Administrar

"Crónica de los avatares de mis cánceres y sus secuelas" (de laringe, de piel, de pulmón) y otros asuntos, y traducción de artículos de "Anotacions més o manco impertinents".

Nuestra Señora

mirollull2 | 07 Abril, 2005 13:22

Leo en la prensa que Nuestra Señora Doña María Antonia Munar no quiere que un tal Miquel Ramón Picó, por el mero hecho de haber aprobado unas oposiciones para acceder a la Jefatura del Servicio de Fiscalización del Área de Economía y Hacienda el 2 de julio de 2001, tenga en sus manos el control de las cuentas del Consell. Un señor, además, que es técnico superior en Gestión de Recursos Humanos; licenciado en Derecho; técnico especialista en Derecho Administrativo y Derecho Civil; y también profesor de la UNED. Un señor que, además, ha recurrido por la vía contencioso-administrativa, y la jueza ha sentenciado a su favor para que ocupe el puesto que le pertenece, en lugar de la funcionaria que Nuestra Señora, según su leal saber y entender y su buen criterio –es de suponer- nombró, después de aprobada la oposición por el pretendiente, para la función en litigio.

Leído lo cual, me planteo:

-¿Es lógico que todavía existan puestos ocupados por derecho de oposición, y ajustados a Ley, que puedan coartar o entorpecer las decisiones políticas, ni tan siquiera de quienes detentan el poder?

-¿Por qué un señor pretende acceder a un puesto por el mero hecho de cumplir unos requisitos legales y haber ganado una oposición?

-¿Por qué, para mayor incordio, se convocan oposiciones?

-¿No es suficiente que el control de las cuentas de Nuestra Señora sea refrendado por una persona de su confianza?

Si la misma Nuestra Señora está ocupando su puesto por puro chalaneo político, ¿vamos a meternos en asuntos menores?

Ya es hora de que nos demos cuenta o entendamos que eso del Estado de Derecho no quiere decir nada, nada por lo menos que se asemeje a lo que parece decir; y que unas simples normas basadas en el tal llamado Estado de Derecho, por mucho que lo digan los jueces, no tienen porqué entorpecer el hacer y decisiones de los políticos, y mucho menos los de Nuestra Señora.

 
Powered by Life Type - Design by BalearWeb - Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS