Administrar

"Crónica de los avatares de mis cánceres y sus secuelas" (de laringe, de piel, de pulmón) y otros asuntos, y traducción de artículos de "Anotacions més o manco impertinents".

Año VII – Emergencia por cierre del estoma

mirollull2 | 19 Octubre, 2011 01:21

 

tubo plástico

El estoma, tosco sustituto de la nariz por el cual respiran (respiramos) los laringectomizados, como cualquier corte, punción o rasguño producido en el cuerpo humano, tiende a cerrarse y cicatrizar por sí mismo. Este orificio abierto quirúrgicamente en el cuello para que la tráquea tenga la entrada y salida de aire que necesita el fuelle pulmonar para ejercer la respiración, precisa un tiempo de cicatrización, de estabilización y de curtido para mantenerse abierto y funcional indefinidamente. Como paso final de una laringectomía, a la abertura dejada en el cuello se le sutura el extremo de la tráquea, que antes iba unida a la ahora resecada laringe, y se da forma al estoma. El extremo de la tráquea puede ser seccionado en horizontal o en forma sesgada y el orificio del cuello ser de menor o mayor tamaño; si es discreto, y por tanto menos llamativo, tiene más posibilidad de estrechamiento; en cambio, un estoma grande, aunque se reduzca algo, no suele presentar ningún problema. Me estoy refiriendo a estomas que se han practicado con toda normalidad y no a los que se han realizado en cirugías que han requerido injertos de músculos adyacentes.

Gavilla de tubos

Al consolidarse es normal que reduzca su luz en comparación a la que tenía después de la cirugía; este es un proceso normal. Lo anormal es que se origine un cierre excesivo, que además suele darse en el curso de su asentamiento. Durante el tiempo de cicatrización, estabilización y curtido del estoma se utiliza la cánula, y cuando ésta se extrae para su limpieza y hay demora en volver a colocarla, o cuando se está en el proceso de decanulación, en el que el estoma queda libre durante períodos más o menos breves, puede producirse un estrechamiento inesperado que impida al propio paciente volver a insertar la cánula. Al no poder insertar la cánula, tiene que recurrir a urgencias, con lo que el estrechamiento suele ir aumentando y con ello la angustia y la dificultad de dilatar nuevamente el estoma. Si la estenosis ocurre en un fin de semana será más complicado obtener la solución.

Quienes han pasado por una situación de cierre progresivo del estoma conocen la preocupación y el miedo que han pasado y lo molesta y a veces dolorosa que ha sido la restauración del orificio.

tubos y colocación

Y sin embargo, hay medios caseros para salir del paso y detener el estrechamiento hasta que se pueda obtener asistencia médica. Discurrí qué sistema podía proponer a un compañero que se encontraba en una situación apurada y lo manifestó en el grupo que se ha establecido por Internet, aunque no fue necesario decírselo pues en urgencias de fin de semana le colocaron provisionalmente una cánula de quirófano de diámetro menor que la que no podía introducirse.

Por lo que tiene de recurso de eventual explico cómo se puede mantener abierto el estoma. Se trataba de encontrar un medio que retuviera la estenosis sin ser agresivo ni poder caerse dentro de la tráquea y que permitiera respirar normalmente.

He aquí tres variantes de simple artilugio.
1. Un tubito de plástico o de silicona de unos 4 cm que entrara ajustado en el estoma. Introducirlo 1 ó 1’5 cm dejando la parte más larga en el exterior. Se mantiene fijo por la presión del estoma.
2. Un tubito del mismo material, también de unos 4 cm, de mayor diámetro que el estoma. Abierto a lo largo, enrollándolo sobre sí mismo queda de diámetro menor que el estoma y después de colocado se expande como un muelle.
3. Un mazo de trozos de unos 4 cm de cañita de sorber sujetos con esparadrapo en el lado que quedará fuera del estoma. Hay que agavillar los trozos necesarios para conseguir el grosor que se ajuste al estoma. Una vez colocado el mazo en el estoma se puede introducir un tubito adicional para aumentar la tensión.
Para mayor seguridad de que no penetren en exceso en la tráquea se puede colocar un palillo a modo de cruceta.

Es recomendable limpiar los tubitos con agua oxigenada o alcohol.

Año VII - Noticia de la IV Asamblea de laringectomizados en Santander y anuncio de la V en Palma

mirollull2 | 06 Octubre, 2011 11:49

 

Convertir las Jornadas de mujeres en Asamblea de laringectomizados, donde tienen cabida tanto mujeres como hombres, ha sido todo un acierto. El ambiente que se ha conseguido de unión y amistad ha sido maravilloso. Todos nos hemos sentido como si nos conociéramos de toda la vida; han sido dos días de perfecta armonía. Los nuevos se han incorporado sin ningún problema y nos hemos sentido como en casa gracias a la perfecta organización de Carmen Goyenechea.
Ver la vida en positivo es lo que hemos logrado muchos de nosotros a lo largo de estos años. La laringectomía conlleva mucho más que aprender a hablar, es sentirte cómodo con tu imagen, es aprender a verte y que te vean. Hacer que la sociedad te acepte y facilitar la comunicación con otras personas que no están en esta situación. Los testimonios de Amparo, Amalia, Anna, Maite y Paco nos han demostrado que la tragedia se puede salvar y que la vida se puede ver de otra manera.

IV Asamblea laringectomizados

Jose Antonio del Barrio nos explico como "la resilencia" es una cualidad que tiene el ser humano para superar de forma positiva la adversidad. El paciente laringectomizado se caracteriza por ser muy resilente y por superar bastante bien su situación. Y señaló que es muy necesario el apoyo psicológico para poder empezar la nueva vida con ganas y fuerza.

El Dr. Alfonso Borragán nos habló de "la inmersión terapéutica". Esta es la necesidad que tiene el paciente laringectomizado de encontrarse con pacientes, en su misma situación, pero bien rehabilitados y que hablen correctamente. Y la asimiló a la inmersión lingüística en el aprendizaje de un idioma. El tener buenos modelos hace que la rehabilitación sea mucho mejor.
Es necesario que el laringectomizado salga a la calle y se relacione para que la sociedad aprenda a oírle y le acepte con absoluta normalidad.
Nos enseñó distintas imágenes de esfínteres esofágicos en movimiento para hablar, las diferencias entre unos y otros y como la manipulación por parte de un médico hace que muchas veces la mejoría sea evidente. No todos los pacientes son iguales y, en ciertos casos, es necesario que el profesional trate el esfínter y para obtener el sonido con el que se consigue hablar.

 

El Dr. Carmelo Morales nos permitió hacerle preguntas sobre la operación, el estoma, los filtros, las prótesis y aclaró las dudas que se le presentaban.

Por la tarde fuimos de excursión a Santillana del Mar; fue tiempo de relax y de confraternizar un poco con todos, en intercambio agradable y provechoso.

 

Cánder de laringe en la mujer” width =
Cáncer de laringe en la mujer:
rehabilitación
vocal, física y emocional

El sábado fue la presentación del libro y tuvimos conexión por vídeo conferencia con las profesoras Mª Heliodora Cuenca y Marina Barrios. Nos hicieron una pequeña introducción a sus capítulos y después pusieron un resumen de las grabaciones de voz que habíamos hecho en Sevilla.

 

Llegó la hora de la participación de Juanjo (de Murcia) que nos hizo un relato pormenorizado sobre como ha vivido todo el proceso, Fue muy emotivo.

Después intervino Juan (de Bilbao) para hablarnos de “Silencio... Se escribe”, nos expuso cómo se le ocurrió esta idea de comunicación por Facebook y explicó cómo acceder al sitio para que se incorporen los nuevos y allí, por medio de ordenadores, entre unos y otros se vio el funcionamiento en vivo y directo.

Torcuato (de Madrid) nos explicó cómo deben ponerse al día las asociaciones de pacientes para modernizarse y ser mucho más útiles .Todos somos necesarios para que esto empiece a cambiar, profesionales, pacientes y asociaciones.

 

Por último, las conclusiones.

Los requisitos necesarios para que el paciente tenga una buena rehabilitación son:
1º Aprender hablar lo antes posible. En cuanto sea autorizado por el otorrino después del alta hospitalaria. Mejor al mes que a los cuatro meses o al año.
2º El aprendizaje debe ser guiado por profesionales preparados para que hable el mayor número de pacientes y con una buena calidad de voz.
3º Las asociaciones son un pilar fundamental para transmitir una buena calidad de vida. Se necesita su ayuda y colaboración para que el paciente salga de casa y se integre en la sociedad cuanto antes.
4º Apoyo psicológico, bien por profesionales como por pacientes o grupos de apoyo.

Carencias que existen:
1º No se empieza pronto el aprendizaje.
2º No todos los profesionales están bien preparados. Se necesita que tengan experiencia y no sea la primera vez que tratan con laringectomizados.
3º Las asociaciones deben dar una imagen positiva y no negativa de la situación para que todos salgan adelante y no se queden estancados.
4º Carecemos de apoyo psicológico.

Como colofón se aprobó que la próxima Asamblea sea en Palma de Mallorca en el mes de Abril con fecha aproximada 20 y 21 de ese mes.

Nota: El texto de este artículo lo he recibido de uno de los asistentes.

Poner remedio a la crisis puede ser pernicioso

mirollull2 | 05 Octubre, 2011 00:59

¿De verdad a alguien le interesa solucionar la “crisis”? Cualquier intento de remediarla es pernicioso para la tropa política y adláteres, de los cuales sobra el 90%. (Bueno, lo concedo, quizá el 85%) Y no digo que el 10% (o el 15%) restante tenga que estar formado por funcionarios preparados y personas instruidas y con sentido común porque esto es pedir peras al olmo.

A la tropa política, por otra parte, no se le puede pedir más que decidir cambiar estultamente unas líneas de la constitución y apoyar las directrices y decisiones del único y verdadero poder, el poderoso caballero Don Dinero. Eso que en la CEE, representado por cromolitografías y medallitas sin anilla, se llama Euro y que los bancos captan por su función monopolizada del trasiego mercantil, una parte del cual se lo quedan en altas comisiones y usureras primas por su gestión para poder retribuir a sus consejos de administración y altos directivos, otra parte se va a especiales agujeros negros urdidos por brillantes financieros y hombres y mujeres públicos, y el resto se muestra como globos de colores, hinchables y deshinchables según convenga, en el escaparate de la entelequia financiera de la Bolsa.

Una prueba de que la Bolsa es el índice demostrativo de la especulación financiera y no del valor de la productividad y solidez económica de un país la hemos tenido recientemente: la Lotería Nacional a punto de formar parte de los valores cotizables.

¿A quién puede interesarle que no se despilfarre el dinero público, que no se dilapide, que no se robe con la garantía de no restitución? A quienes lo hacen seguro que no, esos que entran y salen de los juzgados como Pedro por su casa, de la familia de los presuntos, una familia a la que parece que le crecen los enanos, los pretendientes y los presumibles, entre estos últimos y recientemente: uno en los aledaños de la Zarzuela y otro en los adosados de la Moncloa.

Para que, luego, los ingenuos de la red de redes, divulguen sus proclamas diciendo que el Senado es una institución obsoleta vigente en pocos países, y que con su eliminación se obtendría un ahorro de 3.500 millones anuales en gasto público. (No hay que exagerar el importe del ahorro; dejémoslo en 1.750 millones, la otra mitad se destinaría a que los 260 senadores no tuvieran que quedarse como putas por rastrojo o terminar sus días como vedettes de cabaré de tres al cuarto. Esos visionarios también evalúan en más de 45.000 millones de euros una rebaja del 30% en las partidas 4, 6 y 7 de los Presupuestos Generales del Estado (transferencias a sindicatos, partidos políticos, fundaciones opacas y varios).

Pero, ¡cómo se van a reducir las partidas 4, 6 y 7! ¿Quién tira piedras contra su tejado? Además, quienes pretenden participar de esas partidas formarían una cola más larga que la de los solicitantes de prestaciones y ayudas al paro. Y quienes esperan ser beneficiados por los cambios de sillas que se producen y se pueden seguir produciendo, sólo tendrán el juicioso interés de alcanzar la mejor tajada, nunca de destruir la tarta.

Después de lo escrito, viene al dedillo una cita que hoy me ha mandado mi amigo, profesor mercantil y licenciado en económicas, Joan Oliver:

 

Las Finanzas públicas deber estar saneadas.
El presupuesto deber ser equilibrado.
La deuda pública debe ser reducida.
La arrogancia de la Administración deber ser combatida y controlada.
Y la ayuda a los países extranjeros debe ser disminuida por temor a que el Estado pueda quebrar.
La población, además, debe aprender a trabajar en lugar de vivir de la ayuda pública.

CICERON (55 a.c.) o sea hace 2066 años + -

 

El presidente del Gobierno, hombre evangélico

mirollull2 | 03 Octubre, 2011 11:13


G. Doré. Xilografía

El presidente del Gobierno Balear conoce y aplica el Evangelio.

Si no fuera así, ¿podría haber tranquilizado a sus seguidores impacientes por conseguir una poltrona? Más o menos, les dijo: «No sufráis, todavía hay muchos lugares para repartir». Igual que Jesús: En casa de mi Padre hay lugar para muchos, si no fuera así, ¿os habría dicho que voy a prepararos una estancia en ella? (Jn 14,2)

Y ahora, el evangélico presidente, también ha hecho suya esta otra afirmación de Jesús: Os aseguro que los pecadores y las prostitutas os llevan la delantera en el camino hacia el Reino de Dios. (Mt 21,31) Supongo que, haciendo una adaptación moderna, se refiere a los ineptos, los prevaricadores, los dilapidadores, los rapaces, que tendrán preferencia.

Porque los bienaventurados, éstos, que sigan llorando y tengan hambre y sed de justicia, más claro: los inválidos, los paralíticos cerebrales, los deficientes, los enfermos crónicos, toda esta gente que se fastidie; y ha sido la primera en sufrir la vergonzosa política social del nuevo gobierno.

Año VII – Manómetro para laringectomizados

mirollull2 | 01 Octubre, 2011 04:13

Es útil para comprobar la eficacia de la maniobra del “bostezo educado” en la recuperación del olfato en los laringectomizados o simplemente la capacidad de aspirar y espirar aire por la nariz.

El otorrinolaringólogo José Manuel Morales como médico, con su hermano logopeda, y yo como paciente, basándonos en los trabajos del Instituto Holandés del Cáncer, coincidimos en armar, cada uno a su modo, un manómetro elemental. Ambos están descritos en artículos míos anteriores, y el de los hermanos Morales, además, en la revista de ALLE, de la Asociación de Laringectomizados de León.

En Facenook, en SILENCIO, SE ESCRIBE, punto de encuentro de laringectomizados, Ramón Merino dijo que se había interesado por el manómetro de Alle, quienes le habían indicado que costaba 40 € y tenía que adquirirlo en León. Yo manifesté que publicaría una forma simple de construirlo, cosa que no he hecho hasta ahora. Ramón Merino añadió: “La información que pedí era para hacerlo yo y los 40 euros me los pedían por darme esa información, los hubiera pagado (no muy a gusto) pero lo que no me es posible es desplazarme ahora a León”. Si Ramón Merino lo dice debe de ser así, aunque parece algo extraño.

Pienso que Ramón Merino, Juan Toledo y otros posibles interesados en un manómetro, hoy están en Santander en la Asamblea de Laringectomizados. Ya que no he podido acudir a la Asamblea, voy a describir aquí la forma de construir un manómetro al alcance de cualquiera.

Para obtener un manómetro que satisfaga nuestro uso es suficiente contar con dos elementos: un tubo de plástico o silicona trasparente de 8 a 10 mm de diámetro y de aproximadamente un metro de largo y unos y un poco de agua. Un extremo del tubo (unos 40 cm) se dobla en forma de “U” y el otro extremo se podrá conectar a una narina. En la base de la se pondrá agua que rellene la curva. Con esto ya hemos conseguido un manómetro muy elemental. Sólo habría que sostener la “U” con una mano y con la otra conectar el extremo largo del tubo a la nariz, cuidando de que, con los dedos, se presione la narina que tiene el tubo para que no haya escape de aire y la otra narina se mantenga totalmente cerrada. Se podrá comprobar que al efectuar el “bostezo educado”, el vacío que se genera en la boca absorbe el aire del tubo largo y en consecuencia el nivel de agua asciende por ese lado del tubo.

 

En la práctica conviene hacerlo algo más elaborado, tan sólo lo suficiente para que sea cómodo de usar y que no se pueda dañar la cavidad nasal por la introducción de un cuerpo extraño.

 

 

Para ello será suficiente con contar con un soporte para la parte del tubo en “U” y un adaptador protector para encajar el otro extremo en la nariz. El soporte puede ser cualquier frasco transparente en el que se pueda introducir el extremo en “U” (o una tabla que se pueda mantener vertical y a la cual se fije la “U”). El adaptador a la nariz se puede hacer con un tapón de corcho o con cualquier otra material que no pueda arañar ni herir el interior de la nariz o simplemente con un trozo de gasa sujeto con esparadrapo.

 
Powered by Life Type - Design by BalearWeb - Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS