Administrar

"Crónica de los avatares de mis cánceres y sus secuelas" (de laringe, de piel, de pulmón) y otros asuntos, y traducción de artículos de "Anotacions més o manco impertinents".

Post626 – El teclado

mirollull2 | 24 Julio, 2005 21:47

Más de dos semanas sin dar noticias, pues me pongo al teclado del ordenador lo menos posible. Y no porque esté mal. En mi situación, hay que considerar que estoy bien, y que las molestias que tengo en el cuello y los hombros son la consecuencia normal de la operación. Molestias que, después de ir disminuyendo con el paso del tiempo, se incrementaron por el “asado” –que en mi caso no ha sido excesivo– de la zona sometida a la radioterapia.

Un dolor agudo y reiterativo en el hombro izquierdo es el motivo de que rehuya el teclado. Y este dolor, que supongo que no será muy duradero, me sobrevino, juntamente con un dolor de cabeza lateral que ya va reduciendo su frecuencia, después de iniciar una tanda de sesiones de rehabilitación.

Con la rehabilitación –masaje y ejercicios–, por otra parte, se van mitigando tensiones y durezas musculares.

Sin embargo, no todo se resolverá en breve: el edema submentoniano, por ejemplo, requerirá todavía algunos meses.

En la próxima misiva, para quienes no lo saben, explicaré lo del “submentoniano”, que, por cierto, es un poco fastidioso.

Buscar las vueltas

mirollull2 | 24 Julio, 2005 21:23

Desde hace unos días, dos diarios locales –sobre todo uno– cuentan y no paran sobre las aventuras de los síndicos de cuentas por el territorio económico, según dicen escabroso y oscuro, del Consell de Mallorca.

Bueno, los titulares se refieren a Munar, a la cual los diarios, aprovechándose de los auditores públicos, buscan las vueltas, como si fuera una señora particular. Yo creo que tendrían que decir, como mínimo, la señora Munar; y todavía mejor, la “Molt Honorable Presidenta del Consell de Mallorca”.

A mí, estos asuntos, quizá por “deformación profesional”, me llaman la atención; no en balde, hace tiempo, en negocios industriales, fui Director de control económico y financiero.

Claro que en la empresa se tenían que salvaguardar el patrimonio de los accionistas y el buen rendimiento que del mismo se obtuviera; y por eso era lógico que se controlara la gestión tanto de los directivos y jefes de departamento como, también, del Consejo de Administración.

Sin embargo, en el caso del Consell o, mejor, de la señora Munar ¿quién tiene derecho a pedirle explicaciones? ¿No la dejamos mandar?; pues que lo haga a su gusto.

Si nos saltamos el principio, aunque menor, inicial de la democracia –el voto de la mayoría– en la elección de los gestores del caudal público, es una consecuencia normal que la condición esencial para la existencia de la democracia –el control de sus gestores– también sea sistemáticamente ignorado.

Por tanto, por mucho que insistan, los titulares y los escritos de estos días, muy pronto serán olvidados; el Muy Honorable Presidente del Gobierno Balear seguirá ofreciendo flores a la Muy Honorable Presidenta del Consejo de Mallorca; y el señor Inda, Director de El Mundo / El Día de Baleares, se quedará solo escribiendo diatribas como esta: «Catalina Cirer va camino de conseguir que honrado y eficaz no sean necesariamente palabras excluyentes. Hay un dato que apuntala mi tesis de que es trigo limpio: Munar la pone a parir.»

Post626 – La cánula

mirollull2 | 04 Julio, 2005 22:53

El estoma practicado en el cuello y su conexión con la tráquea deben cicatrizar adecuadamente y mantener su tamaño. Para ello, desde el primer momento de la intervención, se utiliza la cánula. La cánula, de la que existen varios tipos, es básicamente un tubo curvado con una pletina que se sitúa a la entrada del estoma, y que con unas cintas, o un medio similar, la sujeta en el cuello.
La cánula usada en la operación y tras la misma, que es extraída, limpiada y recolocada en las curas, tiene unas características propias y es de un material plástico específico.
Antes de la salida de la clínica, el modelo inicial de la cánula es sustituido por otro más sencillo, normalmente de dos tubos, de plata.
El juego completo tiene que limpiarse por lo menos una vez al día y el tubo interno, llamado fiola, tantas veces como sea necesario para Cánulasdesprender las mucosidades que en ellos se depositan o adhieren.
La cánula de plata se utiliza durante el tiempo que determine el cirujano, normalmente varios meses, para consolidar la forma y el tamaño del traqueostoma, y se va prescindiendo de ella durante períodos diarios progresivamente más largos hasta poder, salvo casos excepcionales, dejar de usarla totalmente.
Yo, actualmente, me la quito dos veces al día durante unas dos horas. Y al volver a ponérmela, en ocasiones todavía me produzco una ligera tos. Cosa que no se produce, la tos, en las revisiones médicas, si la cánula me la pone el doctor. Según él, cuando yo me la haya puestos tantas veces como él las ha puesto, tampoco me produciré tos.

 
Powered by Life Type - Design by BalearWeb - Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS