Administrar

"Crónica de los avatares de mis cánceres y sus secuelas" (de laringe, de piel, de pulmón) y otros asuntos, y traducción de artículos de "Anotacions més o manco impertinents".

Año IV - Rudimentos de la voz esofágica

mirollull2 | 31 Marzo, 2008 12:36

El gremio de operados de laringe, muchos de ellos por laringectomía total, tiene, en cierto modo venturosamente, un crecimiento vegetativo constante. No es venturoso porque aumenten los afectados por esta clase de cáncer, sino porque la supervivencia es alta.

En cambio, desgraciadamente, la sanidad pública sigue sin considerar como una de sus funciones la rehabilitación de la voz. Alguien se rompe una cadera y no sólo se le repara el destrozo sino que también se le atiende para que regenere sus tejidos y recupere la movilidad. A los laringectomizados, como mucho, no sé si la sanidad pública, pero sí por lo menos los seguros privados, les facilitan fisioterapia de cuello, hombros y escápulas.

¡Vaya usted a saber si, subliminalmente, se considera ventajosa la eliminación de voces que pudieran ser discordantes! Aunque no son tantas como para que los efectos de la medida sean notables. Al Dr. Secades, poco después de la operación, le escribí ‘en el cuaderno de comunicación’ que no me preocupaba mucho no poder hablar, que así me evitaba decir tonterías. Su respuesta contundente, invalidaba mi aserción: “Pero no evitarás oír las de los demás”. Si se trataba de disminuir el número de tonterías poco se iba a notar mi falta de aportación.


Después de estas digresiones, volvamos a la conveniencia de que los laringectomizados, mutilados de voz en suma, adquieran una nueva manera de hablar, en cierto modo muy semejante a la que tenían con las cuerdas vocales.

Consideremos primero un símil, una trompeta, por ejemplo. La trompeta tiene dos elementos propios básicos para la fonación: una boquilla por la cual penetra el aire y una caja de resonancia con pistones moduladores que es el tubo; para que funcione le falta una entrada de aire. El aire se lo proporcionan los pulmones del trompetista a través de la boca de éste, cuyos labios, variando de posición, actúan de glotis.

En el habla normal humana tenemos el aporte de aire de los pulmones cuyo paso por la glotis es regulado en presión y cantidad por las cuerdas vocales (dos membranas que gradúan la abertura y cierre de la glotis) y que al llegar a la boca (parte de la caja de resonancia) es modulado por las mejillas, la lengua, el velo del paladar, los dientes y los labios, que lo convierten en sonidos articulados reconocibles.


La persona laringectomizada total, en principio, sólo carece de las cuerdas vocales, por tanto de la glotis, y, como consecuencia, del paso del aire pulmonar a la caja de resonancia. Pero la boca mantiene los elementos que pueden convertir en sonidos articulados, o sea, en voz, el flujo de aire en vibración que pueda recibir por otra vía.

Una muestra algo burda pero válida es que el estómago puede almacenar aire y también expulsarlo y al pasar por el cuello superior del esófago, por la vibración que éste le imprime, convertirse en sonido amorfo. Y así sucede con frecuencia, es sencillamente el acto de eructar.

Perfeccionando el mecanismo del eructo se obtuvo la voz esofágica, también llamada erigmofónica.

La voz esofágica se consigue utilizando el esófago como fuelle receptor y expulsor del aire y la boca superior del esófago –por lo que se le llama “neo-glotis”– como opresor y vibrador del flujo de aire que llega a la cavidad fonatoria.

Conseguir la voz esofágica requiere un aprendizaje bien orientado y la realización de ejercicios repetitivos y constantes. Estos ejercicios pueden iniciarse cuado el otorrinolaringólogo lo considere oportuno porque la cicatrización y tejidos estén estabilizados. No hay que desalentarse, ya que los primeros resultados, que serán precarios, pueden requerir varias sesiones. La consecución de sonidos, sílabas, palabras simples a complejas, y llegar a pronunciar frases con cierta agilidad y facilidad puede llevar meses.

El primer obstáculo que se tendrá que vencer será el de mantener totalmente independientes el acto de respirar y el de la entrada y salida del aire por el esófago. Las dos acciones son totalmente independientes; el simultanearlas no aporta ninguna ayuda y, en cambio, perjudica el sonido esofágico al sumarle un soplo que origina un ruido parásito. No está de más, en este momento, considerar que en el habla normal tampoco se simultanean la respiración y la emisión de sonido: la glotis, o está abierta para respirar o está haciendo vibrar el aire que, previamente retenido en los pulmones, envía a la cavidad fonatoria.

Tampoco sobra hacer otra consideración: en una persona con la voz normal, la glotis y el esófago pueden actuar simultáneamente y se puede hablar de una forma basta, es lo que ‘llamamos hablar con la boca llena’. En los laringectomizados, puesto que el esófago realiza la función deglutoria y la sonora, hay que alternarlas: o se traga alimento o se usa el esófago como fuelle de aire.

En cuanto a los ejercicios para desarrollar la voz esofágica, hay principalmente de dos tipos: los que persiguen la relajación muscular de cuello y pecho y la regeneración de la movilidad bucal y los que facilitan la obtención de la fonación. Pronunciar sílabas que empiecen por las letras P, T y K favorecen la entrada y salida de aire del esófago. Hay tablas de ejercicios y listas de sonidos, sílabas, palabras y frases recomendables, pero esto debo dejarlo para otro momento. Espero, ahora, que la ilustración y el vídeo sean adecuada explicación.

Año IV – La posible metástasis

mirollull2 | 23 Marzo, 2008 01:01

He retrasado la escritura de este primer artículo del año cuarto desde mi laringectomía; y no por falta de asuntos: hay que seguir exponiendo las dudas, la necesidad de información, la desatención sanitaria y la desorientación que, a través de Internet, manifiestan los laringectomizados por sí o por medio de sus familiares, prioritariamente de las hijas.

Quedan también asuntos pendientes de explicar: la alimentación y la disfagia, la disminución o pérdida del olfato y su recuperación, la relajación y la rehabilitación de la musculatura del cuello y de los hombros, la iniciación a la recuperación de la voz, etc.

Tarjeta de minusvaliaY también hay que repetirlo una y otra vez: los protocolos de la sanidad pública no contemplan la recuperación y la rehabilitación de los laringectomizados. A lo más que se llega, si lo solicitamos, es a que se nos asigne un porcentaje de minusvalía.

Y, ¡no faltaría más!, también se dan casos peregrinos que ni siquiera se le habrían pasado por la mente al Kafka de El Castillo o de El Proceso ni al Beckett de Esperando a Godot. Sé de más, pero ahí va un caso: Algún tiempo después de una intervención poco frecuente, ante la solicitud de cómo se puede mejorar y aumentar la potencia de voz del paciente, el médico responde: “En toda la nnn (aquí tendría que ir el nombre de la comunidad autónoma) no hay logopeda que sepa hacerlo”. El paciente y su familia no comprenden por qué, pues, se hizo este tipo de intervención.

Afortunadamente, yo sí conozco una pedagoga y logopeda, la Dra. Eulalia Juan, que sabe tratar esta disfunción –precisamente la conocí por un tratamiento similar que me aplicó a mí- y me ha explicado alguna peculiaridad a tener cuenta en el caso que le he comentado. En consecuencia, por escrito, por dibujos y, si es necesario, por vídeo podré indicar al paciente los ejercicios que tiene que realizar.

Estos artículos, como puede deducirse, tienen que continuar. Y no sólo por el reconocimiento de su utilidad que reciben, también por la experiencia y la información con que otras personas los enriquecen en los comentarios.

Pensaba que, con la revisión del tercer año, la referencia a mi historial clínico se limitaría a la simple información rutinaria. Sin embargo, no será así: se ha abierto un nuevo capítulo.

El lunes, día 17, el Dr. Bonilla se llevó una sorpresa -que luego nos transmitió a Amalia y a mí- al leer en la pantalla del ordenador el informe de los dos TAC recién hechos. El del cuello era satisfactorio; el de tórax, alarmante, por no decir, simplemente, desfavorable. Desde del anterior TAC, de hace unos meses, en el que no estaba, había aparecido una mancha sin adenopatías (inflamación de ganglios) en la parte alta del pulmón derecho . El Dr. Bonilla imprimió el informe para obtener una primera evaluación oncológica y me indicó que opinaba que habría que hacer otra prueba con mayor definición, y que el miércoles –que yo iba a ir a la sesión de logopedia- nos veríamos de nuevo para precisar la actuación conveniente. No necesité mayores explicaciones; conozco el significado de la mancha y de las variables de su alcance.

El día 19, a la conversación con el Dr. Bonilla, se unió el Dr. Secades. Conviene –me dijeron- hacer un PET-TAC para precisar las características y ubicación exacta del nódulo y, además, conocer si es único o puede haber dispersión.

Comenté –sin que ninguno de los tres perdiera el sentido del humor ni la serenidad- que, por las páginas de un ‘blog’, conocía la importancia y el riesgo de la metástasis en pulmón. Si se confirma que el nódulo es maligno (hay muchas probabilidades de que así sea) y que es único y fácilmente accesible se podrá optar por la resección quirúrgica; de lo contrario, la situación será más compleja y la decisión a tomar nada sencilla.

Ante la inesperada mala noticia, Maite podrá reafirmar su opinión de que soy un privilegiado en atención médica. Hay que admitir que así es. Ahora, como antes, hablamos de tú a tú, con claridad total sobre el diagnóstico y el posible tratamiento.

La mía es una situación muy diferente de la de los hijos (con estudios superiores y farmacéutico uno de ellos) de un laringectomizado al que le habían hecho una intervención poco corriente, a los que el cirujano les dijo: “Qué voy a explicarles si no van a entenderlo”. A una hija, que fue la que se puso en contacto conmigo, le expliqué la intervención que le habían hecho a su padre y lo entendió perfectamente.

TrípticoEn los tres años pasados, por conversaciones con profesionales de la medicina y con otros laringectomizados, por la lectura de libros especializados y por la búsqueda en el amplio contenido de Internet, he llegado a saber bastante sobre el cáncer de laringe; en relación a sus posibles metástasis incluso en la red de redes se puede encontrar lo escrito por mí.

En el artículo “Post626 – El último en oír mi voz” puede leerse: puedo explicar algo que, por comentarios recibidos, no quedó suficientemente claro en mi artículo “Post626 – Entre dos humos”. Allí escribí: «existen principalmente dos puntos susceptibles de una nueva manifestación del mal: los pulmones, donde tendría serias repercusiones, y otro lugar en el cual no suele durar demasiado». El “otro lugar” al que me refería es la zona cervical y craneal, de ahí que a mí, para obtener mayor seguridad de supervivencia, me sometieran a laringectomía total y vaciado cervical: una metástasis en ese lugar suele tener consecuencias irreversibles y de “corta duración”.

En estos días, además de continuar con mis actividades normales, me queda esperar a la realización del PET-TAC el próximo día 4 de abril, y después, las imágenes de la exploración y su diagnóstico.

Mientras tanto, Elisabet y yo hemos dispuesto una versión en formato PDF del tríptico Cura e higiene del estoma, sobre la cánula y otras indicaciones. Quien desee recibirlo me lo puede pedir a pepmaria(aquí el carácter arroba)mirollull.com o en un comentario en este artículo indicando su e-mail en la casilla correspondiente. Agradeceré me informe de la ciudad desde la cual lo solicita y qué interés tiene en ello (particular, laringectomizado, enfermería, medicina [general, ORL, consulta privada, ambulatorio, clínica, hospital]).

Rodrigo de Santos ya no es del PP

mirollull2 | 16 Marzo, 2008 01:42

Joan Pla, en su “Puput i Angelots” publicado en El Mundo/El Día de Baleares de hoy, 15 de marzo de 2008, bajo el título “Jueces y psiquiatras”, escribe:

Los que se suben al púlpito editorial para endilgar su sermón acerca de la doble moral de Rodrigo de Santos se caen de bruces en su propio charco dialéctico. Dicen que "la libertad sexual es sagrada", pero, a continuación, subrayan y destacan la circunstancia en que el encausado malversó un dinero público, como si el sexo gay no fuese también sagrado. Doble moral también, creo yo, la de aquellos que predican el octavo mandamiento, el de no levantar falso testimonio contra el prójimo, y se ensañan con el que ha malversado cincuenta o sesenta mil euros del dinero público y, al mismo tiempo, guardan silencio y se comportan como fámulos de ciertos personajes públicos; implicados en otros casos de corrupción pendientes de juicio. No seré yo el que defienda a ultranza a los que se, aprovechan del cargo público para pagar sus vicios. Pero tampoco quisiera caer en la falacia demagógica de los monaguillos del poder vigente que pierden el culo hablando de moral, del octavo mandamiento y de lo sagrado que es el sexo, con el único fin de esconder otras malversaciones, estafas y latrocinios de mayor envergadura. Cabe pedir jueces y psiquiatras.»

Espero que el buen criterio de Joan Pla merezca más credibilidad que lo expresado por mí en el artículo Rodrigo Santos “era” del PP que, con un comentario y otro de respuesta, reproduzco, traducidos, a continuación:

No puede decirse que el PP haya actuado fortiter in re, suaviter in modo*. Más bien ha sido fortiter in re atque in modo. Rápida y contundentemente, el ex edil –uno que tenía fama de actuar acertada y correctamente– ha sido echado de las filas honestas por una cuestión de pagar con una tarjeta pública la compañía de los “boys” y otras hierbas.

No creo que ningún partido, incluído UM, ponga pega alguna a la determinación popular ni tenga ningún inconveniente por la decisión del ayuntamiento antipopular de poner el caso en manos judiciales.

No se trata de que el ex concejal haya ejercido unas libertades personal y sexual hoy en día demandadas por una gran parte de la sociedad y bendecidas por el gobierno de turno, sino de que haya pasado el coste al erario público. Porque, quiero suponer que el meollo del asunto está en la forma de pagar.

Que los medios de comunicación –y sobre todo los que quieren carnaza y mejor si es del PP– hagan leña es normal. Pero no creo que el caso de Rodrigo de Santos tenga que exagerarse.

¡Cuántas personas ‘honorables’ –cualquiera que sea su color político– no se divierten igual que Rodrigo de Santos! Si los lugares por el frecuentados son un buen negocio debe de ser porque tienen una ‘buena y selecta’ clientela. ¿O no?

Por tanto, no hagamos más leña del árbol caído. Rodrigo de Santos más que un deshonesto ha sido un ingenuo –víctima de ciertos hábitos proliferantes– que el mismo se ha enredado por no ser bastante avispado.

La malversación de fondos públicos le puede salir muy cara. Además será un oportuno ejemplo de escarmiento público muy aprovechable políticamente.

Parece que Rodrigo de Santos no había caído en la tentación de utilizar el cargo público para enriquecerse; otros lo hacen y bien se cuidan de ponérselo difícil a los jueces si llegan a ellos. Rodrigo de Santos se ha liado por una imbecilidad y, por comparación cuantitativa, casi una futilidad.

 

COMENTARIOS

¿Futilidad?

Josep J. Rosselló | 15/03/2008, 02:07

¿O sea, señor Miró, que no es más que una futilidad servirse de miles de euros públicos para pagarse vicios privados? ¿Quiere que le explique qué diferencia hay entre la libertad sexual personal y el fomento de la prostitución?¿Quiere decir que todo un señor universitario, funcionario de carrera, esposo y padre ejemplar, sólo ha pecado de imbécil? ¿Qué nombre tenemos que darle al personaje que, mientras se niega a casar parejas homosexuales y viaja a Madrid a apoyar a Rouco Varela en defensa de la familia tradicional, se pase las noches enteras de juega con muchachos que sabe cierto que se están prostituyendo? ¿Me quiere hacer creer que hay filas honestas en el PP? ¿Piensa que si la señora Cirer hubiera vuelto a ganar las municipales todo esto habría salido a la luz? Me parece, señor Miró, que ya somos bastante mayorcitos para dejarnos enredar en este hato de hipocresía flagrante, de doble moral...


Files honestes

Josep Maria Miró Llull | 15/3/2008, 11:42

Veo que tendría que haber puesto filas honestas entre comillas o en cursiva, así como puse “honorables”. La lista de personas “honorables” no es solo de un lado. Y la hipocresía es una de las grandes virtudes de la derecha; también la tiene la izquierda, no faltaría más!, acompañada de arribismo y deshonestidad.

¡Vaya! Que en política ... estamos bien apañados. Y unos 60.000 € –que, por cierto, hoy dice la prensa que Rodrigo de Santos ha devuelto al Ayuntamiento– son una minucia al lado de la lista que estoy seguro se podrías hacer de malversación y de apropiación de los caudales públicos.

----------

* Fuerte en el fondo pero suave en las formas.

Sus morenos ojos se quedaron repentinamente serios

mirollull2 | 10 Marzo, 2008 01:40

Sus morenos ojos se quedaron repentinamente serios, un poco duros cuando miró a su hermano mayor.

--Tu padre murió haciendo lo que pudo.

Las gruesas cejas de Prisco se fruncieron. Masticó la manzana distraído. Luego dijo:

--Sí, y como tú has dicho, murió. ¿De qué sirvieron sus consejos y su muerte? ¿Acaso movió a alguien? ¿Hizo que algún senador fuese menos corrompido? ¿Inspiró a un Cicerón o a un Cincinato? ¿Hizo a César menos de lo que es? Recuerdo que tu me dijiste que César no se apoderaba del poder; lo pone en sus manos un pueblo degenerado que ha perdido sus virtudes y su fortaleza y que prefiere la seguridad a la hombría, la facilidad al trabajo, los circos al deber. ¿Levantó la conciencia de un solo hombre lo que mi padre dijo el día que murió? ¿Fue siquiera escrito para las edades venideras? No. Él no podía, ni siquiera habiendo gastado toda su vida, hacer nada para detener el curso de la historia.

--Me comprendes mal, Prisco. Sé que era inevitable que Roma llegase a lo que es. Las repúblicas decaen y se transforman en democracias, y las democracias degeneran en dictaduras. El hecho es inmutable. Cuando hay igualdad, y las democracias siempre traen igualdad, el pueblo se sabe anónimo, pierde el poder, la iniciativa, el orgullo y la independencia. Pierde su esplendor. Las repúblicas son masculinas y, por lo tanto, producen ciencia y arte; son orgullosas, heroicas y viriles. Reverencias a Dios y le glorifican. Pero Roma ha caído hasta llegar a una confusa democracia y ha adquirido rasgos femeninos, tales con el materialismo, la avaricia, el deseo de poder, la conveniencia. La masculinidad, en las naciones, de demuestra por la ley, el idealismo, la justicia, la poesía. La feminidad, por el materialismo, la dependencia respecto a otros, el tosco emocionalismo, la ausencia de genios. La masculinidad busca lo que es justo; la feminidad, lo que satisface de forma inmediata. La masculinidad es visión; la feminidad la ridiculiza.

Una nación masculina produce filósofos y siente respeto por el individuo. Una nación femenina siente un insensato deseo de controlar y dominar. La masculinidad es aristocrática; la feminidad no tiene aristocracia, y es feliz sólo cuando encuentra multitudes de rostros que se parecen unos a otros exactamente y que se hacen eco de sus propios sentimientos, miedos, deseos y tonterías. Roma se ha hecho femenina, Prisco, y las naciones femeninas, como los hombres afeminados, inevitablemente mueren o son destruidas por pueblos masculinos.

Caldwell, Taylor. Médico de cuerpos y almas.
Ediciones Martínez Roca, 2007, Madrid

No alcanzo a comprender por qué

mirollull2 | 08 Marzo, 2008 01:50

No alcanzo a comprender por qué, por un asesinato terrorista se tiene que dar por terminada la campaña electoral.


Con mayor motivo, se tendría que seguir dando la cara y reuniendo a la gente.

Sería correcto parar una fiesta o una carnavalada, pero no veo por qué interrumpir unos actos cívicos conducentes a las urnas, que, dicen, son inherentes al sistema democrático.


¿O es que no se trata más que de una farsa bullanguera y hasta los mismos actores, ante una bestialidad con esta, se sienten desbordados?


O es que los capitostes políticos no saben qué decir y temen las consecuencias de subirse a un tablado?


Se ha dicho que, demudado, el Presidente Rodríguez Zapatero ha propuesto la suspensión al jefe de la oposición y ha marchado inmediatamente a la Moncloa.


 

La pronta aparición del Ministro del Interior, para decir una frase que ni él se cree, ha sido como no decir nada. Parecía que, lo que varias veces había anunciado que estaban preparando los continuamente “desarticulados”, al fin se había producido, y, además, oportunamente –como la brutalidad ferroviaria de hace cuatro años–.

 

Ahora sólo faltan los aplausos en el funeral, los días de duelo, manifestaciones con pancartas...

 

En conjunto, una gran desvergüenza.

 
Powered by Life Type - Design by BalearWeb - Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS