Administrar

"Crónica de los avatares de mis cánceres y sus secuelas" (de laringe, de piel, de pulmón) y otros asuntos, y traducción de artículos de "Anotacions més o manco impertinents".

Medallas a bulto

mirollull2 | 20 Enero, 2006 23:10

Ni hecho adrede. Y, sin querer, me da la razón sobre el poco sentido que tiene repartir medallas como si fueran caramelos.

El Consejo de Gobierno acordó conceder con carácter extraordinario la Medalla de Oro de la Comunidad a los cinco ex presidentes anteriores a Matas, entre los cuales los hay olvidados y de infausta memoria.

Quizá al único que se recuerde favorablemente sea el señor Albertí, el señor Cañellas puede pasar a la historia por la marrullería del Túnel de Sóller y cargar todo el muerto a Antonio Cuart (pariente mío, con el cual nunca hablé de este asunto), y el señor Antich, ¡pobre!, por inefable.

Volviendo al acuerdo del Consejo de Gobierno, éste podía no haber hilado delgado y haber incluido al señor Matas en la lista, pues quizá más adelante no serán tan generosos o no llegarán a tiempo.

Post626 - Los 3 TAC

mirollull2 | 20 Enero, 2006 21:03

El miércoles pasado, en los pasillos de Son Llàtzer hablé con el Dr. Bonilla. Le conté que había llevado al Dr. Secades los resultados de los tres TAC y que los tres son satisfactorios: no hay manifestación de indicios malignos. «En tu carrera de obstáculos, ya has superado otro; hay que seguir adelante» –me dijo.

También le comentéDetalle de TAC que por la revisión con el flexoscopio por vía nasal y la observación del estoma y de la tráquea, se ve una buena evolución, y que la fibrosis de ambos lados del cuello tardará en suavizarse y será, en mayor o menor grado, un recuerdo permanente de la intervención.

El Dr. Bonilla añadió que algunas secuelas de rigidez y el edema submentoniano, en algunos casos requieren años para mitigarse o desaparecer, y que determinados movimientos de hombros y brazos nunca volverán a ser los mismos de antes de la operación, y que también la posibilidad de levantar y desplazar objetos pesados normalmente queda reducida.

De todas maneras, desde que empecé a moverme por la habitación 626 y subir los brazos por la pared “caminando” con los dedos hasta hoy, que ya puedo girar bastante bien la cabeza, hacer prácticamente toda clase de movimientos y caminar a buen paso, la diferencia es muy notable.

A ello han contribuido tres factores: el paso del tiempo, unas noventa sesiones de rehabilitación y una alimentación, variada, equilibrada y adecuada (¡cuántos quebraderos de cabeza de Amalia para conseguirlo), ajustada a la evolución de mis posibilidades de masticar y tragar.

Todo ello, “sazonado” con varios medicamentos y con el control y vigilancia de la Dra. Munar, Dolça, mi médica de cabecera.

¡No puedo pedir más!

J.L. Sanpedro, Medalla del Trabajo

mirollull2 | 20 Enero, 2006 11:00

J.L. Sampedro en Mallorca (1989)

José Luis, ¡qué quieres que te diga!, no me ha hecho ninguna gracia ver la fotografía en la que estás al lado del ministro en la noticia de haberte entregado la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo.

No la necesitabas. Por poco que se te conozca o se hayan leído determinadas páginas tuyas, como, por ejemplo, las últimas con la colaboración de Olga Lucas, Escribir es vivir, se puede conjeturar que la medalla está por debajo de tus méritos.

En tu caso no es el receptor el honrado, es el prestigio de la distinción el que sale beneficiado.

Aún así, si sirve para que se difundan más tu hombría de bien y tu pensamiento libre, claro e iluminador, qué quieres que te diga, ¡paciencia por la medalla!

 
Powered by Life Type - Design by BalearWeb - Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS