Administrar

"Crónica de los avatares de mis cánceres y sus secuelas" (de laringe, de piel, de pulmón) y otros asuntos, y traducción de artículos de "Anotacions més o manco impertinents".

47 días en la hab. 626

mirollull2 | 10 Abril, 2005 22:00

Si no cuento mal, habrán sido 47 días en la habitación 626. Como es lógico, no he llevado una vida normal; entre otras limitaciones, he tenido la de alimentarme por sonda y llevar una apretado vendaje en el cuello más de 40 días, y también han sido 45 días sin pisar la calle, aunque por la ventana pudiera ver salir el sol, llover, granizar y andar a la gente por la calle.

Estos dos últimos días, sí he pisado la calle: ayer para ir a ver el mar –me llevaron en coche, claro- y hoy para dar un paseo por los alrededores de la clínica.

Por otra parte, no he estado ni solo ni aislado; solamente callado, por no decir mudo, y siempre con un bolígrafo y un bloc a mano. Además de la compañía familiar, y de la atención de enfermería y médica, por medio del ordenador, he estado en comunicación con una lista de familiares y amigos; he podido terminar algún trabajillo y enviarlo por la red, y he mantenido activos mis dos “blocs”: “Anotacions més o manco impertinents” y “Aarón Ben Yusef”.

La adquisición del portátil, que hice para no estar sujeto a tener que trabajar siempre en la misma habitación donde tengo el equipo de mesa, y hasta pensando –por eso lo compré potente y con pantalla de 17”- en que llegara a sustituirlo, ¿fue por la premonición de que me sería muy útil y una gran ayuda y estímulo para estos 47 días de enclaustramiento?

Enclaustramiento que ya se acaba. Mañana regreso a casa. Puesto que ahora es ya casi media noche, aunque hay algunas cosas que conviene todavía contar, las voy a dejar para otro momento y aquí dejo hoy este artículo.

 
Powered by Life Type - Design by BalearWeb - Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS