Administrar

"Crónica de los avatares de mis cánceres y sus secuelas" (de laringe, de piel, de pulmón) y otros asuntos, y traducción de artículos de "Anotacions més o manco impertinents".

Año IV - 1 gramo de prevención

mirollull2 | 22 Octubre, 2008 21:37

 

Ayer asistí a la conferencia del Dr. Cordón. El viernes pasado hubo la I Jornada del Laringectomizado. En ambos actos se evidenció un propósito común: normalizar el uso de la palabra cáncer, ya que ésta no es un estigma para quien lo padece ni una amenaza para quien la pronuncia. Ni es una enfermedad contagiosa. Al cáncer no hay que tenerle miedo, aunque sí, respeto. Algo así escribí en estas páginas y ayer lo afirmó el Dr. Cordón.

Hospital Son Llàtzer
Hospital Son Llàtzer

La I Jornada del Laringectomizado tuvo una más que notable concurrencia: principalmente, profesionales de la medicina, de enfermería, de logopedia, trabajo social y pacientes, con familiares y amigos, que han superado o están superando la cirugía y los tratamientos recibidos y conllevan las consecuencias de la extirpación de laringe y hablan, o llevan camino de hacerlo, con medios sustitutivos de las cuerdas vocales.

Las exposiciones de los ponentes fueron explicativas tanto de la detección, de la localización anatómica, del diagnóstico y del tratamiento del cáncer de laringe, como de sus consecuencias en el paciente –físicas, psíquicas, familiares, sociales, laborales– , y de sus posibilidades de recuperación, adaptación y obtención de una nueva manera de hablar. Sin embargo, lo que creo que prevaleció fue el encuentro y participación común en torno a un hecho que muchos afectados viven en soledad y sin la comprensión y el apoyo necesarios.

Encontrarse con un laringectomizado puede despertar curiosidad o extrañeza. Una reunión en la que éstos abundan y de la cual forman parte normal crea un clima afectivo integrador, favorable a todos. Y es de un efecto esperanzador ver y oír el diálogo, en mesa redonda, de un familiar y cuatro laringectomizados con el moderador.

Organizada por el Servicio ORL del Hospital Son Llàtzer, ésta fue la I Jornada; ya se piensa en la II.

Dr. Carlos Cordón
Dr. Carlos Cordón

En la conferencia Cáncer. Nuevos retos para una nueva epidemia, del Club Ultima Hora, que no se circunscribía a una clase de cáncer, no era visible la presencia de afectados. Rectifico, sí, era visible por lo menos la presencia de uno –aunque nada lo delatara y muchos asistentes lo ignoraran–, la del propio orador, el Dr. Carlos Cordón Cardo.

Fue una conferencia clara sobre el origen y desarrollo del cáncer, sobre las técnicas de detección, diagnóstico y tratamiento. La mutación desordenada de las células se dio, antes de la aparición del hombre en la tierra, en animales prehistóricos y mostró fotografías de formaciones tumorales en árboles. Ahora, se estima que 1 de cada 2 hombres y 1 de cada 3 mujeres desarrollará algún tipo de cáncer, pero que las expectativas de curación son cada día mayores. Insistió, sin embargo, en que 1 gramo de prevención es más eficaz (y lógicamente menos traumática y más económica) que 1 kilo de tratamiento. Explicó asimismo que las técnicas de prevención han avanzado notablemente y que la cirugía está desarrollando sistemas mínimamente invasivos (un minúsculo robot con cuatro ojos y cuatro brazos, dirigido desde el exterior, se internará en el cuerpo humano) y que ya está funcionando un aparato de radioterapia que, detectando la posición del tumor por escaneo y valiéndose de un computador, dirige el haz certeramente, con lo que aumenta la eficacia de la radiación, no lesiona zonas limítrofes y reduce el tiempo de tratamiento.

¿El esperanzador mensaje deducible de la excelente conferencia del Dr. Cordón fue demasiado tranquilizador? Si se sabe entender lo expuesto y no se olvida lo de “una nueva epidemia” que reza el título de la conferencia, no. Si consideramos la gran capacidad de la sociedad actual para banalizar el cuidado contra las causas favorecedoras del mal y despreciar la prevención, es decir, actuar irresponsablemente,...no se puede pensar lo mismo.

III · Suerte desgraciada de los de Montcada

mirollull2 | 13 Octubre, 2008 16:18

REENCUENTRO SEGUNDO
y suerte desgraciada de los de Moncada

Heroico juramento de los conquistadores de Mallorca=
Heroico juramento de los conquistadores de Mallorca
1840. F. Muntaner. Litografía
Historia General del Reino de Mallorca

"Habian desembarcado en la Porrássa trescientos de á caballo que venían, en las naos que postreramente habian surgido. Descubrieron desde allí al rey de Mallorca, y su gente que tenia asentados sus reales en Portopí. Dió á la media noche aviso de ello al Rey un caballero principal aragones llamado D. Ladron, y habiéndolo comunicado con D. Guillen de Moncada y D. Nuño y otros barones que se hallaban en la tienda real, les pareció que debian descansar hasta la mañana. Al reir del alba oyeron todos misa en la tienda del Rey, con muy particular devocion. Levantóse entonces D. Berenguer de Palou escelente prelado, y comenzó á exhortar y animar á todos aquellos barones y á la demas gente con estas palabras:

"No permite, ó barones, vuestro valor ni lo ocasion presente entreteneros con razonamientos ó figuras retóricas. ¿Qué prestan las palabras, donde sobra el esfuerzo? Y cuando este falta, siempre son en vano. Asentad solo en vuestro entendimiento que el negocio que ahora tenemos entre las manos es del Señor, y no nuestro. Emprended pues varonilmente la causa comun, de la cual ha de redundar gloria á Dios, á nuestro Rey honra, y fama perenne á todos. Y cuando otra cosa suceda , tened por cierto que todos aquellos que en esta guerra quedarán muertos á manos de estos infieles, derramando su sangre por la causa de Cristo, y dando generosamente sus vidas, serán verdaderos mártires, y como tales celebrados y honrados en el cielo y en la tierra con estrenada honra y veneracion. Nosotros somos los que confesamos á Cristo, nosotros traemos á Cristo, nosotros pretendemos introducir á Cristo en este reino, finalmente nosotros somos los que padecemos por Jesucristo. Pues ¿qué importa que el soldado de Cristo pierda su vida, ó por el fuego, ó por el agua, ó por los azotes, ó por la espada? ¿Qué importa que sufra diversos tormentos en larga distancia de tiempo, ó que en un breve punto padezca tanto que venga á morir? Verdaderamente no tenemos que temer: porque si morimos, seremos trasladados al reino de los cielos, y si quedamos con vida, ganarnos con Dios grandes alcances de gloriosos merecimientos, y con los hombres fama y renombre sempiterno. Y así nadie dé muestras de cobardía, nadie titubee; sea uno el corazon de todos, y una la fe firme en Cristo. No es creible que el Rey y la Reina de los cielos, cuyas armas y blason traemos, de cuya familia somos, debajo de cuyos estandartes estamos alistados y militamos, nos desamparen en esta ocasion; antes bien peleando, nos acudirán con su favor, y muriendo, nos saldrán al encuentro para coronarnos eternamente. Alentaos pues, y mostraos valerosos; porque con el favor de Cristo vencedor, quedareis vencedores; y bajo de la proteccion de la Vírgen su Madre, saldreis libres de todo peligro. Tened en vuestros corazones un amargo dolor y vivo pesar de vuestros pecados, en vuestros labios una verdadera confesion, en las obras, ó por lo ménos en el firme propósito y deseo, una cumplida satisfaccion: finalmente procurad armar vuestras almas con el sacratísimo cuerpo y sangre de nuestro Señor Jesucristo.

"Hicieron todos una confesion general; y el religiosasmo obispo, levantando las manos y los ojos al cielo, les franqueó los tesoros espirituales de la iglesia, concediéndoles indulgencia plenaria en virtud de Cristo crucificado, echándoles una larga bendicion. El Rey y los demás nobles y caballeros se postraron por tierra, derramaron lágrimas, echaron fervorosos suspiros y ardientes sollozos, y sacudido de sí todo temor; se encendieron todos en un ardentísimo deseo de la victoria, sin hacer caso de los peligros y trabajos que se les podian ofrecer. Finalmente por la última bendicion les advirtió el mismo celosísimo prelado:

"0 nobles varones, hoy, hoy será la batalla : comenzaos á alegrar con la esperanza de la victoria que el cielo os está prometiendo. Tomad, tomad esfuerzo, y venced y rendid á estos enemigos nuestros con la presencia y amparo de este ilustrísimo Rey y Señor nuestro natural

"Acabado el razonamiento, llegóse al altar D. Guillen de Moncada, y puesto de rodillas y bañando su rostro con lágrimas que sus ojos tiernamente vertian , recibió devotísimamente el verdadero cuerpo de Jesucristo, y se encomendó á él con muy grande afecto. Habia el Rey ántes de partir del puerto de Salou con la mayor parte del ejército comulgado, segun desuso dejamos referido; mas D. Guillermo lo habia dilatado hasta ahora, por ventura pronosticando el feliz suceso, y creyendo que habia de ser coronado del martirio. Movióse luego una generosa contienda entre D. Nuño y D. Guillermo por quie aquel día llevaría la retaguardia, por pensar que hasta el siguiente no se daría la batalla, queriendo cada cual ser el primero en la refriega. Entretanto se desmandaron hasta cinco mil peones de los nuestros, y sin orden ni caudillo se metieron la tierra adentro. El Rey viendo aquel desórden, con solo un caballero que se decía RocaFort, se apresuró á detenerlos. Don Ramon de Moncada y el conde de Ampúrias con otros de su linage, sin aguardar á D. Nuño que llevaba la retaguardia, pasaron adelante, hasta topar con los enemigos. Trabóse una muy sangrienta batalla, alternando la victoria las suertes. Oyó el Rey el ruido de las arenas, y sospechando lo que en efecto pasaba, envió luego un mensajero á D. Nuño avisándole que viniese al momento, porque entendían que los de la vanguardia habían cerrado con el enemigo: viendo que D. Nudo no venia, dijo á Roca-Fort que fuese con la misma embajada. Replicó este caballero, representándole que no convenía dejar su real persona á solas en tan evidente peligro. Entretanto era el cuidado y la congoja del Rey increíble; y así le oían que decía hablando consigo: Mucho tarda D. Nuño. A fe que hace mal. ¡Santa María, ayuda d los nuestros! Prosiguiéndose la batalla, como la muchedumbre de los moros fuese infinita y los nuestros muy pocos, fueron muertos peleando valentísimamente el vizconde y D. Ramon de Montada, Hugo de Mataplana, Hugo Desfar y otros ocho caballeros, segun dice Zurita (a), ó segun Desclot, fueron todos catorce de la nobilísima familia de los Montadas."

“Salut i Força” y su nota un poco aclaratoria

mirollull2 | 10 Octubre, 2008 00:04

En su número 136, la revista “Salut i Força” publicó una fotografía en primera plana a la que me referí en un artículo anterior. Al final del mismo, en una nota, decía que había reclamado al director la oportuna rectificación sobre la falaz y difamadora fotografía.

En su número 137, en la segunda página publica la “Nota aclaratoria de Salut i Força, en la que explica su correcta actuación, manifiesta que las personas, cuyos nombres publica, no guardan ninguna relación con episodios de violencia y les pide sinceras disculpas.

La nota aclaratoria, desde mi punto de vista, no es del todo aclaratoria y no ha causado buena impresión entre las personas mencionadas en la misma ni en otras de su entorno.

Aunque agua pasada no mueve molino, puesto que el destino de las cartas al director de un periódico es su publicación, me permito reproducir las dos mías, que no han merecido la mínima respuesta.

...........

Palma, 20 de septiembre de 2008
Sr. D. Antonio Calafat i Coll
Director de Salut i Força

Distinguido señor:

Me ha sorprendido ingratamente que en el nº 136 del periódico, fechado del 8 al 21 de Septiembre actual, aparezca en primera página y a gran tamaño una fotografía de personas perfectamente identificables relacionándolas con el titular "La violencia golpea de nuevo a los profesionales del hospital Son Llàtzer".
Es evidente que la fotografía no se corresponde con "La agresión sufrida por un enfermero a manos de un paciente".
En cambio induce a pensar que se refiere, y que es su ilustración, a lo expresado en el último párrafo del editorial: "Hay que tener presente que los episodios de violencia en el ámbito de la sanidad no siempre consisten en palizas como la que fue objeto el enfermero de Son Llàtzer. En la mayoría de ocasiones consisten en amenazas e insultos que igualmente condicionan la labor de los profesionales..."
La mencionada fotografía, tomada fraudulentamente, y obviamente publicada sin el previo conocimiento y consentimiento de las personas que en ella aparecen, conculca el derecho a la privacidad de la propia imagen, atenta contra el secreto profesional que asiste a los pacientes de que no sea revelada su identidad al acudir a consulta, y, especialmente, señala claramente como agresores a tres pacientes ante una profesional, poniendo en entredicho su honor al dar a entender que cometen una acción delictiva. Por ser una de las personas que aparecen en la fotografía, concretamente en el lado izquierdo, y por ser totalmente inexacta la relación de la noticia con la fotografía, por haber sido ésta publicada sin el conocimiento ni consentimiento propio, y por el perjuicio indudable que me causa al poner en duda mi honorabilidad, espero que, en los términos por Vd. conocidos, atienda esta mi solicitud de rectificación.
Muy atentamente

...........

parajoancalafat@salut.org
fecha27 de septiembre de 2008 20:33
asuntoSobre la "Nota aclaratoria"
Sr. Director de "Salut i Força"
No se puede decir que sea muy clara la "Nota aclaratoria de Salut i Força" publicada en su nº 137, redactada, evidentemente, antes del 23 de los cttes., fecha en que Vd. recibió mi carta del día 20 próximo anterior.
En relación a la mencionada nota, he de manifestarle que la foto publicada en la primera página del número anterior, no levantó 'suspicacias' -[suspicacia: tendencia a sufrir desconfianza o ver malicia o mala intención en los actos o palabras de otros]- entre la personas de la fotografía (cuyos nombres ahora revela), sino desagrado e indignación, precisamente, por entenderla en el sentido que en la nota confirman: "la elección de la fotografía obedeció exclusivamente a la finalidad de contextualizar gráficamente el tema de referencia...". [contextualizar: interpretar un hecho, unas palabras, etc. (¿una fotografía?), dentro de un contexto.] Al carecer, la fotografía, de un pie explicativo, a diferencia de las publicadas en las páginas interiores de la revista, más se propiciaba la contextualización.
También he de exponerle que entiendo que no es exacta la siguiente puntualización: "3.- Tanto esta como otra fotografía fueron tomadas contando con la autorización previa del gabinete o equipo de Comunicación del hospital de Son Llàtzer, tal como resulta preceptivo al tratarse de dependencias internas". Según a mí me han informado, las fotografías autorizadas debían ser tomas generales, no planos de personas concretas.
Admito que en ningún momento el propósito o la intención del equipo de la revista fuera causar perjuicios o molestar a las personas referenciadas; hay que reconocer, sin embargo, que no han actuado con mucha fortuna al contextualizar el escrito sobre la violencia en Son Llàtzer con una imagen de la cual "la profesional gráfica que se encargó de tomar las fotografías, puede dar testimonio de que la conversación reproducida en la fotografía se desarrolló en un ambiente óptimo de entendimiento entre las partes". Si tan próxima y enterada estaba la profesional gráfica (de cuya presencia no me di cuenta), ¿le hubiera costado mucho manifestar su intención de publicar la imagen, nada general como se ve, y solicitar la conformidad de los interesados?
Le saluda atentamente
Josep Maria Miró Llull

Año IV – I Jornada del Laringectomizado

mirollull2 | 07 Octubre, 2008 17:55

I Jornada del Laringectomizado=

En el artículo anterior hablaba de posibles noticias relacionadas con los laringectomizados. Una de ellas es que, para difundir y explicar el diagnóstico, el tratamiento, la recuperación y la reinserción social de quienes han sido afectados por el cáncer de laringe, el próximo día 17 de octubre, viernes, de 12 a 13:30h, se va a celebrar en el hospital Son Llàtzer la I Jornada del Laringectomizado.

Esta jornada va dirigida a pacientes y familiares y en especial a médicos y enfermeras de los centros de salud y al personal de los servicios de ORL de clínicas y hospitales.

En el correo electrónico recibido del Servicio de ORL del Hospital de Son Llàtzer se ruega a los interesados en asistir que se inscriban pinchando en este enlace: https://www.hsll.es/web_congresos/registrarse.asp?id_congreso=86

Nota: También se puede notificar la inscripción a la Secretaría ORL: smarch@hsll.es

 
Powered by Life Type - Design by BalearWeb - Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS