Administrar

"Crónica de los avatares de mis cánceres y sus secuelas" (de laringe, de piel, de pulmón) y otros asuntos, y traducción de artículos de "Anotacions més o manco impertinents".

Post626 – Dormir en el quirófano

mirollull2 | 25 Diciembre, 2005 20:30

A estas horas, hace diez meses, estaba durmiendo plácidamente. Horas antes, en la pantalla iluminada, los cirujanos colgaban dos placas de TAC y, mientras ellos las revisaban, una enfermera de quirófano me cogía la mano derecha, en la izquierda me ponían una vía y el anestesista preparaba la dosis.

Estábamos hablando tranquilamente. Sabía que eran las últimas palabras con mis cuerdas vocales y que de allí, por una intervención larga, tenía que salir con una laringectomía total, vaciado cervical y, lógicamente, respirando por un tubo blanco que entraba en la tráquea por donde antes hubo la nuez de Adán.

Ya tenía una cierta experiencia en hacer “siestas” en quirófanos; y esta vez, aunque iba a ser algo más que una siesta, no sentía la menor preocupación. Confiaba plenamente en el Dr. Secades y en el equipo que él había preparado.

Me desperté en la UCI, donde pasé la noche, y al día siguiente me trasladaron a la habitación 626 en la que, pocos días después, empecé estos escritos.

Hoy, día de Navidad, tengo todavía secuelas y sé que durarán algún tiempo mientras se van paliando.

El Dr. Bonilla –que participó en la sesión de “corte y confección”–, al encontrarnos, hace unos meses en la sala de espera de Son Llàtzer, me dijo que me veía muy bien. Ante mis comentarios sobre lo que estaba teniendo, me dijo: «No te preocupes. Estás en una carrera de obstáculos y todavía tardarás en llegar al final». Hoy le puedo decir: «Alfonso, ya queda menos, creo que bastante menos. Y espero que los tres TAC (de tórax, cervical y craneal) que me van hacer en enero, transcurridos seis meses del final de la radioterapia, den resultados satisfactorios».

 
Powered by Life Type - Design by BalearWeb - Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS