. Y no es así; la cánula no interviene en el proceso de hablar. El habla, ahora, no se va a originar en la vía respiratoria baja, ya que las cuerdas vocales estaban precisamente dentro de la laringe y formando parte de ella, y este órgano ha sido extirpado.

El primer aspecto que hay que considerar es que si bien toda la parte del sistema fonatorio ubicada en las cavidades de resonancia de la cabeza se mantiene igual que antes de la intervención quirúrgica, el órgano que iniciará la voz ha cambiado. A partir de ahora –salvo que se use una laringe externa– tendrá que ser el esófago el que se habilite como reservorio de aire, que sustituirá el flujo pulmonar, y será la boca superior del esófago la que tomará la función de las cuerdas vocales.

Al haber desaparecido la laringe, no hay conexión de las vías respiratorias superiores con las inferiores, es decir, la nariz y la boca no tienen conexión con los pulmones; y la faringe sólo conecta con la nariz y el esófago. Puesto que las cuerdas vocales ya no existen, se dispone de tres alternativas para originar la voz:

Modo esofágico
Modo traqueoesofágico
Modo con laringe externa

La voz esofágica, también llamada erigmofónica, es la manera más natural de volver a hablar. Para producir esta voz hay que meter aire en el tramo superior del esófago (unos diez centímetros), retenerlo ahí y darle salida de nuevo; en este paso, el esfínter cricofaríngeo (boca superior del esófago) le imprimirá una vibración que resonará en la cavidad bucal y que la vocalización modulará en sonidos distinguibles. Es la misma pauta que seguía el aire que pasaba por las cuerdas vocales, si bien ahora el flujo de aire es más débil y su tesitura bastante menos afinada.

La voz traqueoesofágica se origina, igual que la esofágica, en el esfínter cricofaríngeo, con la diferencia de que el aire procede de los pulmones y, al ser mayor el flujo, resulta más sonora y mejor modulada y continuada. Para que el aire de los pulmones llegue al esófago hay que abrir una vía de la tráquea al esófago. Esto se consigue efectuando una punción en la pared traqueoesofágica y en ella se implanta una válvula o prótesis fonatoria.

La laringe externa, llamada también laringófono es un dispositivo que emite unas vibraciones sonoras que, aplicado al cuello, las transmite a la cavidad bucal y por la vocalización se convierten en sonidos reconocibles.

Hemos llegado al punto de poder dar respuesta a la pregunta de en qué tiempo se puede hablar. La respuesta es distinta para cada sistema y, además, presenta variantes.

Con prótesis fonatoria en fístula primaria
Teóricamente y contando que todas las condiciones sea favorables, se puede empezar a hablar a los quince o veinte días de una laringectomía total. Esto se consigue con el método de la voz traqueoesofágica si la prótesis fonatoria ha sido implantada en la misma intervención en la que se practica la laringectomía. Estos quince o veinte días serán los de la consolidación de las cicatrices y de la estabilización de los tejidos y, por lo tanto, que tampoco se tenga puesta la sonda nasofaríngea. En ese momento, el especialista ORL tendrá que comprobar que la prótesis está bien colocada y que no está obstruida, probar con el paciente que puede emitir sonido y darle las indicaciones para hablar y para mantener limpia la prótesis.

Con prótesis fonatoria en fístula secundaria
La prótesis fonatoria se puede implantar en fístula secundaria, es decir, en cualquier momento posterior a la laringectomía siempre que el cirujano ORL considere que los tejidos del cuello pueden admitir la nueva cirugía de una punción y, especialmente, la pared traqueoesofágica tiene la elasticidad necesaria para que la fístula se ciña alrededor de la prótesis y la sujete. En este caso se puede efectuar la prueba de emisión de voz al recuperarse de la anestesia y, tras unos días de silencio y la revisión médica, se podrá hablar: esto será al tercer o cuarto día de la cirugía del implante; recuérdese, sin embargo, que, previamente habrá un tiempo sin hablar o con pruebas insatisfactorias de voz esofágica o quizá de hablar con laringófono, de varios o muchos meses.

Con laringe externa
Con el laringófono estimo que se puede hablar en un mes. Sólo requiere que las cicatrices estén consolidadas, que no se lleven vendas, y que se pueda efectuar una buena articulación bucal para modular el sonido amorfo que emite el dispositivo. Se precisa un breve aprendizaje en apoyarlo a un punto adecuado del cuello y en coordinar la vocalización con la pulsación del botón que activa las vibraciones.

Con voz esofágica
El método más natural de hablar para el laringectomizado total –lo he indicado más arriba– es la voz esofágica; no necesita ningún dispositivo interno ni externo. Y el tiempo en el que se consiga hablar dependerá de la forma en que se realice el aprendizaje. Es evidente que, para empezar a hablar, se tendrá que contar con que la boca, la faringe y el esófago, especialmente su boca superior, o esfínter cricofaríngeo, estén en las condiciones adecuadas, y será el cirujano ORL quien lo determine. En general se podrá empezar al mes y medio o dos meses de la cirugía, y el logopeda guiará y regulará los ejercicios de relajación y motilidad para introducir aire en el esófago y emitir sonidos y modularlos. Al principio los sonidos constarán de una consonante y una vocal; se llegará a las vocales solas; después, a palabras bisílabas con una cesura en medio para inhalar aire… ; y así se irá avanzando, siguiendo unas pautas, avaladas por la práctica y la experiencia, que confieren al esfínter cricofaríngeo la facultad de hacer vibrar el aire a voluntad. El esfínter actúa, aunque rudamente, a modo de cuerdas vocales y por este motivo y en esta función se le denomina como neoglotis o pseudoglotis. Por lo expuesto, puede entenderse que la voz esofágica, por estar libre de servidumbres externas, es la más cómoda y perenne para un laringectomizado. El tiempo que se necesita para poder hablar con la voz esofágica es poco. En dos o tres semanas se puede decir frases inteligibles, y a partir de aquí se tendrá que ir progresando. ¿Sorprende esta afirmación? Seguro que sí, porque los laringectomizados que acuden a sesiones de logopedia en hospitales o a aprender a hablar en asociaciones tardan mucho más, en el mejor de los casos, unos seis meses. El motivo de la tardanza es muy simple: una o dos –incluso tres o cuatro– sesiones de prácticas de una hora a la semana no son suficientes, incluso pueden ser perjudiciales, porque el paciente siente que no avanza y además en sus intentos por comunicarse va cogiendo vicios que luego hay que remediar. ¿No es adecuado, entonces, el método? Si, el método es adecuado y hemos de suponer que la enseñanza dada por el logopeda y en algunos casos por un monitor apto es correcta. Pero es insuficiente sólo la asistencia y la práctica efectuada en las sesiones; el paciente tiene que seguir, fuera de las sesiones, ejercitando, con insistencia y paciencia, lo que se le indica que tiene que hacer.
He afirmado que en dos o tres semanas se puede hablar lo suficiente para ser entendido. Y es así. Una manera segura de conseguirlo es acudir a un centro, gabinete o logopeda especializado en el que se le enseñe y controle la buena realización de ejercicios en sesiones de mañana y tarde durante varios días. De esta forma, podrá comunicarse con palabras y frases suficientemente perceptibles y tendrá la destreza necesaria para –coordinando a su vez la inhalación de aire al esófago con la respiración, que son y tienen que realizarse como funciones completamente independientes– seguir ejercitando la voz e ir progresando en el hablar.
También se puede conseguir hablar en un plazo breve, incluso con una o dos sesiones semanales de logopedia. Para ello, el paciente tiene que tener la disciplina y constancia de realizar por sí solo y repetidamente los ejercicios aprendidos. Pocos, sin embargo, son los que, fuera de las sesiones programadas, siguen practicando por su cuenta; pero quienes lo hacen, ellos mismos quedan sorprendidos por el resultado obtenido.
En el artículo Una llamada telefónica inesperada con voz esofágica doy un ejemplo de ello. Que obtener la voz esofágica depende primordialmente de la actitud y el esfuerzo del propio laringectomizado es indudable, y lo es tanto que lo he comprobado con personas –algunas por no disponer de atención logopédica en el lugar donde viven y localidades próximas– que se han servido de la enseñanza por vídeo y me han manifestado conseguían hablar, la última vez hace pocos días en un comentario puesto en un artículo: «Este capítulo es muy interesante para mí, ya que soy laringetomizado total. Yo estaba desmoralizado y hundido, pero un amigo Logopeda me mostró un clip de Pep Maria y dije: yo tengo que hablar como ese señor, y todos los días me ponía dos horas de mañana y dos por la tarde a repetir como un autómata lo que Pep decía; hoy, tres años después, hablo todo lo que quiero, no me canso de hablar.»

Artículos relacionados que pueden activarse:
Año II – La voz, antes y después
Año IV - Rudimentos de la voz esofágica
Año II – La prótesis fonatoria
Año VII - Laringófonos y amplificadores
Año VII - Por qué y cómo pueden hablar los laringectomizados

 
Powered by Life Type - Design by BalearWeb - Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS